Natasha Cambronero. 8 mayo
Carlos Alvarado durante su primer discurso como presidente. Foto: Mayela López
Carlos Alvarado durante su primer discurso como presidente. Foto: Mayela López

En su discurso de toma de posesión, el presidente de la República, Carlos Alvarado, pidió a los diputados priorizar la aprobación de tres reformas, en el seno de la Asamblea Legislativa.

Con dos de las iniciativas convocadas, el nuevo gobierno pretende sanar las finanzas públicas y pasar el déficit fiscal del 6,2% al 3% del producto interno bruto (PIB), al término de su cuatrienio presidencial.

La tercera reforma busca establecer un régimen sancionatorio para los diputados que violenten la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito.

(Video) Discurso de Carlos Alvarado en el traspaso de poderes

En primer término, Alvarado mencionó la urgencia de avalar el plan fiscal, que se tramita mediante una vía rápida en el Congreso, y que transforma el tributo de ventas en un impuesto al valor agregado (IVA), con lo cual se gravan servicios que hoy están exentos, como los que ofrecen los abogados y contadores.

Se trata del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que fue presentado por la administración saliente de Luis Guillermo Solís, pero que los nuevos diputados pretenden modificar.

"Les pido analizar este proyecto y avanzar con el mismo de manera oportuna y ojalá pronta, para contar con su aprobación. De ello depende el futuro de este país y el bienestar y tranquilidad de todos los hogares costarricenses", dijo Alvarado.

En la misma línea de sanar las finanzas públicas, Alvarado abogó por la aprobación de la reforma a la Constitución Política que impide al Poder Ejecutivo la aprobación de presupuestos en donde los gastos corrientes excedan los ingresos corrientes.

Se trata de la regla fiscal (expediente 20.179) que también prohíbe que la deuda del gobierno central supere el 50% del PIB. Ese es un compromiso que el nuevo presidente asumió en campaña con el ahora ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza.

El tercer plan de ley es el expediente 19.117. Allí también se reforma la Constitución Política para establecer que las faltas al deber de probidad son una causal para que legisladores pierdan su credencial.

Ese proyecto ya fue aprobado, en primer y segundo debates, durante una legislatura, ahora le faltan tres votaciones más en este año legislativo, que recién inicia, por tratarse de un cambio constitucional

Alvarado mencionó la necesidad de avanzar en el aval de otros planes de ley pero sin detallar cuales, aunque sí citó "iniciativas importantes para fortalecer la ética en la función pública, combatir la corrupción, el resguardo del recurso agua, o la dignidad de las personas adultas, las mujeres y las personas con discapacidad, entre otras materias".