Aarón Sequeira. 1 agosto
La Comisión de Reforma Fiscal está frenada, mientras el Gobierno y los partidos negocian una versión del proyecto lo suficientemente potable para que se acoja como el nuevo texto en el segundo día de mociones de fondo. Foto: Jeffrey Zamora
La Comisión de Reforma Fiscal está frenada, mientras el Gobierno y los partidos negocian una versión del proyecto lo suficientemente potable para que se acoja como el nuevo texto en el segundo día de mociones de fondo. Foto: Jeffrey Zamora

La fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) espera que el Ministerio de Hacienda les entregue una versión “más refinada” de la reforma fiscal este viernes, antes de que se abra el segundo día para la presentación de las mociones de fondo del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Así lo explicó la diputada liberacionista Silvia Hernández, quien integra la Comisión de Reforma Fiscal junto con Yorleny León y Gustavo Viales.

La congresista explicó que, luego de la cita verdiblanca de este lunes con el presidente de la República, Carlos Alvarado, y la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, esperan un borrador que integre mejor sus dudas al plan tributario.

De hecho, Hernández relató que esperaban que, entre martes y miércoles, Hacienda les enviara una respuesta sobre la posibilidad de resolver las disconformidades liberacionistas con el borrador dado a conocer por las autoridades hacendarias el viernes anterior.

Según la diputada, no se puede postergar más la próxima etapa del trámite del proyecto de reforma fiscal, por lo que el segundo periodo de mociones se abriría el miércoles o jueves de la próxima semana.

El jefe del Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales Mora, coincidió con Hernández en que, para la próxima semana, se dará el segundo y definitivo periodo de las mociones para modificar el plan tributario y dejarlo listo para su trámite definitivo en el plenario.

Morales también acudió el lunes por la noche a la reunión en Zapote y destacó la necesidad de tener una cita con los liberacionistas porque se trata de una de las fracciones más importantes del trámite fiscal, a la par de Restauración Nacional y de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

En el caso del PLN, de lograr el Gobierno consolidar el apoyo a la reforma fiscal, serían 17 votos. Restauración, que tiene 14 diputados, está totalmente en contra de que se grave con un 2% del impuesto al valor agregado (IVA) a los bienes de la canasta básica.

No obstante, Víctor Morales Mora considera que el muro que han puesto los restauracionistas a la negociación fiscal no es necesariamente infranqueable.

Acta frenada

Con el fin de permitir que las conversaciones entre Gobierno y partidos sigan, la Comisión de Reforma Fiscal no ha aprobado el acta de la última sesión en que se tramitaron las mociones de fondo del primer día.

Silvia Hernández comentó que la ministra Aguilar les manifestó su preocupación por el hecho de que esa acta no se haya aprobado, lo que impidió la continuidad del trámite parlamentario.

De ahí que tanto Morales como Hernández aleguen que el próximo lunes quedará en firme esa acta, se generará un informe para el plenario sobre las nueve mociones aprobadas y se abrirá el nuevo periodo de mociones.

“Doña Rocío externó la preocupación natural que ellos tienen del atraso que podría haber implicado que ayer no se aprobara el acta, pero también acordamos nuestra disposición para que esto no vaya más allá de la otra semana, que sería miércoles o jueves, y nos comprometimos a apoyarlo”, explicó la verdiblanca.

Añadió que Liberación entiende que hay un procedimiento de vía rápida establecido para el proyecto 20.580, pero consideraron poco prudente que ese avance se diera esta semana.

“Lo que nos parecía correcto es que terminara o hubiese un poco más de espacio de discusión, pero que también creemos que ya no puede trascender más allá de la próxima semana”, comentó Hernández.

PLN puja por 'tratamiento especial’ a cooperativas

Aparte de las disconformidades con el plan fiscal que Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción del PLN, enumeró a La Nación el lunes, pocos minutos antes de la cita con Alvarado, Silvia Hernández comentó que se busca sostener un beneficio para las cooperativas, sobre todo medianas y pequeñas.

“Planteamos la posibilidad de que las cooperativas tengan alguna revisión para pequeñas y medianas. Tengo que dejar muy claro que nunca hablamos de excluirlas, nunca hemos hablado de que no paguen impuestos, pero que si es posible que entren a una revisión de parte de Hacienda para darles un tratamiento especial”, indicó.

A la vez que el presidente les hizo un llamado a la conciencia a los liberacionistas, para aprobar la reforma fiscal, según dijo Silvia Hernández, añadió que Liberación le manifestó un “apoyo rotundo al tema de la reforma”.

La congresista apuntó que, a la par de ese tratamiento especial para cooperativas, mantienen su posición de pedir mejores explicaciones sobre la norma para limitar los intereses que una empresa puede deducir de su declaración del impuesto sobre la renta, conocida como norma de subcapitalización.

Hernández comentó que la ministra Aguilar les pasó un estudio para tener más claras las razones de hacer obligatoria esa norma de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Estamos conscientes de que es una norma de la OCDE, una norma establecida, pero que mayoritariamente la hemos visto aplicarse para empresas extranjeras. Queríamos saber por qué y si, al mismo tiempo, estamos hablando de que se mantenga, pero si hay una medida para reactivar aceleración de permisos en Setena (Secretaría Técnica Nacional Ambiental) e INVU (Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo), para que las empresas no estuvieran algunas caminando con algunos proyectos de endeudamiento, teniendo intereses que pagar y con esos permisos parados”, dijo Hernández.

Liberación también tiene dudas sobre la tasa del 13% a toda la cadena de producción agropecuaria, no solo a los insumos agrícolas, como habían planteado originalmente. De hecho, ya en el borrador de la nueva versión del plan fiscal bajaron maíz, trigo, sorgo y el frijol de soya a un 2%.

Entre las discrepancias de los partidos que ya fueron incluidas en la nueva versión de la reforma, está la de haber bajado la educación privada y las medicinas del 4% del IVA al 2%.

Pero la diputada agregó que no parece haber ambiente en las otras fracciones para que se apruebe la tasa del 2% del IVA a los bienes de la canasta básica.

“Estamos en un proceso de negociación, vamos a conversar con ellos para ver hasta dónde podemos llegar”, apuntó, por su parte, el jefe oficialista.