Aarón Sequeira. 10 septiembre
Diputada Paola Vega, del PAC. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa.
Diputada Paola Vega, del PAC. Foto: Cortesía Asamblea Legislativa.

La diputada Paola Vega Rodríguez, del Partido Acción Ciudadana (PAC), le solicitó este jueves al presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, investigar un chat utilizado por funcionarios del despacho del legislador independiente, Erick Rodríguez Steller, denominado “Muerte LGBTI y nicas”, donde al parecer se usaban comentarios sexistas a una asesora.

En la nota PVR-PAC-115-2020, Vega explica que recibió con mucha preocupación la información publicada por La Nación, este miércoles, sobre una denuncia por acoso sexual de esta asesora hacia al jefe de despacho de Rodríguez Steller y otro empleado del despacho.

Según la denuncia, el jefe de despacho, de apellido Salazar, se refería constantemente a su compañera con la frase “la del furor uterino”, en un chat establecido desde la campaña electoral, que se llamaba “Muerte LGBTI y nicas”.

Según la denunciante, el diputado Rodríguez formó parte de ese chat hasta junio pasado.

Este diputado llegó al Congreso por el Partido Integración Nacional (PIN), de la mano de la candidatura de Juan Diego Castro Fernández en esa agrupación política, pero se declaró independiente antes de asumir el cargo.

“He recibido esta información con mucha preocupación, dado que implicaría a un miembro del primer poder de la República ejerciendo acciones discriminatorias y violentas contra poblaciones vulnerabilizadas y fomentando discursos de odio contra los migrantes nicaragüenses y la comunidad LGTBIQ del país”, dijo Vega.

La petición específica de la oficialista es que se abra, de oficio, una investigación sobre las denuncias surgidas del seno del despacho de Rodríguez Steller y activar los procedimientos respectivos en la Comisión de Ética y Valores de la Asamblea.

(Video) Diputado Erick Rodríguez defiende a asesores por denuncia de acoso sexual

Actualmente, la Asamblea Legislativa tiene abierto un procedimiento administrativo por la denuncia de acoso sexual que presentó la asesora de Rodríguez Steller, tanto en contra de Salazar como de otro asesor, de apellido Castro.

A Salazar lo señaló por referirse a ella con frases machistas y a Castro le achacó acoso sexual y un tocamiento indebido que, según su denuncia, se habría producido durante una actividad social en Palmares, a la que Rodríguez Steller llevó al personal de su despacho.

Sobre el chat, Rodríguez Steller rechazó referirse, pues alegó que se trataba de un espacio privado e, incluso, adujo que era la asesora quien lo había creado y le había puesto el nombre.

“Yo no voy a referirme a chats que son privados, porque estaría violentando la privacidad, no solo mía sino también la de las otras personas que conforman el chat”, dijo a La Nación.

En cuanto a la denuncia contra sus dos empleados, el independiente dijo que se trataba de “cosas horrorosas” de las que se acusaba a “dos honorables colegas”.

“Nuestro país es reconocido por ser una nación respetuosa de los derechos humanos y por tener un sistema democrático sólido, en el que ninguna población deba sentir miedo o persecución, muchísimo menos por parte de la clase política”, agrega Paola Vega en su nota.

Además, la oficialista considera que es inaceptable que “uno de los máximos representantes del pueblo” se refiera de forma tan despectiva a dos poblaciones “que aportan tanto a nuestro desarrollo y merecen todas las acciones afirmativas para garantizar que no sean discriminadas”.

En el chat creado en la campaña de Erick Rodríguez, titulado
En el chat creado en la campaña de Erick Rodríguez, titulado "Muerte LGBTI Y NICAS", al parecer uno de los denunciados se refería con frecuencia a la denunciante como "la de furor uterino", situación que fue denunciada por ella como comentario machista y misógino. Foto: Captura del chat.

De acuerdo con el criterio de Vega, la presidencia del Congreso debe “mostrar a la ciudadanía que un caso así no pasará desapercibido”.

“De conformidad por lo expuesto en las denuncias, estaríamos hablando de un caso visible de apología del odio que, en aras de mantener la solidez de nuestro estado de derecho, no puede pasar inadvertido”, dijo Vega.

Consultado sobre la petición de la legisladora, Cruickshank confirmó que el Directorio legislativo recibió la carta.

Sin embargo, respondió que no podía referirse al fondo de la petición, pues no se vio en la sesión del Directorio y no había estudiado en profundidad la solicitud.