Por: Gerardo Ruiz Ramón, Natasha Cambronero, Esteban Oviedo.   25 mayo
Mario Redondo, Carlos Avendaño y Fabricio Alvarado en el cierre de la campaña previa a la segunda ronda. Foto de: Diana Méndez.
Mario Redondo, Carlos Avendaño y Fabricio Alvarado en el cierre de la campaña previa a la segunda ronda. Foto de: Diana Méndez.

Líderes de la campaña de Restauración Nacional reaccionaron con sorpresa y enojo ante el hecho de que el comando de Fabricio Alvarado encargó las seis encuestas que la firma Opol Consultores divulgó en elmundo.cr , antes de la segunda ronda electoral, y no informó de ello al público.

La molestia obedece tanto a un tema de transparencia frente a la ciudadanía como a un reclamo sobre la forma en que se manejaron las contrataciones después de que el excandidato presidencial de Restauración pasó a la segunda vuelta, tras los primeros comicios del 4 de febrero.

(Video) La conexión Opol-Restauración Nacional

“Mi impresión era de que los estudios de Opol eran objetivos e imparciales (…). Yo estuve entre los que fueron engañados. Yo les creí, las creía serias", declaró el exdiputado Mario Redondo, uno de los asesores más cercanos a Fabricio Alvarado.

"Yo no sabía que las encuestas que hacía Opol eran a encargo específico del partido (Restauración). Yo creí en los resultados de las encuestas porque creí que la encuestadora estaba haciendo un trabajo objetivo, que era un trabajo hecho por la empresa por sí misma, y no pagado por el partido”, declaró el exlegislador de Alianza Demócrata Cristiana, quien apoyó a Restauración de cara a la segunda ronda que se dio el 1.° de abril.

La conexión entre Restauración y Opol se conoció luego de que la encuestadora le informó al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que el partido no le quería pagar ¢18 millones por las encuestas que le encargó el jefe de campaña de Fabricio Alvarado, Juan Carlos Campos.

Se trata de seis estudios divulgados entre febrero y marzo en los que el aspirante de Restauración siempre salió más de diez puntos porcentuales por encima del hoy presidente Carlos Alvarado, excandidato del Partido Acción Ciudadana (PAC).

Los resultados se publicaban en el medio digital elmundo.cr, empresa hermana de Opol Consultores, y de inmediato Fabricio Alvarado y los principales líderes de la campaña los replicaban. Sin embargo, nunca se informó de que estas encuestas se hacían por encargo de Restauración.

El exjefe de campaña, el organizador de conciertos Juan Carlos Campos, no ha respondido los mensajes de este medio para referirse al trato que hizo con Opol.

Juan Carlos Campos, exjefe de campaña de Fabricio Alvarado. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
Juan Carlos Campos, exjefe de campaña de Fabricio Alvarado. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

En tanto, líderes como Mario Redondo y el actual diputado Jonathan Prendas, aseguran que ellos desconocían la conexión.

“Tengo la impresión de que ni siquiera el candidato (Fabricio Alvarado) fue debidamente informado sobre la verdad real de los resultados de las encuestas, pues hasta el día antes de las elecciones, a él y a mí nos informaron de que íbamos por lo menos 10 puntos arriba del PAC”, recordó Redondo.

En tanto, el excandidato presidencial defendió la conexión entre su campaña y la encuestadora, con el argumento que de que eso es normal en la política. Según dijo, Opol reflejó un “trabajo serio”.

“El tema de contratar una empresa como esta me parece algo completamente normal, lo hicieron varios partidos políticos en campaña”, declaró Fabricio Alvarado por medio de un mensaje de WhatsApp a este medio.

Al consultársele por qué su equipo no advirtió de que había encargado las encuestas que divulgaba ese medio de comunicación, dijo que no comentaría más el tema.

En tanto, aclaró que él no participó en la contratación de la empresa. “Yo no formé parte de la estructura de contrataciones, ni tampoco de la estructura de pagos del partido”, dijo Alvarado.

No obstante, el presidente y diputado de Restauración Nacional, Carlos Avendaño, lamentó la actuación del comando de campaña.

Él asegura que el equipo de campaña de Fabricio Alvarado nunca le informó de que había encargado las seis encuestas que Opol Consultores divulgó, e insiste en que lo supo después de la segunda ronda del 1°. de abril.

"Nosotros supimos después de la campaña. Nunca llegó ese contrato a nuestras manos", declaró Avendaño.

Por eso, dice, no puede pagar el dinero que reclama la encuestadora: "Nosotros como administración tenemos que pagar lo que cumple los protocolos del TSE. Si venimos y lo pagamos con los fondos del partido, estamos cometiendo un ilícito porque pagamos un contrato inexistente".

"Son de las cosas que a uno le sorprenden, no son gratas, a mí estas cosas me parece lamentables porque si hubo un servicio, tenía que seguirse un protocolo para no inducir a la administración a un error. En este sentido, no pagarla", continuó.

Avendaño dijo que, pese a su desacuerdo con el tema administrativo, él considera normal que un partido contrate encuestas.

"En el caso mío, yo recuerdo que todo el mundo estaba hablando de las encuestas de Opol, que cada viernes estábamos a la expectativa de cuando salían los resultados. Entre todo ese espectro, uno no está pensando si viene de aquí o viene de allá, si es pagada o no es pagada, o por quién. Yo tengo el reporte de que seis o siete partidos usaron los insumos de Opol, pagados. Lo que yo lamento es que no se haya seguido el procedimiento porque, si se hubiese seguido, no estaríamos hablando de nada de esto".