Josué Bravo. 26 marzo
El presidente Carlos Alvarado presentó, este martes, su política social de gobierno en Guararí de Heredia. Lo acompaña Estefanía Carvajal, traductora del lenguaje Lesco. Foto: José Cordero
El presidente Carlos Alvarado presentó, este martes, su política social de gobierno en Guararí de Heredia. Lo acompaña Estefanía Carvajal, traductora del lenguaje Lesco. Foto: José Cordero

El presidente de la República, Carlos Alvarado, reveló, este martes, lineamientos generales del programa con que pretende dar atención integral a 80.000 familias en pobreza extrema entre el 2019 y 2022.

Alvarado presentó el denominado Plan Social del Bicentenario durante una actividad realizada en la comunidad de Guararí de Heredia.

Dicha estrategia es una continuidad del programa Puente al Desarrollo que impulsó la anterior administración de Luis Guillermo Solís, de la cual él formó parte.

El mandatario estimó que si se suman estas 80.000 familias a las 55.000 que fueron atendidas por su antecesor, se lograría cubrir al 100% de los habitantes en condición de pobreza extrema.

Comentó que la iniciativa pretende darle herramientas y oportunidades a esta población. Sin embargo, no detalló acciones específicas ni el costo global de su propuesta.

Al 2018 la pobreza total de Costa Rica se elevó hasta el 21,1% de los hogares, lo cual significó un incremento de 1,1 puntos porcentuales con respecto al 2017.

Ejes de acción

Alvarado indicó que el programa está dividido en cinco ejes: Puente al Bienestar, Puente a la Comunidad, Puente al Agro, Puente el Trabajo y Puente a la Prevención.

En cuanto al primero, explicó que la intención es brindar programas sociales en los 81 distritos del país en donde se concentra la pobreza extrema, principalmente, a familias que tienen una mujer como jefa de hogar.

La asistencia será coordinada por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Por su parte, el eje de Puente a la Comunidad será liderado por el Ministerio de Vivienda para impulsar el desarrollo urbano en asentamientos informales y zonas vulnerables.

La intención del Gobierno es intervenir 45 distritos en donde construirá 24 parques, sendas comunitarias y alcantarillado pluvial y viviendas.

Solo en Guararí de Heredia el gobierno planea invertir ¢15.100 millones entre bono comunal (subsidio estatal en comunidades con carencias de espacios públicos y de recreación) y bono de vivienda.

En el desarrollo de las comunidades también participarán los gobierno locales, como la del cantón Central de Heredia que participará con una inversión de ¢2.300 millones en equipamiento urbano, infraestructura y tecnología para la seguridad ciudadana.

Agro y trabajo

Mientras, el eje de Puente al Agro estará a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y del Instituto de Desarrollo Rural (Inder).

Su objetivo es fomentar el desarrollo de 6.055 familias al vincularlas con la producción agropecuaria, el autoconsumo y la venta del excedente.

La administración Alvarado se concentrará en 40 distritos como Sabalito, Platanares y San Vito (Región Brunca); Corralillos, Piedades Sur y San Rafael de San Ramón de Alajuela (Región Central); Sierra (Región Chorotega); Valle de la Estrella (Huetar Caribe); La Tigra (Huetar Norte) y Arancibia (Pacífico Central).

Por su parte, el eje de Puente al trabajo busca mejorar las capacidades de formación básica y técnica de las personas que reciben asistencia social.

Juan Luis Bermúdez, ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente Ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), explicó que esta área contará con el apoyo del Ministerio de Educación Pública (MEP) y del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Bermúdez señaló que luego el Ministerio de Trabajo servirá de intermediario para promover la incorporación de las personas con capacitación al mercado laboral en sus territorios.

Finalmente, en el eje de Puente a la Prevención los ministerios de Justicia, Seguridad Pública y Cultura promoverá acciones para prevenir delitos, sobre todo entre la población joven.

Continuidad

Desde que lo inició el gobierno de Solís en el 2015, Puente al Desarrollo asistió a 55.124 familias, el 80% con jefatura femenina, y a más de 119.000 menores de edad.

La inversión económica supera los los ¢110.000 millones

Alvarado y Bermúdez no detallaron a cuánto ascenderá, en millones de colones, la inversión social del actual gobierno.

El presidente sí reconoció que es una continuidad de la política social desarrollada por la administración anterior, del cual fue jerarca del IMAS y también ministro de Trabajo.

Alvarado explicó que Puente al Desarrollo ahora está fortalecido en desarrollo comunal integral, agrícola, de empleo y prevención.

“En efecto tiene elementos de continuidad porque la política social tiene que ser más una política de Estado que una política de gobierno”, justificó.

“Es una forma de mantener algo que se ha hecho bien, llevarlo a otro nivel incorporando otras mejoras”, explicó Alvarado.