Natasha Cambronero. 27 julio, 2016
Guillermo Azofeifa fue nombrado secretario general de Siprocimeca en abril del 2015.
Guillermo Azofeifa fue nombrado secretario general de Siprocimeca en abril del 2015.

El secretario General del Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas (Siprocimeca), Guillermo Azofeifa, alega que hubo una equivocación en la edición de los videos que su organización lanzó para atacar a los diputados, en los cuales se fundamentaban en dos mentiras. Por un lado, dijeron que los diputados se pensionan en solo cuatro años y, por otro, que para ser congresista es requisito ser sociópata. Según él, la equivocación fue culpa de la periodista de la organización y de la agencia de publicidad que se contrató para producir los dos cortos.

A continuación la entrevista completa que Azofeifa concedió ayer martes a La Nación:

-¿Por qué se hicieron esos videos?

Por decisión del CEN, que es el Comité Ejecutivo Nacional (de Siprocimeca), por mayoría casi absoluta pensamos que había cumplido su ciclo de la propaganda y estamos preparando otra. Se quitó debido a que hay un nuevo proyecto, la constituyente, para cambiar la Constitución de Costa Rica y allí uno de los puntos define que el diputado tiene que tener mayoría de edad, ser costarricense por nacimiento y que tenga una maestría. Entonces dijimos 'si ya está el proyecto en la Comisión de Jurídicos...', porque en realidad lo que le falta a este país es una Asamblea Legislativa educada, que sepa de cosas, porque a veces votan proyectos que ni se los leen.

Ese fue el asunto, ahora bien, ¿por qué hicimos la propaganda? Nosotros pertenecemos al Bloque Unitario Sindical (Bussco) y ahí cada sindicato que lo conformamos aporta videos, aporta ideas. Nosotros sacamos algunos, la Unión Médica otros y los sindicatos de trabajadores también hacen lo suyo. Tienen algún impacto y luego se decide, pues, que ya no salgan más, aunque usted sabe que por la redes sociales corre todo eso.

(Video) Videos en los que Siprocimeca utilizó mentiras para atacar a por diputados

-¿Estuvo muy poquito tiempo arriba?

Estuvieron un mes, ahí quedan algunos y se van a sacar otros.

-¿Cuándo se tomó el acuerdo?

El viernes pasado, o el viernes anterior, no recuerdo muy bien, se decidió eliminarlos del Facebook de Siprocimeca aunque nosotros sabemos que eso sigue circulando, verdad.

-¿Esos videos son respaldados por Bussco?

Son pagados por Siprocimeca, desde luego que se analizaron en Bussco, pero la decisión de hacerlos y la decisión de desaparecerlos, no, esa no es la palabra, de dar por terminada la propaganda, fue de Siprocimeca.

-En los videos se dice que un diputado recibe una pensión de ¢4 millones con solo cuatro años de labor, eso no lo dice ninguna ley, ¿por qué se usó ese argumento en los videos?

Sí, a veces los que editan los videos se equivocan. Nosotros hemos investigado y nos hemos damos cuenta que los diputados se pensionan igual que cualquier trabajador.

-¿Pero ustedes no corroboran el contenido de la propaganda que están pagando?

Esa ley fue hecha hace 20 años. Es que… cómo explicar… ese fue uno de los asuntos que se discutió en junta directiva y por eso y otras cosas, los anuncios fueron quitados.

-¿Por qué se estaba faltando a la verdad?

Pues yo no sé, verdad, la ley estaba hace 20 años.

-Pero actualmente no está vigente, sería tratar de engañar a la población con la ley que no está vigente…

Bueno, si por eso nos guiáramos también los diputados han dicho muchas cosas falsas del sector salud, que los médicos tenemos la culpa de la crisis que tiene la Caja, que en primer lugar, no hay crisis y, en segundo lugar, la culpa la tiene la administración, la gerencia, la junta directiva, las políticas mismas de la Caja y algunos de los diputados.

-¿Entonces si los diputados faltan a la verdad, ustedes también pueden faltar a la verdad?

No, no, para nada, simplemente fue una decisión que se dio en junta directiva de Siprocimeca y usted sabe que nosotros tenemos una periodista que es en quien nosotros confiamos y toda la cosa…

-Le reitero, ¿ustedes no revisaron el contenido de esos anuncios antes de publicarlos? ¿No es lo mismo que usted le cuestiona a los diputados, que aprueban proyectos de ley sin leerlos?

Nosotros lo que esperamos, de ahora en adelante, es defender nuestros derechos de una forma que no vaya a herir susceptibilidades, a no ofender, y esperamos que sea recíproco.

-También se alega que para ser diputado hay que ser sociópata, eso tampoco lo dice ninguna ley…

(Risas) No, no, eso no lo dice, eso quizás fue una de las cosas de por qué se eliminó.

-¿Reconocen entonces que se equivocaron con el contenido de esos anuncios?

Ehhh no, no todos pensamos igual, algunos votan a favor, algunos en contra, como le digo, hay una colega suya, una periodista, nosotros confiamos en ella plenamente de lo que se va a publicar. Tal vez sean las agencias de publicidad o alguna cosa, pero nosotros, al menos yo, y sé que todos mis compañeros respetamos a la honorable Asamblea Legislativa, no hemos estado en las barras ofendiendo, ni mucho menos, son otros sindicatos.

-¿Fue por unanimidad que se decidió quitar los anuncios?

Prácticamente sí, fue por decisión mía y luego yo lo llevé a junta directiva.

-¿Por qué usted alegó que se tenían que quitar?

No es nuestra política el ofender a nadie, por ejemplo, yo soy médico y decirle sociópata a alguien, aunque no es específico, sino en general, no es correcto.

Sintetizando es lo siguiente: así como se aprobó, así se quitó, todo por un acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional. Vendrán otros videos y toda la cosa, no es nuestra intención transgredir a la Asamblea Legislativa como primer poder de la República, pero digamos decirle yo que nos equivocamos, tampoco lo puedo aceptar porque tal vez otros compañeros míos pueden pensar lo contrario.

-¿Se vale utilizar argumentos que no sean ciertos en este tipo de campañas?

Desde luego que no y espero también que la Asamblea Legislativa no mienta, como el señor Mario Redondo, sobre todo, que se digan cosas que sean ciertas, no que se nos eche la culpa de la crisis de la Caja, ni del país, ni de la crisis del sector público.