Natasha Cambronero.   15 julio
La jefa del autodenominado bloque Nueva República, Carmen Chan Mora, llegó al Congreso con una curul de Restauración Nacional. Foto: Rafael Pacheco

Un informe del TSE señala que la actual jefa del bloque Nueva República, la diputada Carmen Chan Mora, y el exlegislador socialcristiano Gerardo Vargas Rojas, habrían movido dinero en efectivo en la zona sur de la campaña presidencial de Fabricio Alvarado.

Los flujos se habrían realizado al margen de los controles que permiten conocer el origen de los recursos, pues el Partido Restauración Nacional (PRN), del cual Alvarado era candidato, niega haber hecho pagos en efectivo.

En tales movimientos también habría participado el alcalde de Osa, Alberto Cole De León, representante del Partido Liberación Nacional (PLN), de previo a la segunda ronda electoral del 1.° de abril del 2018.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) llegó a esa conclusión luego de entrevistar a, al menos, cuatro presuntos proveedores del PRN, quienes relataron haber recibido o conocido de pagos en efectivo realizados por dirigentes de la campaña fabricista en Golfito, Palmar Norte, Coto Brus y Corredores.

El testimonio de esas personas es la base del informe DFPP-IE-D-PRN-001-2019, el cual ya está en manos de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción.

El documento es una ampliación de la denuncia que el Tribunal hizo hace un año, también ante el Ministerio Público, por el aparente uso de un “testaferro” para ocultar a los verdaderos donantes de varios viajes realizados por Alvarado en helicóptero, hecho que violaría el Código Electoral.

Además, forma parte de las pesquisas que el TSE realiza para esclarecer la posible existencia de una estructura paralela de financiación en la campaña del exaspirante de Restauración Nacional.

Gerardo Vargas y Alberto Cole negaron a La Nación haber movilizado recursos en favor de la campaña de Fabricio Alvarado. Por su parte, Carmen Chan no respondió las llamadas hechas a su teléfono celular, ni un mensaje enviado por WhatsApp.

Ver más!

En tanto, el diputado y presidente del PRN, Carlos Avendaño, insistió en que el partido no realizó pagos en efectivo durante la pasada campaña.

“Todos los movimientos oficiales se hicieron mediante gestiones bancarias, ya fuera que se pagara un cheque o una transferencia. Nosotros para efecto de pago no usamos efectivo. No se usó efectivo”, aseveró Avendaño.

‘Carmen Chan era ‘la generala’’

Débora Acuña Espinoza, vecina de Palmar Norte, relató al TSE que ella tenía conocimiento del flujo de dinero y que este era administrado por Jorge Quirós, a quien todos los testigos identificaron como el asesor personal de la hoy diputada fabricista Carmen Chan.

“Tengo mucho miedo de Carmen Chan, porque ella tiene mucho poder político. Ella me trató de obligar a recibir dineros de Jorge Quirós que él andaba en una gira de repartición de dineros por la zona sur”.

“(...) Carmen Chan era ‘la generala’, porque ella sabía todo, ella quería que uno realizara cosas que no eran correctas. Jorge Quirós llegó en segunda ronda, era el que se encargaba de entregar dinero, él empezó a decir qué se hacía y contaba con el respaldo de Carmen Chan”, contó Acuña.

Ella relató que, en una oportunidad, Chan le dijo que fuera a un supermercado para que Alberto Cole, alcalde Osa, le entregara ¢1 millón en efectivo y que ella se negó a recibirlo.

El exdiputado y expresidente del PUSC, Gerardo Vargas Rojas, asegura que su apoyo a Fabricio Alvarado en la segunda ronda electoral del 2018 se limitó a hacer proselitismo. Foto: Archivo
‘Decía que Fabricio era amigo de él’

La testigo también contó que el exdiputado y expresidente del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Gerardo Vargas, la visitó en su casa y le consultó si ella había recibido el dinero que él le habría enviado con Cole.

“Él (Vargas) me dijo ‘usted no sabe cómo se manejan estas cosas, le vamos a mandar una ayuda’. Yo le dije que no iba a recibir un dinero sin ningún respaldo como factura u otro. Gerardo me dijo que le había dejado dinero a Gabriel Villachica, él fue alcalde Osa (2003-2006)".

"También, me dijo que podría cancelar combustible, me trajo calcomanías y se repartieron. Decía que Fabricio era amigo de él”, contó Acuña y agregó: “Gerardo Vargas indicó que le iba a financiar la campaña en Puntarenas”.

Al respecto, el exlegislador indicó a La Nación que si bien él le dio la adhesión publica a Alvarado, su trabajo se limitó a hacer proselitismo y en alguna oportunidad, llevó banderas y otro material de propaganda, a la zona norte.

“Él (Fabricio Alvarado) era amigo, pero no, yo conozco muy bien el mecanismo para ayudar a un candidato y, si no me equivoco, no hay ningún reporte mío en el TSE. A la Unidad sí”.

“Básicamente, cuando en algún momento he ayudado a un partido político, ha sido al PUSC, que es mi partido. En la segunda ronda me limité a darle la adhesión a don Fabricio y a hablar con la gente las razones por las cuales no creía en la continuidad del PAC (Partido Acción Ciudadana) en el gobierno”, aseveró el socialcristiano.

Por su parte, el alcalde liberacionista Alberto Cole negó haber manejado dinero o haber trabajado en favor de Fabricio Alvarado, quien ahora milita y dirige el partido Nueva República, conformado mayoritariamente por disidentes de su antiguo grupo político.

“Yo no me recuerdo, es más, nunca lo habría hecho. Nunca le doné nada a un partido, ni tan siquiera a Liberación le doy, menos a otro partido. Solo fui a votar”, expresó Cole, quien reconoció que en una reunión en Heredia de alcaldes liberacionistas, él manifestó su simpatía por la candidatura de Alvarado.

‘Yo sé que se manejaron montos en efectivo’

Otra mujer, Elizabeth Piedra Sánchez, vecina de Golfito, dijo que ella sabía que se manejó recursos en efectivo en campaña y que, incluso, a ella le pagaron Chan y el exesposo de esta última, Paulo Rodríguez Herrera, a quien el TSE señala como el supuesto testaferro que habría simulado la donación de los viajes en helicóptero de Fabricio Alvarado.

Al mismo tiempo, relató que en la primera ronda ella se encargó de coordinar toda la campaña en Corredores, Coto Brus y Golfito, pero que para la segunda ronda fue relevada por Carmen Chan, quien en su lugar designó a Jorge Quirós y Gustavo Mayorga.

"Ellos ingresaron en la segunda ronda. Los trajo Carmen Chán, los presentó como sus colaboradores. Se debían canalizar con ellos cualquier coordinación o gestión en la zona, ella los presentó como la mano derecha.

“A mí me entregaron efectivo que se lo entregué a Kattia (no se especifica quién es), se cancelaron unos stickers, según me recuerdo, unos ¢40.000”. (...)

"Yo sé que se manejaron montos en efectivo, Jorge y Gustavo eran los que manejaban los dineros, yo tengo idea de que me cancelaron en efectivo, el dinero me lo dieron Pablo Rodríguez Herrera y Carmen Chan”, dijo Piedra.

‘No sé de dónde venía el dinero’

Por su parte, el dueño del hotel Oasis, en Coto Brus, Melvin Loría Jiménez, contó que a él lo contactaron el hoy diputado de Restauración Nacional, Melvin Nuñez, y Elizabeth Piedra, en la iglesia evangélica donde se congrega.

Agregó que a él le pagaron un dinero en efectivo y describió a Pablo Rodríguez como “el asesor financiero de Carmen Chan”.

“No sé de dónde venía el dinero, yo lo necesitaba para pagar los gastos del vehículo. Se me depositaron ¢100.000 en la cuenta de mi esposa (Juana Isela Gómez Rosales) y $180 en efectivo entregados por Carmen Chan, los cuales originalmente estaban en poder de Jorge Quirós”, declaró Loría.

En los auxiliares contables que Restauración Nacional entregó al TSE no aparece ningún pago hecho a Melvin Loría o a su esposa, a pesar de que, por ley, allí se deben consignar todos los gastos de campaña.

En las donaciones tampoco aparecen los prestamos que Loría hizo de su hotel y restaurante para almacenar material proselitista y realizar actividades partidarias. Las agrupaciones también tienen la obligación de reportar todas las contribuciones, en efectivo o en especie, al órgano electoral, de acuerdo con el Código Electoral.

“Yo puse el hotel y el restaurante para que recogieran banderas y stickers; funcionaba como un tipo de casa club sin serlo porque para eso se necesitaban permisos”.

“(...) No recibí ninguna ayuda económica, solamente hasta el final los gastos de mi automóvil. Mi relación fue de ayuda, me ofrecieron vender bonos pero no logramos realizarlo”, expresó Loría.

Un cuarto testimonio, de Kattia Valdivia Jiménez, quien es vecina de Corredores, señala a Jorge Quirós y Gustavo Mayorga como los coordinadores de la campaña de Fabricio Alvarado en Golfito y Corredores.

Quirós es el presidente de la sociedad anónima Inversiones Goldcafé, una de las dos empresas que realmente pagaron los viajes en helicóptero de Alvarado, aunque ante al TSE lo que se reportó fue una donación en especie de Paulo Rodríguez Herrera.

El Tribunal llegó a esa conclusión luego de recibir información del Área de Investigaciones Bancarias del Banco de Costa Rica (BCR), donde consta que, desde una cuenta de esa compañía, se hizo una de las dos transferencias SINPE con las que se cancelaron los servicios aéreos a la firma Heliservicios Aerobell.

Ese hecho iría en contra de la legislación electoral, la cual prohíbe la donación de personas jurídicas y extranjeras, e incluso las sanciona con penas de prisión de dos a cuatro años, al tiempo que establece multas económicas.