Por: Sofía Chinchilla C..   17 abril
La Asamblea Nacional del PLN es el órgano encargado de aprobar o rechazar todas las propuestas de cambios al estatuto. Foto: Mayela López.
La Asamblea Nacional del PLN es el órgano encargado de aprobar o rechazar todas las propuestas de cambios al estatuto. Foto: Mayela López.

¿Debe el PLN abandonar las convenciones abiertas? ¿Debe reducir el tamaño de su Asamblea Nacional? ¿Debe darle más importancia a los sectores que a las representaciones cantonales? ¿Debe redefinir su posición ideológica? ¿Debe permitir la postulación de personas que no son militantes del partido?

Esas son preguntas que dirigentes de Liberación Nacional (PLN) se hacen tras la segunda derrota consecutiva que sufre el partido en las urnas. Y empiezan a surgir propuestas para adaptar la agrupación política a los tiempos y devolverle la fuerza electoral que ha perdido en los últimos años.

(Video) ¿Qué pasa en el PLN tras la derrota?

Según informó el secretario general de la agrupación política, Fernando Zamora, el Comité Ejecutivo decidió acuerpar la idea que tuvo un grupo de dirigentes de conformar una comisión de reforma al Estatuto del PLN, gestada desde las bases del partido.

Liberación quedó fuera de la segunda ronda de este año tras obtener solo un 18% de los votos emitidos el 1.° de abril, el peor resultado de su historia. En el 2014, había obtenido el 29% en primera ronda y el 22% en la segunda.

Si bien Liberación ya tenía en camino una reforma destinada a separar las asambleas de movimientos de las distritales, varios grupos que venían trabajando informalmente tienen interés en que, de una vez, se tomen en cuenta sus propias propuestas de cambio.

Estas son algunas de las propuestas que empiezan a surgir:

Reducir la Asamblea Nacional

“Es necesario revisar estructuras partidarias y estatutarias para ver qué es lo que no está adaptado a los tiempos", dijo Albis González, presidente del Tribunal Interno del PLN.

Según explicó, la Asamblea Nacional consta de 138 delegados y el máximo que permite el Código Electoral son 139, por lo que cree que es hora de hacerla más pequeña.

"Creemos que, más bien, una Asamblea Nacional como órgano final pudiese tener una especie de órgano adscrito que sería esa Asamblea Nacional Plenaria, pero que no tuviese ninguna otra función que ser deliberativa y no decisoria", señaló González.

"Se hablaba de la gran maquinaria electoral del PLN, que realmente hoy por hoy me parece que está más relacionada con una organización muy grande que le está costando llegar al electorado en general". Albis González, presidente del TEI
Alvis González junto al diputado Rolando González (sentado). Foto: Luis Navarro
Alvis González junto al diputado Rolando González (sentado). Foto: Luis Navarro
Abandonar las convenciones abiertas

El presidente del TEI propone, además, abandonar la realización de convenciones abiertas para elegir a sus candidatos.

"Una convención abierta genera un desgaste bastante importante, tanto económico como físico y estructural, para obtener un resultado que finalmente nos va a dar siempre una posición muy similar en cuanto al electorado, dado que, a pesar de que somos el partido más grande, yo diría que el encantamiento del electorado pasa hoy por hoy por otros tamices", consideró González.

González también respalda la idea de que se separen las fechas de las distintas elecciones internas.

Restringir la designación de diputados nacionales

El presidente del TEI también ve necesario que se reformen las potestades de los candidatos presidenciales para elegir a sus diputados nacionales.

Actualmente, el estatuto interno le permite al aspirante de cada elección a elegir cuatro candidatos a diputación por San José. En opinión de González, ese número puede mantenerse, pero las plazas deberían distribuirse mejor entre las provincias.

Su propuesta es que no se puedan designar más de dos en la capital, y que las otras se tengan que distribuir en provincias distintas, no necesariamente en los primeros lugares de las papeletas, para darle un mayor margen de acción a las dirigencias locales.

Para González, si Liberación se resiste a cambiar la forma de elegir a sus líderes y candidatos, el partido se quedará sumido en un "mar de pujas internas”, que le traerán al partido más reveses electorales.

"Todo lo que se haga tiene que ser para mejorar fundamentalmente el mensaje, el llegado al electorado desde el punto de vista de la verdadera posición ideológica del partido, para convencer o reconvencer de que Liberación es la mejor opción. Eso, todo, va a ganar elecciones", dijo González.

Más peso a los sectores

Según dijo Fernando Zamora en el video en el que anunció la constitución del grupo de trabajo, el asesor parlamentario y miembro del directorio político Óscar Izquierdo es otros de los líderes del proceso.

Izquierdo confirmó que se le encomendó la tarea de elaborar una propuesta preliminar, a partir de aportes propios y de consulta a las bases del partido.

“Yo pienso que el electorado nos ha hecho diferentes llamados de atención, y obedecen a que Liberación se ha ido alejando de los principios que le dieron origen, y me parece que el PAC, particularmente, ha ido asumiendo las banderas históricas de Liberación”. Óscar Izquierdo, asesor liberacionista

Entre los primeros cambios que deberían hacerse, dice, él propone dar un mayor espacio a los sectores, pues considera que estos podrían representar mejor las distintas poblaciones a las que debe representar el partido.

"Los estatutos que tenemos obedecen a una estructura y a una estrategia de una estructura muy territorializada (por territorios), y hoy por hoy ya eso no funciona así. Me parece que hay más en el tema de sectores, que son mucho más representativos que lo territorial", señaló Izquierdo.

El asesor parlamentario también es crítico de que su partido, tradicionalmente, solo le permita participar a las personas que militan formalmente en las estructuras partidarias.

"A la mayoría de la gente no le interesa participar en esas estructuras, y a esa gente hay que escucharla también", manifestó izquierdo".

Piden definición ideológica

Zamora también señaló al exministro Carlos Roverssi como uno de los “líderes” de la iniciativa.

Roverssi, no obstante, dice que el trabajo no ha alcanzado tal formalidad y que, por el momento, se trata de conversaciones informales y pide, antes de un estatuto renovado, que Liberación se defina a sí mismo y que defina sus objetivos.

“Falta una definición clara primero de cuál es el partido que queremos, si es volver a la socialdemocracia, si es tener un partido más liberal, si es tener un partido más tirado hacia la derecha… No sé, es una discusión que el partido tendrá que definir en su momento. Primero tiene uno la idea, el plan, la concepción y después define qué tipo de estructura se requiere”, dijo Roverssi.

Carlos Roverssi, ex vicecanciller de la República.
Carlos Roverssi, ex vicecanciller de la República.

Izquierdo coincide: “Me parece que el tema ideológico, o la ruta que debe tomar el partido en torno a los problemas nacionales es la esencia de lo que Liberación debe de empezar a rescatar. Me parece que el partido se ha desviado un poco de esa definición de qué es realmente lo que queremos como país, por encima del tema de los estatutos”.

Zamora, al contrario, cree que lo ideológico quedó definido en un trabajo que se realizó hace dos años con las bases partidarias.

“Yo creo que los que están planteando algo nuevo, primero que se sienten a estudiar y a revisar lo que el liberacionista planteó hace apenas año y medio”, manifestó Zamora.

De acuerdo con el secretario del PLN, el análisis completo de reformas podría estar terminado antes de octubre. La propuesta que se constituya deberá aprobarla la Asamblea Nacional del partido.

Mientras tanto, un grupo de delegados se organiza para poner en marcha el proceso cuanto antes. Carolina Delgado, presidenta nacional del Movimiento de Mujeres, informó de que el próximo jueves presentará una autoconvocatoria para mayo, respaldada por al menos 35 delegados.

La propuesta de la exdiputada es que, en la primera asamblea, se definan comisiones de trabajo temáticas y que, en unas tres sesiones a lo largo del año, se voten las propuestas de reforma. Según dijo, además de las iniciativas para cambiar algunas elecciones de fecha, su movimiento propondría algunas reformas al código de ética.