Natasha Cambronero. 20 diciembre, 2017

La Procuraduría General de la República se sumará como querellante a la acusación que presentó la Fiscalía General contra nueve exdirigentes del PLN, por una aparente estafa en perjuicio del TSE, en las elecciones del 2010.

El abogado del Estado tiene tiempo hasta el 17 de enero del 2018 para presentar la querella con la sustentación jurídica, en aras de resarcir el daño civil ocasionado a las arcas públicas.

Así lo confirmó la tarde de este miércoles la oficina de prensa de la Procuraduría, en un correo electrónico, tras una consulta de La Nación.

Además de un presunto delito de estafa mayor, la Fiscalía también atribuye supuestas infracciones al Código Electoral y falsificación de documentos que la ley equipara como documentación pública.

Los delitos se habrían cometido en perjuicio del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) cuando Liberación Nacional (PLN) le cobró ¢17 millones por contratos de alquiler de vehículos, que según el Ministerio Público eran falsos, en la organización del cantón central de San José en las elecciones del 2010.

Los acusados son el exdiputado Óscar Alfaro Zamora (2010-2014) y el exrepresentante de Costa Rica ante el BCIE, Jorge Wálter Bolaños Rojas, quienes ocuparon cargos en la organización de la campaña de la ahora expresidenta Laura Chinchilla Miranda. Bolaños era tesorero de la agrupación verdiblanca.

Oscar Alfaro, tesorero del PLN.
Oscar Alfaro, tesorero del PLN.

El pasado 14 de diciembre también fueron denunciadas otras seis personas de apellidos Calderón Mayorga, Pol Araya, Rodríguez Rojas, Abarca Meléndez, Vargas Rojas y Chaves Rodríguez.

Aunque en mayo del 2012 el TSE denunció ante la Fiscalía General a 90 dirigentes del PLN por cobrar contratos de transporte supuestamente falsos, al final la acusación se redujo únicamente a ¢17 millones por hechos ocurridos en el cantón central de San José.

La fiscal auxiliar Diana Hernández acusó a los nueve imputados luego de que la fiscal general, Emilia Navas, le ordenara concluir las pesquisas a más tardar el 1.° diciembre anterior, dado que el caso tenía más de cinco años de estar en investigación.