Aarón Sequeira. 1 julio
Silvia Hernández, jefa del PLN, conversa con Rodolfo Peña y María Inés Solís, jefa del PUSC. Fotos Melissa Fernández
Silvia Hernández, jefa del PLN, conversa con Rodolfo Peña y María Inés Solís, jefa del PUSC. Fotos Melissa Fernández

Las fracciones legislativas de Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC) y Unidad Social Cristiana (PUSC) rechazaron las demandas de sindicalistas de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), quienes este lunes amenazaban con ir por más cabezas, no solo de ministros, sino también de diputados.

Ante esas amenazas, los voceros las tres principales bancadas del Congreso rechazaron el reclamo y, más bien, exigen justificaciones claras en los llamados a cuentas para los funcionarios públicos, en particular los ministros.

“La salida de jerarcas está estrechamente ligada a la ineficiencia o errores claros que se cometan, no a demandas aisladas sin una justificación clara”, dijo la jefa liberacionista, Silvia Hernández.

El jefe del PAC, Víctor Morales Mora, rechazó de plano las consignas de los sindicalistas y dijo que es un planteamiento “absolutamente incorrecto”.

“No puede convertirse esto en un proceso de pedir destituciones. Tenemos que seguir trabajando en la solución de problemas esenciales, hay que ponerse a trabajar”, dijo Morales Mora.

Específicamente, uno de los voceros de la APSE, con megáfono en mano, dijo que los traileros no están satisfechos con la salida de Édgar Mora, sino que la respuesta es “o todos o ninguno”.

Según sus palabras, deberían repartir fichas para que, uno por uno, dejen sus cargos todos los jerarcas del Gobierno.

Para la jefa de la Unidad, María Inés Solís, no hay forma de pedir las cabezas de los diputados, tal como las exigieron los sindicalistas.

“Yo sé que van a seguir pidiendo cabezas, es lo que hacen. Algunas se las van a dar, otras no. Las de los diputados, quiero ver cómo van a hacer, porque no hay forma de que las obtengan”, declaró la socialcristiana.

Prendas: ‘Esperaría que no sea una amenaza’

Sobre lo que declararon líderes de APSE este lunes en Hacienda, Jonathan Prendas, del bloque fabricista independiente Nueva República, dijo que, a su criterio, ese sindicato “lo que hace es transmitir el malestar social en los diferentes estados”.

No obstante, agregó que esperaría que no haya una amenaza cuando los sindicalistas hablan de una lista de ministros y que solamente se trate de vigilancia sobre el actuar del Gobierno.

“Sobre la lista de ministros, esperaría que no sea una amenaza, sino simplemente una vigilancia del conglomerado social sobre el actuar del Gobierno. No creería yo y esperaría que no, porque Nueva República nunca va a estar a favor de amenazas ni de violencia para manifestar las preocupaciones y aversiones sobre ciertos temas”, comentó Prendas.

En forma similar a lo dicho por María Inés Solís, apuntó que sobre las cabezas de los diputados, ya “eso es tema de otro café y harina de otro costal”.

Luego de participar de la reunión semanal del bloque fabricista, el exdiputado Fabricio Alvarado también respondió, ante consulta de La Nación, sobre las amenazas de los sindicalistas de perseguir otros ministros e, incluso, congresistas.

“Tenemos que revisarlo con más calma. Ese es el precio por ser parte del campo político, por ser funcionario público. Están los funcionarios del Poder Ejecutivo y del Legislativo siempre sometidos al escrutinio de la ciudadanía. Es lo normal”, dijo Alvarado.

Adujo que ellos, en el bloque Nueva República, hablaron de ir por el ministro de Educación, Edgar Mora, y por el viceministro de Justicia, José Fabián Solano Fernández, quien también renunció este lunes, a mediodía.