Política

Reunión de alto nivel en Presidencia discutió futuro del tren eléctrico

Participaron el presidente de la República, el ministro del MOPT y el jerarca de Incofer

La Presidencia de la República realizó una reunión de alto nivel, el jueves pasado, con el propósito de definir el futuro del tren eléctrico metropolitano, proyecto de transporte público que conectaría 15 cantones de la Gran Área Metropolitana (GAM).

El encuentro fue encabezado por el presidente de la República, Rodrigo Chaves. Estuvieron presentes el ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Luis Amador, y el presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), Mario Arce.

En ese espacio, se expusieron las facilidades del financiamiento blando por $550 millones, aprobado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Fondo Verde de Naciones Unidas; no obstante, las autoridades hicieron importantes señalamientos contra el anteproyecto heredado por la administración de Carlos Alvarado.

Fue el ministro de Obras Públicas y Transportes, principalmente, quien expuso al mandatario su oposición al plan. De hecho, tan solo un día después del encuentro, Luis Amador criticó los estudios de factibilidad del tren eléctrico, en una conferencia de prensa convocada por el MOPT.

El jerarca aseguró que encontró “un montón de cuestionamientos”. Agregó: “Imagínese usted, un tren que va a 20 km/h por los principales cascos urbanos, bajando agujas y pitando, y haciendo un montón de presa. Yo no estoy convencido y no necesito ser experto para eso”.

Al ser consultado vía telefónica, el presidente ejecutivo del Incofer, Mario Arce, aseguró que, pese a la oposición del jerarca del MOPT, todavía no se ha tomado una decisión definitiva.

“Desde el Incofer, le puedo manifestar que estamos en una etapa de análisis para revisar el proyecto. Sobre el mismo se ha informado parcialmente a Casa Presidencial y, en los próximos días, se definirá una hoja de ruta. Yo voy a explicar cuál va a ser la decisión final. Sería prematuro de mi parte referirme a este tema”, aseguró Arce.

En declaraciones a La República, el 27 de mayo, Mario Arce había manifestado: “La meta de esta administración, incluidos los eventuales cambios, es continuar con el impulso del proyecto y poder estar construyendo en esta administración; en el peor de los escenarios, a mediados de 2025″.

Según la publicación de ese medio de comunicación, el jerarca añadió que “en ninguno de los casos no se contempla no dar inicio con el proyecto en este gobierno”.

En llamada telefónica con La Nación, este martes, Mario Arce confirmó el encuentro de la semana pasada en Casa Presidencial. No obstante, aseguró que no está autorizado para pronunciarse acerca de posibles acuerdos tomados en la reunión.

“Sobre la reunión, puedo confirmar que estuve presente, estuvieron varios jerarcas, entre ellos el ministro del MOPT. Sobre el alcance, no me puedo referir en este momento”, afirmó.

En relación con las declaraciones del ministro Amador, en contra del proyecto del tren eléctrico metropolitano, Arce señaló: “De mi parte no voy a entrar a opinar sobre las declaraciones de otro jerarca, soy muy respetuoso de las opiniones de las otras autoridades”.

Al término de la entrevista telefónica, la oficina de prensa de Incofer envió un comunicado, anunciando que el jerarca no atenderá próximas entrevistas a su teléfono personal. Advirtió de que cualquier consulta o solicitud debe tramitarse por la oficina de comunicación.

La diputada Paulina Ramírez, del Partido Liberación Nacional (PLN), demandó al Gobierno anunciar cuál es su posición definitiva en relación con el tren eléctrico, en especial porque el expediente para aprobar el préstamo destinado a la construcción de esa obra se encuentra en la Asamblea Legislativa, listo para votarse en el plenario.

“Como los recursos deben ser destinados exclusivamente a apoyar el tren de pasajeros y, en vista de que el señor ministro de Obras Públicas y Transportes, Luis Amador, ha expresado sus dudas en torno al proyecto existente, formulé varias consultas que buscan determinar la ruta que seguirá este empréstito”, afirmó Ramírez.

La liberacionista consultó al Poder Ejecutivo si el proyecto de ley será convocado en lo que resta de sesiones extraordinarias, o bien, si considera que no debe discutirse mientras persistan las dudas del Ministerio de Obras Públicas y Transportes.

El periodo de sesiones extraordinarias finaliza el 31 de julio de próximo. A partir de entonces, los congresistas tomarán el control de la agenda legislativa.

El proyecto tiene un costo estimado de $1.550 millones, de los cuales el Estado aportaría $550 millones iniciales. El financiamiento de ese aporte provendría del Fondo Verde del Clima, con $250 millones, mientras que otros $300 millones los presta el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El crédito del Fondo Verde tiene una tasa de interés del 0%, con un plazo de 40 años y diez años de gracia para empezar a pagarlo. Los diputados de la Comisión Especial de Infraestructura aprobaron el préstamo en febrero, pero aún no ha sido conocido en plenario.

El proyecto, cuyo diseño estaría a cargo de la empresa concesionaria, previa aprobación del Gobierno, reunió el interés de ocho firmas ferroviarias y constructoras internacionales.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.