Por: Esteban Mata Blanco 18 marzo, 2015
Sandra Piszk, actual diputada y exministra de Trabajo. | ARCHIVO
Sandra Piszk, actual diputada y exministra de Trabajo. | ARCHIVO

La diputada del PLN Sandra Piszk presentó esta tarde un plan de ley que pretende ponerle un plazo a la renegociación de convenciones colectivas de los empleados de supremos poderes y sus órganos auxiliares.

El proyecto plantea que, una vez que el Gobierno o los sindicatos pongan a discusión la renegociación de los beneficios de los empleados, ambas partes tienen un plazo de nueve meses para llegar a un acuerdo.

Si vencido ese plazo no hay acuerdo, la convención colectiva vigente quedaría eliminada.

La iniciativa tiene el expediente 19506 y, según la congresista, la viene redactando desde que se desempeñó como ministra de Trabajo en el gobierno anterior.