Aarón Sequeira. 2 marzo
Michelle Chinchilla, fiscal; Marco Cercone, subtesorero; Paulina Ramírez, tesorera; Guillermo Constenla, presidente; Gustavo Viales, secretario general; Kathia Rivera, vicepresidenta, y Karen Porras, subsecretaria general, son las nuevas autoridades ejecutivas del PLN. Foto: José Cordero
Michelle Chinchilla, fiscal; Marco Cercone, subtesorero; Paulina Ramírez, tesorera; Guillermo Constenla, presidente; Gustavo Viales, secretario general; Kathia Rivera, vicepresidenta, y Karen Porras, subsecretaria general, son las nuevas autoridades ejecutivas del PLN. Foto: José Cordero

Guillermo Constenla, nuevo presidente del Comité Ejecutivo del Partido Liberación Nacional (PLN), reconoció este sábado que la agrupación ha cometido muchos errores y no puede seguir sin rumbo, autoproclamándose como un Partido grande, si no trabajan para serlo.

“Nos llegó el tiempo de reaccionar”, sentenció el exjerarca del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Con él, se juramentaron también como nuevas cabezas del Comité Ejecutivo nacional liberacionista Gustavo Viales, como secretario general, y Paulina Ramírez, la tesorera. En su caso, fue reelecta en el cargo, para un tercer periodo.

“No podemos seguir sin rumbo, presentándonos ante los costarricenses con fórmulas y soluciones desgastadas, con estilos de gestión obsoletos, posiciones vacilantes o pusilánimes”, aseguró Constenla.

A pesar de que el nuevo jerarca de la agrupación política pide renovación y el resurgimiento del partido, destacó que ha estado ligado durante 40 años al PLN, incluso en cargos de gobierno durante los mandatos de Luis Alberto Monge, como diplomático, el primero de Óscar Arias, como ministro de Obras Públicas y Transportes, diputado de oposición entre 1998-2002 y presidente del Instituto Nacional de Seguros (INS), durante la administración Chinchilla.

El presidente de Liberación aseguró que ya el electorado le ha llamado la atención al PLN de forma dramática y aseveró que la agrupación no puede seguir autoconvencida de que es “el mejor partido, el más grande”, si no trabaja en el sentido correcto para lograr esos títulos”.

Parte de esa labor es recuperar una identidad social, dijo Constenla y agregó que les toca conseguir la unión partidaria, abriendo espacios a todas las corrientes verdiblancas, para reformular esa organización política, pero no solo de cara a las campañas electorales.

“En esa condición triunfaremos, si no, pereceremos. Debemos rescatar los principios socialdemócratas y los valores éticos universales”, apuntó.

Liberación, ¿partido no armamentista?

Uno de los principales retos que tiene delante la agrupación es encontrar armonía entre el discurso y acciones de legisladores como Gustavo Viales y David Gourzong, en contra de limitar las armas que puede tener cada ciudadano, y la posición de la expresidenta Chinchilla, que está por el desarme y restringir las pistolas por costarricense a una sola.

La nueva fiscala , Michelle Chinchilla, también juramentada este sábado, aseguró que el tema debe discutirse en el partido y definir una posición común. Destacó que el Congreso Ideológico Daniel Oduber, del 2005, definió la oposición liberacionista al uso de las armas, tanto dentro como fuera del país.

El diputado limonense David Gourzong asistió a la juramentación del nuevo Comité Ejecutivo y, en particular, del nuevo secretario general, el también diputado Gustavo Viales. Foto: José Cordero.
El diputado limonense David Gourzong asistió a la juramentación del nuevo Comité Ejecutivo y, en particular, del nuevo secretario general, el también diputado Gustavo Viales. Foto: José Cordero.

“Esa elección del Comité puede ser un parteaguas. Si uno lo ve por el tema ideológico, lo dicen los estatutos y los congresos, no hay mucho que discutir. La socialdemocracia tiene principios específicos”, dijo Chinchilla.

Sobre ese asunto, Constenla arguyó que el PLN es prodesarme desde sus orígenes y alegó que José Figueres, pese a que era un “general victorioso”, entregó el poder y eliminó el Ejército.

“Nuestro Partido tiene una tradición de siempre, civilista, antiarmamentista, y no va a renunciar a eso. Yo esperaré a ver qué resulta de las discusiones en el Parlamento, porque no se ha decidido ni se ha dicho la última palabra", comentó el presidente verdiblanco.

Viales insistió en que siempre habrá temas muy particulares en que la fracción y el Partido tengan posiciones distintas. También alegó, de nuevo, que el gobierno de Laura Chinchilla fue agresivo en combatir la inseguridad ciudadana y que logró disminuir la cantidad de homicidios.

“Nosotros le exigimos ese mismo esfuerzo al Gobierno, que hoy no lo tiene. (...). Nosotros buscamos la unión partidaria y una misma línea de pensamiento, en un partido cada vez más grande y diverso”, dijo.

Viales agregó que ni la fracción tiene una posición definida sobre el asunto y que está buscando un consenso, a lo interno y en relación con las demás bancadas.