Política

Trump pone en aprietos a embajador de EE. UU. en Costa Rica, revela 'The New York Times'

San José

El presidente electo Donald Trump, conminó a embajadores de Estados Unidos a dejar sus cargos antes del 20 de enero, día en que él asumirá el poder, y entre ellos está el radicado en Costa Rica, Stafford Fitzgerald Haney, reveló este jueves el influyente diario The New York Times.

Haney, un empresario de Nueva Jersey que fue financista del Partido Demócrata, llegó a San José hace apenas año y medio, en junio del 2015, pero ahora tiene problemas para regresar de inmediato a su país porque sus cuatro hijos terminan el curso lectivo dentro de cinco meses.

Ante ello, el diplomático, al que su Gobierno le asigna una enorme residencia ubicada en Escazú, está en busca de una casa de alquiler en Costa Rica para trasladarse con toda su familia mientras sus niños concluyen las clases.

The New York Times informó de que "el embajador está moviéndose para encontrar pronto una casa o un apartamento debido a que su familia –que incluye a cuatro niños en edad escolar y a su esposa, quien ha estado batallando contra el cáncer– no tenga que mudarse a Estados Unidos cuando faltan solo cinco meses para el final del curso lectivo".

Algunos colegios privados costarricenses, que enseñan en español e inglés, tienen ajustado su calendario escolar al de Estados Unidos, por lo cual concluyen clases en junio. Este sería el caso de los hijos del embajador Haney.

El diario estadounidense menciona que en el mismo problema está el embajador de Estados Unidos en Praga (República Checa), Andrew Schapiro, quien también busca una vivienda dónde alojarse mientras sus hijos terminan las clases. Él, además, da una pelea en Chicago para que los menores puedan reintegrarse a medio periodo del calendario escolar, lo cual no está permitido.

En Bruselas, Bélgica, la embajadora Denise Bauer y en Ginebra, Suiza, la representante estadounidense ante Naciones Unidas, Pamela Hamamoto, también están procurando alquilar una vivienda pues deberán quedarse en esos países a la espera de la graduación colegial de sus hijas, en pocos meses, informó The New York Times.

La orden para que los embajadores nombrados por la administración de Barack Obama desalojen las embajadas la emitió el Departamento de Estado el 23 de diciembre, según dijo una fuente que el Times no reveló.

El periódico indica que normalmente, entre una transición de un gobierno del Partido Demócrata al Republicano, los gobernantes daban un tiempo para hacer los cambios de embajadores. Sin embargo, en el caso de Trump, aplica una política "dura" que pone fin a esta práctica, agregó la información con base en otra fuente que pidió no ser identificada.

Haney, quien tiene 47 años, presentó credenciales ante el presidente Luis Guillermo Solís el 8 de julio del 2015. Durante casi dos años antes de su llegada, no hubo embajador, pues aunque él fue designado por Obama desde el 2014, el Senado se retrasó en ratificar su nombramiento.

Según publicaciones en Internet, desde el 2008 él contribuyó con la campaña presidencial de Obama con $84.000, mientras que su esposa, Andrea Haney, con $192.000.

El embajador habla perfectamente el portugués, el hebreo y el español. De hecho, cuando se presentó ante los costarricenses, lo hizo de una manera peculiar: un video junto a su familia filmado en Costa Rica donde todos aparecían con la camisa roja de la selección de fútbol costarricense.

DEL ARCHIVO Nuevo embajador de Estados Unidos en Costa Rica se presenta al país con video

Armando Mayorga

Armando Mayorga

Ingresó a La Nación en 1986. En 1990 pasó a coordinar la sección Nacionales y en 1995 asumió una jefatura de información; desde 2010 es jefe de Redacción. Estudió en la UCR; en la U Latina obtuvo el bachillerato y en la Universidad de Barcelona, España, una maestría en Periodismo.