Sofía Chinchilla C., Aarón Sequeira. 27 enero

El Partido Integración Nacional (PIN) no tramitó los permisos que requería para realizar su acto de cierre de campaña, el cual estaba programado para este sábado, a partir del mediodía, en Sabana Norte.

Esteban Durán, vocero del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), informó de que la autorización del órgano electoral no se solicitó en ningún momento y así se le recordó el viernes a la agrupación.

El artista costarricense Johnnyman se iba a presentar en el
El artista costarricense Johnnyman se iba a presentar en el "Festival Familiar" del PIN. Foto: Marcela Bertozzi.

La normativa electoral establece que, para que un partido pueda realizar todo tipo de actos proselitistas, antes debe haber tramitado el permiso correspondiente ante el TSE, para después solicitar el visto bueno a la municipalidad correspondiente.

La gestión debe hacerse con al menos diez días hábiles de antelación, explicó Durán. El trámite exige que se le informe al órgano electoral sobre la ubicación exacta, el tipo de actividad, la duración y otros detalles. Tal información puede remitirse a través de un formulario electrónico y enviarse al TSE.

En el caso de Integración Nacional, dijo el funcionario, tal requisito no se cumplió.

"En ese caso específico, no estaba ni siquiera solicitada como una actividad proselitista. El TSE le recordó a Juan Diego Castro que no lo había gestionado. No teníamos conocimiento de qué tan grande ni amplia iba a ser dicha actividad", dijo Durán.

En la actividad del PIN, que la agrupación denominó “Festival familiar”, se iba a contar con presentaciones de músicos como Johhnyman y Mekatelyu, la banda tropical La Solución y la Banda Chiqui Chiqui.

Sin embargo, el viernes por la noche, el equipo de comunicación del partido anunció que el acto había sido cancelado debido a que "la empresa encargada de la organización del evento incumplió con sus obligaciones legales, poniendo en peligro la seguridad y la salud de los asistentes".

Este medio consultó si tal incumplimiento se refiere a la gestión de los permisos que exige el TSE, pero la agrupación no precisó esa información.

Es más, la primera versión que dieron sobre la cancelación del acto era que el propio candidato, Juan Diego Castro, había decidido cancelar el acto "debido al alto costo que implica".

Minutos después de la primera versión, a través del chat de prensa de la campaña de Castro, se difundió un mensaje del aspirante presidencial, donde alegaron que "desafortunadamente la empresa encargada de la organización del evento incumplió con sus obligaciones legales".

"El trámite es muy simple, para cumplir con todos los requisitos del Código Electoral. Se pide y el TSE tiene diez días para hacer la revisión del lugar, verifica que no haya coincidencias con otro partido. Ese tipo de actividades se podrían haber solicitado desde setiembre, los partidos tuvieron mucho tiempo", señaló Durán.

El Tribunal tuvo conocimiento de que la agrupación de Juan Diego Castro planeaba realizar una actividad de cierre de campaña este sábado en el parqueo del antiguo Chicote, en Sabana Norte, luego de que una persona –Durán no especificó quién– hiciera una consulta al respecto.

De acuerdo con el funcionario, como la actividad nunca fue gestionada ante el Tribunal, el partido no está en riesgo de que se le impongan las multas que establece el Código Electoral por cancelar actividades ya previstas.