Gerardo Ruiz R., Sofía Chinchilla C.. 17 septiembre, 2018
En conferencia de prensa, la fracción del PLN anunció su disposición a promover una suspensión temporal en el trámite del plan fiscal, si los sindicalistas levantan huelga y bloqueos y si ambas partes muestran disposición a negociar. Foto: Diana Méndez.
En conferencia de prensa, la fracción del PLN anunció su disposición a promover una suspensión temporal en el trámite del plan fiscal, si los sindicalistas levantan huelga y bloqueos y si ambas partes muestran disposición a negociar. Foto: Diana Méndez.

El presidente Carlos Alvarado ve con buenos ojos la opción de suspender durante unos días el trámite del plan fiscal para poder dialogar con los sindicatos, como lo propuso este lunes la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN).

En entrevista con el periodista Alexis Rojas, de NC Once, el mandatario dijo que el procedimiento que sigue el proyecto de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas permite que durante el resto de la semana, e incluso algunos días después, se haga un alto para escuchar las posiciones de los gremios.

Esa fue la opinión que dio el gobernante ante el ofrecimiento que hicieron los verdiblancos la mañana de este lunes. Dicha fracción propone suspender temporalmente el trámite del proyecto tributario, pero solo si los líderes sindicales deponen la huelga y se sientan a negociar con el Gobierno.

Este martes, los gremios y el gobierno iniciarían un acercamiento preliminar, en el que determinarán si pueden ponerse de acuerdo con sus condiciones para entrar a un diálogo formal del proyecto de ley.

“Hay un margen oportuno para abrir ese espacio. Espero que del espacio preliminar, eso es lo que esperaría, que cesen las acciones como los bloqueos y otras acciones de facto que hemos visto en medios de comunicación y que afectan directamente”, dijo Alvarado en la entrevista.

Los sindicatos, no obstante, dijeron en conferencia de prensa que no están interesados en una suspensión del trámite, sino que exigen que el proyecto de ley sea retirado de la corriente legislativa.

“Nosotros hemos estado pidiendo el diálogo pero lo que ha dicho este país es no al 20.580 (expediente en el cual se tramita el plan), no consideramos que haya posibilidad alguna con ese proyecto. Lo que estamos pidiendo es que se abra la mesa de diálogo para construir como sociedad la reforma fiscal”, dijo Carmen Brenes, secretaria general de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE).

Alvarado informó de que Casa Presidencial y la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo, ya empezaron a valorar la opción de suspender el trámite legislativo.

Carlos Ricardo Benavides, jefe de la fracción verdiblanca, advirtió de que la iniciativa solo tendría efecto siempre y cuando las organizaciones gremiales levanten la huelga y las medidas de presión. La otra condición es que se sienten a dialogar con la administración de Carlos Alvarado.

En conferencia de prensa, 16 de los 17 diputados del PLN condenaron las medidas de presión que han tomado los sindicatos, en especial los bloqueos de carretera que dificultan el libre tránsito.

Al respecto, pidieron al Poder Ejecutivo que aplique todo el peso de la ley contra quienes han cometido sabotajes en infraestructura pública.

“Creemos en el diálogo y en la obligación de que el Gobierno asuma su responsabilidad de liderar ese diálogo. Tanto el Gobierno como los sindicatos deben de dialogar y, en ese sentido, la fracción del PLN toma la iniciativa de plantearle al resto de las fracciones abrir un espacio dentro del trámite legislativo, para que esas conversaciones ocurran cuando ambos se sienten a la mesa, siempre y cuando se deponga la huelga y las medidas de hecho contra los ciudadanos”, afirmó Benavides.

(Video) PLN propone dejar en pausa el plan fiscal si Gobierno y sindicatos acuerdan diálogo

Explorar vía para poner “pausa” a plan fiscal

Carlos Ricardo Benavides no puntualizó si el Reglamento legislativo o la moción de vía rápida con que se tramita el plan fiscal ofrecen alguna alternativa para poner en pausa el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

“Nos parece que existen mecanismos para que, si esas dos partes se sientan a negociar, podamos establecer algún espacio o pausa. Ya existen remedios dentro del trámite reglamentario, pero vamos a explorar todas las oportunidades. Lo que no debe hacerse es creer que no hay espacio de tiempo. Hay espacio de tiempo suficiente como para que el Gobierno y los sindicatos se sienten a dialogar”, dijo.

Los diputados de la comisión especial que discutió el plan tributario acordaron enviar el nuevo texto a consulta a varias entidades e instituciones públicas, lo que suspendería el trámite legislativo unas dos semanas para que esos entes emitan su criterio sobre la iniciativa.

Dicho lapso podría ser aprovechado por el Gobierno para tener un acercamiento con los sindicatos.

Otra ventana se abriría con la llegada del proyecto al plenario del Congreso.

La presidenta del Directorio legislativo, Carolina Hidalgo, abrió la recepción de mociones de reiteración y deberá establecer un periodo para analizar las mociones que reiteren los legisladores.

Luego, la jerarca deberá anunciar una resolución sobre cuáles mociones serán admitidas para discusión en plenario y el orden en que deberán debatirse.

Este proceso podría consumir varios días a Hidalgo. Lo anterior daría algún tiempo para un eventual diálogo, antes de que empiecen a discutirse las mociones de reiteración, último momento posible para modificar los contenidos del proyecto de ley.

Ante la consulta sobre los eventuales riesgos que correría la legalidad del trámite del proyecto, en caso de detenerse, Benavides afirmó que el propio procedimiento establece oportunidades para pausarlo sin detrimento de la reglamentación establecida.

“Hay muchas formas, nosotros queremos llevar nuestra voz y liderazgo en esa materia para que el Parlamento pueda atender esa situación de (dar un) espacio de tiempo, siempre y cuando las dos partes se sienten a conversar”, destacó.

También se le consultó a Benavides si el PLN asumiría el riesgo de que los sindicatos le logren doblar el brazo al Ejecutivo y obtengan concesiones adicionales en el plan fiscal, sobre todo en relación con las acciones que contempla el proyecto para frenar el gasto en salarios y beneficios para los empleados públicos.

El diputado afirmó que es prematuro pensar en eso y dijo que es mejor no adelantar criterio al respecto hasta que ese diálogo se realice.

Bancadas reaccionan

Al conocer la propuesta hecha pública por los diputados del PLN, sus pares de Restauración Nacional tomaron distancia de la propuesta. El jefe de la fracción del PRN, Carlos Avendaño, afirmó que él no ve cómo se podría dar esa pausa planteada por los liberacionistas.

“No veo cómo ejecutar la pausa que propone el PLN. Lo más importante acá es que el Gobierno acceda al diálogo. Eso se torna urgente, así como la respuesta de los gremios a una propuesta de ese tipo”, indicó el vocero de Restauración.

Avendaño agregó que, por ahora, el trámite del proyecto tributario está en la reiteración de mociones de fondo, en el plenario. “Se supone que solo hay dos días antes de empezar a discutirlas en el plenario”, dijo.

No obstante, aún no está clara la fecha en que ya se podría debatir las mociones. Primero, la presidencia legislativa debe recibir esas mociones y, luego, tomar los días necesarios para analizarlas y ordenarlas. Eso podría tomarse una semana.

El vocero de la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales Mora, alabó la propuesta verdiblanca.

“Me parece muy importante que la fracción del PLN mantenga su apoyo al expediente 20.580. Hay un claro respaldo al expediente, ellos se mantienen firmes en que es un proyecto que tiene que seguir”, destacó el legislador del partido de gobierno.

“Lo que están planteando es que, en el marco del procedimiento, en vez de acelerar, podamos ir más despacio para facilitar y propiciar el diálogo y nos parece que eso es absolutamente posible y conveniente en estos momentos. Estamos de acuerdo", comentó Morales.

Gobierno ‘timorato’

Los diputados del PLN también acordaron pronunciarse sobre la manera como el Poder Ejecutivo ha sobrellevado la huelga indefinida, que ya cumple una semana.

Según los legisladores, el Gobierno ha sido “timorato”, sobre todo en lo relativo a aplicar la legislación penal en contra de aquellos manifestantes que recurren a bloqueos de vías para ejercer presión.

La bancada le exigió a la administración Alvarado cumplir con su obligación de restablecer el orden público y la prestación de los servicios esenciales, acudiendo a todas las herramientas que la ley le otorga.

En ese sentido, Carlos Ricardo Benavides afirmó que es una obligación del Ministerio de Seguridad Pública no tolerar ese tipo de acciones de los opositores al plan fiscal.

“El Gobierno no ha aplicado el uso de las herramientas que especialmente pueden impulsarse a través de la Fuerza Pública (...). Bloquearle la calle a las personas, impedir el libre tránsito es un delito y nos parece que el Gobierno tiene que actuar con las fuerza que le corresponde. La ciudadanía ya no aguanta estar sometida a filas de 3, 4, 7, o 10 horas sencillamente porque hay gente que no quiere que haya libre tránsito”, recalcó.