Aarón Sequeira. 6 marzo
La misa de cuaresma para los funcionarios católicos de la Asamblea Legislativa se celebró en el salón de Expresidentes. La ofició el sacerdotes Sergio Valverde. Foto: Aarón Sequeira.
La misa de cuaresma para los funcionarios católicos de la Asamblea Legislativa se celebró en el salón de Expresidentes. La ofició el sacerdotes Sergio Valverde. Foto: Aarón Sequeira.

La presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo, informó de que pedirá cuentas por la misa de Miércoles de Ceniza que se realizó en el Salón de Expresidentes, este miércoles, durante el horario laboral. Por su parte, el sacerdote Sergio Valverde más bien denunció que le pusieron obstáculos para celebrar la ceremonia.

La posición de la jerarca legislativa, del PAC, se debe a que el acuerdo del Directorio legislativo, aprobado por ella misma y por la segunda secretaria, Ivonne Acuña, de Nueva República, solo autorizaba la realización de la actividad religiosa fuera de horario laboral y solicitaba que se realizara en un espacio conocido como Rotonda de la Patria, una especie de salón interno del edificio.

Consultada sobre la razón para que ese acto católico se haya hecho a la 1 p. m., Hidalgo manifestó que desconoce las razones por las que se desobedeció el acuerdo del Directorio.

De hecho, al puro inicio de la celebración católica, el sacerdote Valverde hizo un comentario, donde alegó que había costado hacer la misa y reveló, ante todos los asistentes a la misa, que se habían tenido que llevar cierta cantidad de firmas para lograr el permiso ante el Directorio.

(Video) Funcionarios legislativos tuvieron misa de cuaresma durante su jornada laboral

Incluso, remató su comentario diciendo: “Lo que es bueno para el ganso, es bueno para la gansa”.

En declaraciones a La Nación, la presidenta legislativa explicó que ella desconoce las razones para que el sacerdote hizo los comentarios.

Apuntó que es tradicional que se presente una nota al Directorio haciendo la solicitud del permiso para hacer misas en el edificio.

“Yo respeto la creencia y las costumbres de cada una de las distintas religiones, pero creo que no deben hacerse en horas laborales. La práctica religiosa debe darse fuera del horario laboral. Mi observación fue que o se hace después de horario laboral, después de las 6 p. m., o en algún receso laboral, que podía ser la hora del almuerzo”, narró Hidalgo.

La congresista enfatizó en que una cosa es el rol político y civil de la institución que es el Poder Legislativo, y otra cosa la vida religiosa personal de las y los funcionarios.

Aunque dice que le habían prometido respetar esa condición, y que se iba a dar en la rotonda, al final no se hizo así.

“Por qué se hizo en la rotonda y en el Salón de Expresidentes es algo que yo quisiera indagar. El acuerdo se refiere a la rotonda y la hora de almuerzo, por ser receso de la jornada”, manifestó.

El director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales, manifestó por vía telefónica que él supo de la carta firmada por una cantidad importante de funcionarios y de que se había autorizado por acuerdo del Directorio.

La actividad, donde se les impuso la ceniza a una cantidad numerosa de funcionarios y algunos diputados, se extendió casi hasta las 2 p. m.

Carolina Hidalgo recordó que ella también había hecho ese señalamiento para la actividad del rosario del niño, que solamente autorizó para que se hiciera fuera del horario laboral.

“Por respeto a todas las religiones, lo que corresponde es ser respetuoso, pero nuestras creencias son un asunto aparte de nuestra labor”, acotó la presidenta legislativa.

Dijo también que ella no tiene reparos en ningún tipo de religión, pero agregó que las reglas son para todos.