Josué Bravo. 2 julio
Nancy Marín y Carlos Alvarado durante una conferencia de prensa del mandatario en Casa Presidencial, hace un año. Foto: John Durán
Nancy Marín y Carlos Alvarado durante una conferencia de prensa del mandatario en Casa Presidencial, hace un año. Foto: John Durán

El Partido Liberación Nacional (PLN) le pidió al presidente de la República, Carlos Alvarado, revertir el nombramiento de la exministra de Comunicación, Nancy Marín, quien asumió un puesto de asistente de la presidencia ejecutiva del Instituto Nacional de Seguros (INS) con un salario de casi ¢3,4 millones.

En la misma línea reaccionó la jefatura de la fracción legislativa del PLN, mientras que la bancada del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) afirma que el nuevo cargo de la exjerarca sería un “premio”.

Marín renunció al cargo de ministra el pasado 28 de mayo y dijo, en ese momento, que se dedicaría a su familia.

Sin embargo, este 1° de julio asumió una plaza de confianza del nuevo jerarca del INS, Róger Arias, con un sueldo mayor al que ganaba como ministra por unos ¢600.000 de diferencia, según dio a conocer el medio ameliarueda.com.

En un pronunciamiento, tanto el Comité Ejecutivo como el Directorio Político del PLN hacen un llamado al mandatario a que sea congruente con el discurso de sacrificio que se le pide al país en medio de la emergencia sanitaria por covid-19.

“Los costarricenses tenemos que enfrentar los efectos económicos de la pandemia que está dejando sin sustento a miles de familia, cerrando empresas, condicionando el futuro y no podemos aceptar que siga el despilfarro con dineros públicos”.

“No podemos guardar silencio cómplice ante estas situaciones, por lo que le solicitamos al presidente Alvarado ser congruente con sus mensajes de sacrificio al país, pidiéndole que ese nombramiento no se haga efectivo y garantizándole a la ciudadanía que no hay otros similares en la administración del Estado”, demandó el partido verdiblanco.

En el comunicado, el PLN afirma que el nuevo cargo “es un agradecimiento y protección a la mencionada funcionaria”, a quien, añade, la “premian” en medio de la “peor” crisis sanitaria y económica del país.

“Esto es una total falta de respeto a la inteligencia de los costarricenses. Ese es el doble discurso del gobierno del Partido Acción Ciudadana (PAC)”, afirma la cúpula de Liberación.

Añade que, mientras los jerarcas del gobierno anuncian los efectos en los salarios de los trabajadores como sacrificio ante la pandemia, a la vez se crea otro “puesto innecesario con salario millonario”.

Marín es periodista y egresada de la Licenciatura en Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR). Además, tiene una maestría en Derechos Humanos.

Ella asume una plaza vacante en el INS. Tras ser consultada por La Nación, la noche de este miércoles, la exministra afirmó que el cargo se lo ofreció hace “algunos días” el presidente ejecutivo de la institución, Róger Arias.

Comentó que Arias le pidió que le apoyara en su nuevo reto, “en vista del trabajo que habíamos desarrollado juntos en el pasado”.

“El ofrecimiento se dio hace pocos días y no tiene ninguna relación con mi salida del Ministerio de Comunicación”, afirmó la exjerarca.

Añadió que, debido a su currículum y su experiencia en la función pública, fortalecerá las políticas de derechos humanos y de sostenibilidad, temas en los que el INS viene trabajando con fuerza.

“Además, realizaré labores administrativas que tienen que ver con la construcción o verificación de informes, reportes, participación en comités o el desarrollo de proyectos con objetivos concretos”, continuó.

Eso sí, adelantó que las decisiones del cargo se tomarán al más alto nivel, lo cual le permitirá programar su desempeño laboral con su rol de madre, y hacer uso de modalidades como teletrabajo.

Jefe del PLN: “Es inaceptable”

Horas después del llamado de su partido, el jefe de fracción del PLN, Luis Fernando Chacón, censuró el nombramiento de Marín.

“Es inaceptable”, señaló el jefe verdiblanco. Alegó que el país vive una “severa” crisis fiscal y el gobierno debe de enviar “señales coherentes de austeridad a la ciudadanía”.

“La señora Marín fue recientemente cuestionada por su bajo liderazgo como ministra de Comunicación en medio de uno de los escándalos más grandes ocurridos en la Casa Presidencial por el caso UPAD; sin embargo, en su momento, su renuncia fue bajo el alegato de tener que atender asuntos familiares”.

“El mensaje que el Gobierno de la República le está comunicando al país con esta acción es incongruente y de tono burlesco. No es de recibo su nombramiento ni aceptación de dicho cargo”, señaló Chacón.

Así como lo hizo la dirección del PLN, Chacón demandó al presidente Alvarado y al titular del INS “no hacer efectivo” el nombramiento de Marín.

Por su parte, Rodolfo Peña, jefe de fracción del PUSC, afirma que la exjerarca tuvo un paso “poco halagador” por el Ministerio de Comunicación.

“Ahora la premian nombrándola en un puesto millonario. Este Gobierno sigue improvisando y reciclando figuras cuestionadas”, sostuvo el socialcristisano.

Peña urgió al gobierno a enfocarse en sacar al país adelante. “No en andar repartiendo puestos por favores personales”, añadió.