Sofía Chinchilla C.. 14 mayo
La reunión con el PIN, efectuada este lunes, fue el último de los encuentros entre el nuevo gabinete y las fracciones legislativas. Foto: Graciela Solís.
La reunión con el PIN, efectuada este lunes, fue el último de los encuentros entre el nuevo gabinete y las fracciones legislativas. Foto: Graciela Solís.

En su primera reunión oficial en Casa Presidencial, los tres diputados del Partido Integración Nacional (PIN) le informaron al presidente Carlos Alvarado de que no apoyarán la reforma fiscal que se tramita en el Congreso.

Walter Muñoz, jefe de fracción del PIN, dijo al mediodía de este lunes que esa posición se fundamenta en el sentir de la población.

"Esperaremos a ver si hay una nueva iniciativa que llegara al Congreso con algunas de las modificaciones que don Rodolfo ha aclarado hoy en el tema de la contención del gasto público, de la reorganización tributaria, de la eficiencia tributaria, como una manifestación de que el pueblo se ha manifestado repetidamente, clamando por que esos impuestos no vayan a perjudicar a un 60% de las familias costarricenses", dijo Muñoz al finalizar la reunión.

(Video) PIN le dice no a la reforma fiscal de entrada

De acuerdo con el diputado, su fracción sí vería con buenos ojos que se hagan esfuerzos por recaudar mejor los impuestos ya existentes, revisar las subejecuciones presupuestarias en las entidades del Estado y cortar en gastos en publicidad, viajes al exterior y sobreprecios de las obras públicas.

Muñoz señaló que a su bancada también le interesa que, a la par de los impuestos, se discuta sobre cómo mejorar los servicios de educación, salud y seguridad.

"Creemos que esos tres temas son políticas de Estado, y que si estamos garantizando impuestos, garanticemos servicios de calidad", manifestó Muñoz.

Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia, informó de que en esa reunión también se habló sobre otras preocupaciones que manifestó el PIN, como seguridad ciudadana, corrupción, nombramientos en juntas directivas y política criminal.

La del PIN fue la última reunión entre el nuevo gobierno y las fracciones legislativas del Congreso. Piza manifestó que ahora el gobierno se enfocará en construir un acuerdo de modificación a la vía rápida con la que se tramita el proyecto fiscal, para que los legisladores hagan las modificaciones que consideren pertinentes "en un plazo acotado".

Casa Presidencial espera que tanto esa negociación como la conformación de la comisión que estudiará las enmiendas avancen durante esta semana.