Sofía Chinchilla C.. 13 marzo

Pese al optimismo del Gobierno, el presidente de la Asamblea Legislativa, Gonzalo Ramírez, duda que el proyecto de Fortalecimiento de Finanzas Públicas pueda recibir el primer debate antes de que cambie la conformación del Congreso.

El diputado de Renovación Costarricense señaló este martes que la posibilidad de votar el plan del Gobierno, que transformaría el impuesto de ventas en un impuesto al valor agregado (IVA), depende de la cantidad de mociones que se presenten al proyecto, y que es posible que tengan que dejarle ese trámite a los próximos legisladores.

"Depende de la cantidad de mociones y reiteraciones que se hagan, posiblemente a esta Asamblea Legislativa le quede nada más el trabajo fuerte de haber construido un expediente para darle votación casi que al final, o posiblemente no darle votación y que sea la próxima Asamblea Legislativa la que tenga que darle votación en primer y segundo debate", dijo Ramírez.

El presidente legislativo y diputados de casi todas las fracciones finalmente se reunieron la mañana de este martes con el presidente de la República Luis Guillermo Solís, luego de varios intentos infructuosos de los legisladores para que el mandatario los recibiera.

Al finalizar el encuentro, Sergio Alfaro, ministro de la presidencia, dijo que se discutieron "los tiempos y movimientos" que enfrenta el proyecto de ley que promueve Casa Presidencial.

Diputados de casi todas las fracciones se reunieron la mañana de este martes con el presidente Luis Guillermo Solís, en Casa Presidencial. Al terminar el encuentro, quien dio declaraciones por parte del Ejecutivo fue el ministro de la presidencia, Sergio Alfaro. Foto: José Cordero.
Diputados de casi todas las fracciones se reunieron la mañana de este martes con el presidente Luis Guillermo Solís, en Casa Presidencial. Al terminar el encuentro, quien dio declaraciones por parte del Ejecutivo fue el ministro de la presidencia, Sergio Alfaro. Foto: José Cordero.

"Creemos y somos optimistas en que habrá tiempo para que el proyecto se apruebe en el primer debate dentro de esta legislatura y creemos que las señoras y señores se han tomado esto de la forma más seria y más responsable posible", dijo Alfaro.

No obstante, Ramírez prefiere ser más cauteloso, pues aún no se sabe cuántas mociones presentarán los diputados en el plazo establecido por el procedimiento de vía rápida, con el que la semana antepasada acordaron tramitar el expediente 20.580.

"Si la cantidad de mociones no es importante y algunos compañeros y compañeras que presentan mociones no hablan en todas las ocasiones y no reiteran todas las mociones, que eso ya dependerá de la voluntad de las señorías, pues puede ser que sí votemos en un primer debate al filo del 30 de abril el tema fiscal", señaló Ramírez.

La posibilidad de que haya muchas mociones, así como la demora en la instalación de la comisión dictaminadora, son dos motivos por los cuales también Natalia Díaz, jefa de fracción del Movimiento Libertario, considera "complicado", que el plan de fortalecimiento se vote antes del 1.° de abril.

La jefa de fracción del Libertario también dijo que, aunque no hay ninguna posibilidad de que su fracción vote a favor del proyecto, ella planea presentar mociones para que en la iniciativa se amplíe la contención de los pluses salariales del sector público y se promueva la reactivación económica.

"Si esos dos temas se incluyen, podemos valorar qué podemos hacer con las demás mociones", manifestó Díaz.

Óscar López, el único diputado del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), dijo que en la reunión él también le dijo a Solís que no cree que el proyecto sea políticamente viable, por mezclar temas fiscales con otros de empleo público.

Una percepción distinta es la de William Alvarado, jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), para quien no deberían existir motivos que cambien el plan de proceder con el primer debate en esta legislatura.

"Habrá un tiempo determinado donde se discutan las mociones y se sometan a votación una por una, entonces eso no tendría por qué tomar más tiempo, no todas las mociones van a poder ser reiteradas, se reiteran hasta donde da", apuntó Alvarado.

La comisión, instalada la noche del lunes, deberá dictaminar el proyecto en tres semanas. Vencido ese plazo, se desecharán todas las mociones no discutidas. Cuando el proyecto pase al plenario, las mociones de fondo se recibirán únicamente en las dos primeras sesiones de discusión del proyecto.

Alfaro aseguró que, incluso si no se logra dejar el proyecto aprobado antes del cambio aprobado, no podría considerarse que el Gobierno y los diputados fracasaron en lograr sacar adelante la agenda fiscal.

"De ninguna forma podemos considerar que esta Asamblea ha fracasado con el tema fiscal, tenemos el tema más complicado de todos que es el balance de ingresos y gastos, pero ha habido una aprobación de proyectos importantes en temas fiscales y en paralelo del 20.580", expresó el ministro de la Presidencia.

Petición de los diputados a Casa Presidencial

Aunque la discusión sobre el expediente estuvo sobre la mesa durante el encuentro de este martes, la agenda de esa reunión la acaparó la solicitud de los diputados para que el Ejecutivo promueva la agilización del trámite de un listado de proyectos de ley que ellos quisieran dejar aprobados antes de que su nombramiento termine.

Ramírez le presentó al presidente una lista que reúne los 83 proyectos que las distintas fracciones pidieron aprobar.

En teoría, son proyectos de "fácil tramitación", pues supuestamente no deberían encontrar mayor oposición para ser aprobados.

De acuerdo con Alvarado, el mandatario se mostró anuente a impulsar varias de esas iniciativas en los días que quedan, aunque en su opinión, el Congreso debería enfocarse en "cuidar" la vía rápida al proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas.