Silvia Artavia. 22 octubre
Rodolfo Peña, jefe de fracción del PUSC; Xiomara Rodríguez, jefa de fracción de Restauración Nacional, y Fabricio Alvarado, secretario general de Nueva República.
Rodolfo Peña, jefe de fracción del PUSC; Xiomara Rodríguez, jefa de fracción de Restauración Nacional, y Fabricio Alvarado, secretario general de Nueva República.

Los partidos Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (PRN) y Nueva República (PNR) le dieron la espalda al nuevo intento de diálogo convocado por el Gobierno, para este viernes, en busca de una solución a la crisis fiscal y económica.

Las fuerzas políticas confirmaron a La Nación que no irán a la cita, programada para las 8:30 a. m. en el Estadio Nacional.

El PLN declinó participar al achacar falta de liderazgo al Gobierno y constantes contradicciones entre el presidente Carlos Alvarado y la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC). Añadió que, en caso de que se defina una metodología objetiva de diálogo con plazos establecidos y de que se genere un marcado liderazgo del presidente, participará como observador.

Por su parte, Xiomara Rodríguez, jefa de fracción de los restauracionistas, dijo que, aunque les parece una reunión importante, no asistirán porque primero quieren conocer cuáles propuestas saldrán del encuentro.

“Restauración Nacional celebra que se establezca de nuevo una mesa de diálogo. Creemos que es muy importante que el Ejecutivo pueda dialogar con los diferentes sectores que se están viendo afectados con esta crisis fiscal, pero hemos decidido no asistir porque primero queremos saber qué propuestas van a salir de esta mesa de diálogo, qué acuerdos y si el Gobierno va a poder ponerse de acuerdo con estos diferentes sectores”.

“Ahí sí, la Asamblea Legislativa tiene un papel muy importante para valorar estas propuestas y saber si van a ser en beneficio de los costarricenses”, enfatizó Rodríguez.

(Video) Restauracíón tampoco irá a nueva mesa de diálogo

El bloque fabricista Nueva República fue más enérgico al argumentar por qué declinó participar en la reunión.

“Queremos hacer público que nuestro partido Nueva República no será cómplice de este Gobierno fallido en una convocatoria en la cual falta gente importante en la mesa; no se conoce la metodología de trabajo y no se sabe cuál sería el rol de los diputados para poder implementar las soluciones que requieran de un trámite legislativo”, dijo en un comunicado el secretario general de ese grupo político, Fabricio Alvarado.

Los fabricistas agregaron su disconformidad con la discusión del Presupuesto Nacional del 2021 en la Asamblea Legislativa, esta semana.

“Nos parece una barbaridad el fiasco que resultó la discusión del presupuesto del próximo año, donde los diputados del PAC y del Frente Amplio se turnaron para retrasar y obstaculizar las mociones que pretendían bajar el gasto en el Gobierno, sin mencionar que la Presidencia orquestó una campaña de mentiras, falsedades y miedos al decirle a los costarricenses que, si no se les alcahueteaba el despilfarro en el presupuesto, entonces el país caería en un cierre técnico”, agregó Alvarado.

Nueva República instó a los diputados a reunir los 38 votos necesarios para convertir el plenario en una comisión, y así poder hacer las modificaciones al plan de gastos del país para el 2021.

“Cuenten con los votos de Nueva República", dijo el excandidato.

Por su parte, la fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC) confirmó que tampoco asistirá al encuentro.

Fallida convocatoria

Este miércoles, el Gobierno convocó 70 organizaciones a la reunión de mañana.

La tarde de este jueves, La Nación consultó a Casa Presidencial cuántos grupos habían confirmado asistencia. Sin embargo, a las 5:50 p. m. no habían respondido.

Una de las instancias que confirmó asistencia fue la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).

Los empresarios aceptaron la participación en el encuentro luego de haber rechazado el primer diálogo convocado por el Gobierno.