Política

Rodrigo Arias pide aplicación correcta de Ley de Empleo Público y cuidar la regla fiscal

Si bien las cifras fiscales han mejorado, el problema de las finanzas públicas todavía no se ha resuelto, concluyó el presidente de la Asamblea Legislativa, Rodrigo Arias. Por ello, recomendó al Poder Ejecutivo mantener la disciplina fiscal mediante una correcta aplicación de la Ley de Empleo Público que generar ahorros en el pago de remuneraciones, así como un control estricto de la regla fiscal.

Así lo planteó Arias durante una entrevista con el programa de radio Hablando Claro, de la periodista Vilma Ibarra, de Radio Columbia. De esa forma, dijo el presidente legislativo, se podría mejorar el superávit primario que, en marzo anterior, alcanzó el 0,85% (¢361.762 millones) del producto interno bruto (PIB) y, en consecuencia, cambiar la trayectoria de la deuda pública.

“Aquí es donde estará la prueba de fuego porque yo, que estoy en la Asamblea, escucho a mis compañeros por todos lados cuando dicen ‘esta institución no debe estar sujeta a la regla fiscal, esta otra tiene ingresos propios y no debe estar sujeta a en regla fiscal’”, planteó el jerarca sobre la norma que contiene el crecimiento del gasto público.

En su intercambio sobre el tema con los diputados, Arias les ha recomendado ver el panorama completo sobre el cumplimiento de la regla y no solo desde el punto de vista de la institución que quieren excluir. “Desgraciadamente, si se hace una apertura por aquí, otra apertura por acá, otra excepción acá, otra excepción allá, al final se va a romper todo esto y si se rompe, las consecuencias serán gravísimas”, dijo Arias.

“Si todo se rompe, llegamos a tener un tipo de cambio que va a empobrecer a Costa Rica, porque cuando la devaluación se hace grande y es producto de un shock económico, lo que genera es empobrecimiento”, machacó.

La Contraloría General reveló que el Gobierno Central incumplió la regla fiscal del 2021 al sobrepasar el límite de gasto en ¢161.000 millones. La estimación incluye la ejecución de todas las entidades cubiertas por el Presupuesto Nacional.

Para el 2021, la regla fiscal estableció que el gasto público no podía crecer en más de un 4,13%.

Sobre la Ley de Empleo Público que implementaría un salario global en el Estado, la cual entraría a regir el próximo año, Arias mostró preocupación sobre las intenciones del Gobierno de revisar con sectores el contenido.

“No sé es si esa revisión es vía legislativa o si la quieren hacer vía reglamentación. Pueda ser que, a lo mejor, los cambios que quieran hacer puedan hacerlos vía reglamento. En todo caso, hay que tener mucho cuidado porque, aunque se le haga un ajuste a empleo público, no pueden ser reformas que afecten el aspecto estructural.

“Y el aspecto estructural de empleo público es para los pluses que existen en el sector publico. De manera que cualquier nuevo funcionario que ingrese (cuando la legislación se aplique), ingresa en una nueva condición laboral y, por supuesto, es una ley que en un Estado de derecho garantiza los derechos adquiridos. Nadie le va a decir a usted (como funcionario que) ‘le vamos a quitar el salario”, detalló.

A través del salario global, la ley eliminaría los pluses salariales que aumentan el gasto en remuneraciones públicas. El Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplán) estimó el ahorro con el cambio de sistema en 1,04% del producto interno bruto (PIB) anual (¢445.000 millones de acuerdo con el tamaño de la economía del 2022) , por los próximos diez años.

Arias consideró que es distinto discutir si cierta institución autónoma u otro poder del Estado debe estar fuera de la rectoría de Mideplán. “Son cosas más, digamos, de jurisdicciones, pero que no deben afectar el fondo de la ley”, sentenció.

“Y en la regla fiscal, la regla fiscal no le puede caer bien a nadie, porque la regla fiscal es sencillamente ponerse en cintura para no gastar más de cierto porcentaje total para todo el sector público. Cuando escucho que una institución no debe entrar en la regla fiscal por tener, entre comillas, ingresos propios que no salen de la caja de Hacienda, digo que aquí se está actuando para todo el sector público y lo que se está evaluando no son los ingresos, sino el gasto”, añadió.

Arias se refirió al tema fiscal al momento de diferir con las declaraciones del presidente Rodrigo Chaves, quien este martes, durante su participación en el Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza, señaló que Costa Rica ha tenido un “deterioro importante”.

El mandatario subrayó que hay demasiada contaminación en los ríos y que se sobreinvirtió en la generación eléctrica, sobre todo a partir de combustibles fósiles. Añadió que existe un desorden fiscal y que el sistema tributario, en vez de mejorar la distribución de la riqueza, la empeora.

“Yo veo las cosas diferentes. Costa Rica es un país que, gracias a Dios por las cosas que hemos hecho, estamos hoy en día en una posición sólida y privilegiada en muchos campos”, aseveró.

En esa línea, Arias resaltó la estabilidad macroeconómica mantenida por el Gobierno, y que el país aún recibe mucha inversión privada que ayuda a que el cambio del dólar no se dispare mucho más,- “Y Costa Rica es un país de paz. ¿Qué más garantía que eso?”, se preguntó.

“Lógicamente el país tiene grandes problemas, eso no podemos ocultarlo, pero son problemas más concretos”, añadió. De estos, citó que la pandemia sigue siendo un flanco abierto.

“La crisis sanitaria todavía no se ha resuelto, desgraciadamente. Todos quisiéramos que la covid fuera un mal recuerdo, pero con sus nuevas variantes sigue afectando cada día. En esta quinta ola hay más costarricenses que sufren la enfermedad, que van al hospital y no sabemos hasta dónde llegará esa ola. Ahí tenemos un frente abierto que es el frente de salud y ese frente de salud genera un problema social muy grande, porque mucha gente no puede salir y no todos reciben los ingresos por correo. Si no salen, no trabajan. Y si no trabajan, no reciben los ingresos. Es un círculo vicioso terrible para las familias más humildes que tengan la enfermedad”, lamentó el jerarca.

Otro de los problemas del país es en materia fiscal, el cual no se ha resuelto, según resaltó.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.