Yeryis Salas. 25 mayo
El presidente del partido, Carlos Avendaño, señaló que la agrupación recopila documentos para que el TSE resuelva sobre sus gastos restantes de la campaña del 2018. Foto: Carlos González / Agencia Ojo por Ojo.
El presidente del partido, Carlos Avendaño, señaló que la agrupación recopila documentos para que el TSE resuelva sobre sus gastos restantes de la campaña del 2018. Foto: Carlos González / Agencia Ojo por Ojo.

Los magistrados del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) rechazaron de plano un recurso de nulidad, interpuesto por el Partido Restauración Nacional (PRN), en contra de un estudio técnico que recomienda no reconocerle ¢611 millones de la deuda política del 2018 a esta agrupación.

La agrupación presentó un recurso de revocatoria e incidente de nulidad contra el informe DFPP-LP-PRN-11-2020, elaborado por el departamento de Financiamiento de Partidos Políticos (DFPP) del TSE, en el cual se analizó la liquidación presentada por Restauración.

Este partido liquidó cerca de ¢2.100 millones en gastos de campaña con el objetivo de obtener el reembolso estatal.

No obstante, el departamento de Financiamiento del TSE les recomendó a los magistrados rechazar el reconocimiento de ¢611 millones por dudas sobre la comprobación de los gastos.

En su recurso, el PRN alegó que el análisis de sus finanzas estuvo viciado. Además de alegar falta de fundamentación, el partido argumentó que, para la elaboración del informe, los técnicos no consultaron al partido ni a su fiduciario Cofin.

No obstante, el pasado 19 de mayo, el TSE resolvió que no existe evidencia alguna de que los documentos técnicos "sean producto de un procedimiento de revisión de gastos en el que se haya registrado alguna incorrección de orden procedimental”.

El Tribunal agregó que, contrario al reclamo restauracionista, la evaluación de gastos no requiere de la intervención de los partidos políticos.

“Por ello, aunque no existe impedimento para que el DFPP solicite información aclaratoria en cuanto a alguno de los gastos liquidados, ello no implica que esa práctica sea preceptiva en torno a todos los rubros objetados; menos aún que -en esa fase- deba otorgar audiencia al partido interesado para subsanar, completar o refutar las objeciones verificadas”, detalla la resolución 2733-E10-2020.

El presidente del PRN, Carlos Avendaño, señaló este lunes que “el resto de gastos está en la vía administrativa, en análisis y conocimiento del TSE".

"Sobre esto nos encontramos en el momento procesal administrativo recogiendo los insumos correspondientes para mejor resolver de los señores magistrados”, declaró.

En diciembre del 2019, trascendió que el PRN le cobró al TSE envío masivo de mensajes de texto, durante la segunda ronda, hasta 15 veces más caro que el costo de mercado.

Debido a este cobro por ¢126 millones, dentro de la revisión de la liquidación de gastos, el Departamento de Financiamiento de Partidos Políticos le pidió a Restauración explicar los detalles de ese cobro.

Rechazada prórroga de 90 días

El informe técnico sobre los gastos del PRN fue remitido el 22 de abril anterior a los magistrados del TSE por la dirección de Registro Electoral y Financiamiento de Partidos Políticos.

Dos días después, el 24 de abril, los magistrados le concedieron al partido ocho días hábiles, contados a partir del 4 de mayo, para pronunciarse sobre el estudio de la liquidación de gastos.

En el recurso presentado ante los magistrados, el PRN también pidió una prórroga de 90 días hábiles, adicionales a los ocho días hábiles originales, para pronunciarse sobre los resultados del informe.

A causa de la pandemia de coronavirus, el Tribunal había dispuesto suspender el vencimiento del plazo hasta el próximo 30 de mayo.

Ante esto, el TSE concluyó que Restauración pidió el aplazamiento de forma prematura, por lo que también rechazó esa solicitud.

La resolución final sobre la liquidación de gastos del PRN no ha sido tomada. El monto final lo deberán tomar los magistrados, en resolución debidamente fundada.

El informe del DFPP es un insumo y el partido político tiene derecho a manifestar su disconformidad con la recomendación vertida por los técnicos, así como aportar a los magistrados sus razonamientos y las pruebas que estime pertinentes.

Los técnicos, por su parte, después de analizar los gastos liquidados, pueden sugerir la aprobación del monto total solicitado, la autorización parcial de la cifra requerida (mientras que el resto se mantiene en revisión), el rechazo de la totalidad de los gastos o la aprobación de algunos de ellos.