Por: Esteban Oviedo 14 agosto, 2017
La Corte Plena inició la discusión para hacer cambios en el sistema judicial que permitan disminuir gastos.
La Corte Plena inició la discusión para hacer cambios en el sistema judicial que permitan disminuir gastos.

El Poder Judicial comunicó al Gobierno que está dispuesto a recortar ¢6.000 millones de su presupuesto para el 2018, aunque el Ministerio de Hacienda le había solicitado hacer un esfuerzo por ahorrar al menos ¢32.000 millones, debido a la estrecha situación fiscal que vive el país.

En una primera respuesta, el 4 de agosto, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla, informó a Hacienda que podían recortar ¢2.045 millones, lo que equivalía a un 6,4% de lo que pedía el Ejecutivo.

No obstante, el 7 de agosto, los magistrados de la Corte Plena consideraron que se debía hacer un mayor recorte.

Entnces el viernes anterior, 12 de agosto, Chinchilla envió un nuevo oficio a Hacienda en el que comunica que la Corte podrá recortar ¢6.004 millones, un 18,7% o poco menos de la quinta parte de lo que el Gobierno solicitó.

Mediante un comunicado de prensa, el Poder Judicial informó de que los nuevos rebajos se aplicarán en las siguientes áreas:

-¢1.008 millones del monto previsto para el próximo año para compra y sustitución de vehículos

-¢2.283 millones previstos para construcción de edificios

-¢625 millones en proyectos de la Dirección de Tecnología

-¢30 millones en servicios de limpieza y vigilancia

-¢12 millones para alquiler de edificios en la Defensa Pública

Según la Corte, aunque los gastos previstos para el 2018 estaban "debidamente fundamentados", los jefes de los diferentes programas coincidieron en la posibilidad de posponer algunos gastos "confiados en que la situación de las finanzas públicas mejorará".

Los primeros ¢2.045 millones habían sido recortados en las partidas de sustitución de personal y anualidades, además de que se pospusieron otras edificaciones programadas para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El plan de gastos del Poder Judicial aprobado para el 2017 fue de ¢460.000 millones. El recorte solicitado de ¢32.000 millones representaría el 7% de ese monto, previendo que el presupuesto del próximo año sea similar.