Juan Fernando Lara.   20 abril
Un aficionado saltó el año pasado durante el mes de junio en la Plaza Roja de Moscú vestido con la camiseta de su ídolo: el francés Zinedine Zidane. Fotografía: AFP

Este 25 de mayo entra en vigor un acuerdo entre los Gobiernos de la Federación de Rusia y de Costa Rica por el cual se elimina el requisito de visado para viajar a territorio ruso o a suelo tico.

A partir de ese día, costarricenses con destino a la Federación de Rusia no necesitarán esa formalidad migratoria y podrán permanecer allí hasta 90 días, a menos que tengan previsto ejercer alguna actividad laboral o comercial en ese país.

Así lo confirmó una nota de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa publicada este el jueves.

El acuerdo para la exención de los trámites de visado para visitas mutuas de ciudadanos rusos y ticos se había suscrito el 3 de mayo del 2018; casi un mes antes de iniciarse el Mundial de Futbol Rusia 2018 que organiza la FIFA.

De conformidad con ese comunicado ruso, ciudadanos de la Federación de Rusia con pasaportes válidos también pueden cruzar la frontera costarricense sin visado.

Eso sí, ciudadanos de uno u otro Estado con intención de residir en el otro país más de 90 días calendario o realizar actividades laborales o comerciales en el territorio, sí deben obtener una visa o permiso de residencia de acuerdo con su legislación.

El acuerdo supone una facilidad extra para viajes a Rusia; país que luego del Mundial de Rusia 2018 mejoró sus cifras de visitación turística.

Rusia presentó una fuerte recuperación de visitación turística en el 2018, luego de varios años de declive, según apunta la Organización Mundial de Turismo.

La entidad indica que el año pasado la demanda de viajes aumentó prácticamente desde todos los mercados de origen de Europa, alimentado por un crecimiento de visitantes de otras latitudes que ingresaban a través Europa.

La recuperación del mercado de pasajeros saliendo de Rusia, en particular, benefició muchos otros destinos europeos; precisa la Organización.

Más de 5 millones de turistas, incluidos 2,9 millones de extranjeros, visitaron ciudades rusas que albergaron los partidos de la Copa Mundial de la FIFA 2018, según fuentes oficiales citadas por la Agencia Rusa de Noticias (TASS).

Moscú vio el flujo turístico más pesado con 2,7 millones de excursionistas, mientras San Petersburgo recibió más de 600.000 y Sochi; sobre los 500.000.

Durante aquel torneo, al menos 2,9 millones de turistas extranjeros permanecieron en las 11 ciudades que albergaron partidos de la Copa Mundial.