Natasha Cambronero. 22 febrero

Los partidos Integración Nacional (PIN) y Unidad Social Cristiana (PUSC) se quedaron a 288 y 541 votos, respectivamente, de sumar una diputación más cada uno. Se las habrían quitado a Liberación Nacional (PLN) y Restauración Nacional.

Ese fue el número de sufragios que les hizo falta para obtener las diputaciones en Guanacaste y Limón.

Este miércoles, el Tribunal Supremo de Elecciones concluyó el escrutinio de las 6.542 juntas receptoras de votos y no hubo uno variación alguna, en la distribución de escaños, con respecto al último corte que se hizo público al mediodía del 5 de febrero.

Para el periodo 2018-2022, el PLN tendrá 17, Restauración 14, Acción Ciudadana (PAC) 10, la Unidad Social Cristiana (PUSC) 9, el PIN 4, el Republicano Social Cristiano 2 y el Frente Amplio 1.

Probablemente, el TSE declarará a los 57 legisladores electos el próximo martes de manera oficial, en una sesión solemne.

En total, para las votaciones de diputado, el Tribunal registró 2.138.318 votos válidos emitidos.

El caso del PIN en Guanacaste

En Guanacaste, el PIN obtuvo 17.095 votos, con lo que quedó a muy poco de obtener una diputación por subcociente, que en esta provincia que de 17.383 votos.

Para asignar las curules, primero se calcula el cociente, el número que resulta de dividir el total de votos validos emitidos en la provincia entre el número de diputaciones disponibles. Todos los partidos que superen esa cifra obtienen pases directos a Cuesta de Moras.

Luego, se calcula el subcociente, la mitad del cociente, para repartir las curules que queden disponibles entre los partidos que no hayan alcanzando el cociente y los residuos de los que sí lo alcanzaron.

Si el PIN hubiese obtenido 288 votos más, su candidato Jorge Arturo Alfaro Orias habría obtenido uno de las dos escaños guanacastecas que quedaron en manos del PLN, pues Liberación obtuvo su segunda diputación con un residuo de 15.103 votos.

La diputación quedó en manos es de liberacionista Aida María Montiel.

Si Alfaro Orias hubiese ocupara una curul, el PIN hubiese tenido cinco sillas en Cuesta de Moras.

El PUSC quedó cerca en Limón

En Limón, las cinco curules se repartieron entre Restauración Nacional (tres) y el PLN (dos). Fueron las únicas dos agrupaciones que superaron el cociente. Ningún otro partido alcanzó el subcociente.

El PUSC quedó a 541 sufragios de pasar la línea del subcociente y adueñarse de una de las tres diputaciones que Restauración obtuvo en esa provincia.

Ese fue el número de votos que le hicieron falta para alcanzar el subcociente. Los rojiazueles obtuvieron 14.564 votos y ese línea mínima era de 15.105 sufragios.

En una condición similar estaba el Auténtico Limonense, pero al final le hicieron falta 1.444 votos.

La curul en disputada quedó en manos de Giovanni Gómez Obando, tercer lugar de Restauración Nacional, y la perdió María Marta Carballo Arce, quien encabezaba la papeleta del PUSC.

Colaboró con esta información la periodista Camila Salazar.