Sofía Chinchilla C.. 12 septiembre
En esta toma de Telenoticias se observa a Edgar Morales, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores, quien reclama que Albino Vargas, de la ANEP, no le permite expresarse. Lo observa Vargas, de azul, entre un grupo de trabajadores de la Municipalidad de San José.
En esta toma de Telenoticias se observa a Edgar Morales, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores, quien reclama que Albino Vargas, de la ANEP, no le permite expresarse. Lo observa Vargas, de azul, entre un grupo de trabajadores de la Municipalidad de San José.

Los líderes de dos sindicatos se enfrentaron el martes en la mañana, durante una manifestación de empleados de la Municipalidad de San José contra la reforma fiscal, debido a que ambos querían tomar el protagonismo de la palabra al mismo tiempo.

En imágenes que captó un equipo de Telenoticias, se observa cómo hablan simultáneamente e intentan imponerse uno sobre otro Edgar Morales, de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), y Rafael Mora, de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).

Mora se dirigía a los empleados que estaban en la manifestación mientras hacía caso omiso de Morales, quien tomó otro micrófono y reclamó que la ANEP le estaba negando un espacio para pronunciarse.

(Video) Líderes de ANEP y UNT se enfrascan en disputa por uso de la palabra

Consultado por este medio, Mora le bajó el tono a dicho episodio y aseguró que se trató de un incidente común entre los sindicalistas.

“Hay muchos sindicatos, a veces chocan en el uso de la palabra, es parte de la democracia. Estamos unidos con todo el movimiento sindical, todo está bien, tan esa así que aquí vamos todos marchando (...). Simple y sencillamente que a veces hay problemas de comunicación, pero pasa en un movimiento tan grande como el de nosotros”, dijo Mora, quien es miembro de la Junta Directiva de la ANEP.

Morales, no obstante, dijo que ese argumento lo que hace es “ocultar la verdad”.

“El que se puso con esas poses autoritarias, con esas poses dictatoriales de impedir que habláramos los de la UNT en la tumbacocos fue Albino (Vargas, el secretario general de ANEP), de tal suerte que, cuando él se fue, más bien coordinamos con las tres tumbacocos y hoy también, desde las 5.30 a. m., en ausencia de Albino, volvimos a coordinar y pusimos las dos tumbacocos a la orden de los trabajadores”, aseguró Morales.

En las tomas de Telenoticias, aparece Albino Vargas, vestido de azul, de pie entre un grupo de trabajadores, mientras observa los reclamos de Morales.

La Nación intentó obtener uan reacción de Vargas. No obstante, el sindicalista comunicó a través de su encargado de prensa, que no daría declaraciones a este medio.

El líder de la UNT aseguró que, entre su gremio y los miembros de la ANEP, se trabaja en conjunto, siempre y cuando no esté presente Albino Vargas.

“El que se opuso fue Albino Vargas Barrantes, ese dictadorzuelo que se ha transformado en eso, lamentablemente para ellos, porque yo, que trabajé para ANEP 27 años, me duele enormemente la decadencia en que se encuentra ese sindicato por la dirección que le está dando este personaje”, manifestó el líder gremial.

Morales anteriormente fue secretario general adjunto de la ANEP. No obstante, según explicó, se separó de esa agrupación hace siete años por diferencias con Vargas y fundó un nuevo gremio, la UNT. El martes por la mañana, Morales participaba de una manifestación de la seccional de la UNT en la Municipalidad de San José, la cual se creó hace un mes y medio.

“El problema fue Albino Vargas, el problema no son los representantes de la ANEP en la municipalidad, el problema no es la UNT. El problema es el que se niega a reconocer que habemos otros sindicatos en la Municipalidad de San José, como también en otras instituciones se ha negado a reconocernos”, insistió Morales.

La manifestación en la que los líderes sindicales pujaron por el uso de la palabra fue parte de las movilizaciones que lideran los gremios en contra del plan fiscal que se tramita en la Asamblea Legislativa. Este miércoles, los participantes se desplazaron hasta la Asamblea Legislativa, donde un grupo de ellos protagonizó un breve enfrentamiento con la Fuerza Pública.