Sofía Chinchilla Cerdas, Aarón Sequeira. 27 febrero
Diputados liberacionistas denunciaron a la ministra Patricia Mora por haber participado, en febrero del 2019, en una asamblea del Frente Amplio. La jerarca alega que permaneció, solo unos minutos, en un homenaje a una dirigente fallecida. Foto: Agencia Ojo por Ojo.
Diputados liberacionistas denunciaron a la ministra Patricia Mora por haber participado, en febrero del 2019, en una asamblea del Frente Amplio. La jerarca alega que permaneció, solo unos minutos, en un homenaje a una dirigente fallecida. Foto: Agencia Ojo por Ojo.

La ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, renunció este jueves a su inmunidad luego de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) solicitara al Congreso quitarle ese fuero a la funcionaria para abrirle un proceso por beligerencia política.

Mora anunció su decisión minutos después de que la Sección Especializada del TSE comunicara haber solicitado la medida para investigarla por haber participado en una asamblea del Frente Amplio, en febrero del 2019.

Carlos Ricardo Benavides, presidente del Congreso, indicó a La Nación que el Directorio legislativo recibió este mismo jueves las comunicaciones del Tribunal y de la ministra.

Benavides indicó que, ante la decisión de la jerarca, ahora solo hace falta que ambos documentos se lean ante el plenario legislativo, sin necesidad de que los legisladores voten para despojar a Mora de su inmunidad.

Andrei Cambronero, letrado del Tribunal, indicó a La Nación que el levantamiento del fuero se gestionó tras concluir una investigación preliminar contra la jerarca.

Dicho procedimiento se abrió luego de que un grupo de diputados la denunciara, en febrero del 2019, por participar en una asamblea del partido Frente Amplio (FA).

Los procedimientos por beligerancia política se abren cuando existen indicios de que un funcionario público incurrió en algún tipo de participación política prohibida.

“Las denuncias concernientes a parcialidad política de los servidores del Estado en el ejercicio de sus cargos, o por la participación en actividades político-electorales de funcionarios públicos a quienes les esté prohibido ejercerlas, se formularán ante el TSE”, establece el artículo 265 del Código Electoral.

El artículo 146 del Código Electoral establece que los ministros del Gobierno, así como otros altos funcionarios públicos, tienen prohibido participar en actividades de agrupaciones políticas, así como asistir a clubes y reuniones de carácter partidario.

La sanción por transgredir esa norma, según el Código, es la destitución del cargo y la inhabilitación para ejercer puestos públicos por un periodo de entre dos y cuatro años.

En una publicación en Facebook, la ministra declaró que solo estuvo unos minutos en la asamblea del FA, en la que se realizó un homenaje póstumo a Marjorie Montes, extesorera del partido que había fallecido días atrás.

“Ofrecí unas palabras para manifestar mi pesar por la partida de quien fuera tesorera del Frente Amplio, y una vez pasado el minuto de silencio me retiré a las 10:25 a. m. (...). Dicho homenaje póstumo no se realizó en un club político, no tenía fines político-electorales, ni de adhesiones u ostentación electoral”, manifestó.

Patricia Mora fue presidenta del FA e incluso ocupó una curul legislativa en representación de esa agrupación, en el periodo 2014 - 2018.

El trámite

La Inspección Electoral realizó la investigación preliminar del caso y a partir de los hallazgos, recomendó solicitar el levantamiento de la inmunidad.

El criterio fue acogido y ejecutado por la Sección Especializada del TSE, la cual dirige procesos sancionatorios como los de beligerancia política y cancelación de credenciales.

En este momento, dicha sección es integrada por los magistrados suplentes Zetty María Bou, Mary Anne Mannix y Hugo Picado.

Si la Asamblea Legislativa levanta la inmunidad a la ministra, se abrirá el procedimiento contencioso electoral, el cual sería instruido por uno de los integrantes de la Sección Especializada.

El letrado Andrei Cambronero explicó que en esa etapa se hace la imputación de cargos y se le da oportunidad a la persona cuestionada de aportar pruebas de descargo, testigos y una declaración en una audiencia oral y privada.

Concluido este proceso, la Sección Especializada debe emitir una resolución que, en caso de ser recurrida, deberá ser traslada a conocimiento de los magistrados propietarios del Tribunal.

De acuerdo con Cambronero, esta es la primera ocasión en, al menos, cinco años en que el TSE solicita suspender la inmunidad de un miembro de un supremo poder para procesarlo por beligerancia.