Aarón Sequeira.   4 mayo
Yamileth Astorga: “No tendría sentido crear esas áreas de protección si luego no podemos aprovechar el agua para las poblaciones”. Fotografía José Cordero
Yamileth Astorga: “No tendría sentido crear esas áreas de protección si luego no podemos aprovechar el agua para las poblaciones”. Fotografía José Cordero

La presidenta ejecutiva del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Yamileth Astorga, aseguró este viernes que seguirá promoviendo y tratando de consolidar el acuerdo político sobre el plan para poder extraer agua de las áreas silvestres protegidas para consumo humano.

Se trata de un proyecto de ley que impulsó, hasta el último día de la pasada Asamblea Legislativa, que trataría de superar una supuesta contradicción entre las normas legales del AyA y la Ley Forestal, que les permite crear áreas de protección hídrica pero no extraer agua inocua para el consumo humano.

Una vez ratificada en su cargo por el presidente electo, Carlos Alvarado, este viernes, la jerarca enfatizó ante consulta de La Nación que ese es uno de los proyectos de mayor interés que tiene actualmente entre manos.

“Fue una propuesta de ley consensuada con todas las fracciones, podemos decir que, incluyendo a José María Villalta, del Frente Amplio, están totalmente de acuerdo”, afirmó Astorga.

Sin embargo, reconoció que hay grupos de ambientalistas a quienes no les gusta la idea de que se pueda extraer el recurso hídrico de las áreas silvestres protegidas.

“Estamos hablando de un derecho fundamental, que es el acceso al agua potable. Una población que viva al lado de un área protegida y que no tenga acceso al agua, no es posible que habiendo agua, no tengan ellos acceso”, dijo Astorga.

Añadió que se trata de un derecho humano y un asunto de salud pública, “estamos hablando de un tema de la vida”.

Según Astorga, el asunto es que por ley constitutiva, el AyA puede crear las áreas de protección del agua, pero la Ley Forestal le impide usar el agua para consumo humano.

“No tendría sentido crear esas áreas de protección si luego no podemos aprovechar el agua para las poblaciones”, añadió Astorga.

La jerarca insistió en que el proyecto de ley permitiría la extracción, pero solo por parte de operadores públicos.

Por otra parte, reconoció, ya ratificada en su cargo para el nuevo periodo constitucional 2018-2022, que seguirá adelante con los proyectos para la reestructuración del AyA, para lo cual trabajará con el diagnóstico que existe sobre la administración y la auditoría con la que cuentan.

“Tenemos que hacer una reestructuración de la institución, en estos cuatro años lo intentamos, hicimos un diagnóstico que nos arroja muchas inconsistencias desde el punto de vista de la estructrua y pensamos entrarle”, dijo Astorga.

Agregó que el atraso en la implementación de ese programa se debió, principalmente, a la atención de la sequía en Guanacaste, entre los años 2014-2016, y dijo que con esa crisis atendida, se centrará en el Caribe.