Josué Bravo, Rebeca Madrigal Q..   25 junio
Rafael Enrique Hernández Espinoza asegura que fue agredido en una oreja por un oficial de seguridad en las afueras de Casa Presidencial.

Rafael Enrique Hernández, un pescador porteño, denunció que fue agredido por un policía este martes en las afueras de Casa Presidencial, en medio del altercado que terminó con un ingreso forzado por parte de varios manifestantes al recinto presidencial.

Con una venda en la cabeza, Hernández describió a los periodistas la supuesta agresión:

“Un oficial se brincó la barra y me dio con la macana por la cabeza. Yo cuando volví a ver atrás y lo vi con la macana y me quedé viendo oscuro, no lo pude identificar, sí es uno de ellos, sí es uno de los oficiales”, relató.

Agregó: “Yo quedé mareado, poco me faltó para caer al suelo” .

Ver más!

El pescador dijo que se acercó este martes a Casa Presidencial porque, según entendía, el presidente Carlos Alvarado los habría citado a conversar sobre las dificultades del sector y ante la inminente aplicación del impuesto sobre el valor agregado (IVA) en algunos de sus productos.

“Nosotros venimos por una noble causa, el presidente nos ofreció recibirnos, nos dijo que a la 1 p. m. para que, después, nos dijera que no iba a salir”, indicó.

Un grupo de manifestantes intentó ingresar por la fuerza a Casa Presidencial. Sin embargo, Hernández aseguró que él no estuvo dentro de ese grupo, sino que el ataque del policía fue antojadizo.

Ver más!

El ministro de Seguridad, Michael Soto, dijo a la prensa que a él no le constaba tal agresión, pero invitó a los afectados a interponer las denuncias.

La intención de los pescadores era reiterarle al mandatario que no restrinja la pesca responsable con nuevas regulaciones ni impuestos.

Alvarado mencionó en una transmisión en vivo esta tarde que la atención a los pescadores corresponde al Ministerio de Agricultura, mientras que el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, los remitió con el Ministerio de Hacienda.