Política

PAC espera a Carlos Alvarado en diálogo sobre derrota electoral después del 8 de mayo

Comité Ejecutivo del PAC cuenta con que apenas deje el poder, Alvarado se involucre en el análisis al que también se invitará a Luis Guillermo Solís y a los partidarios de todo el país

El oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) alista un proceso de diálogo con sus estructuras de todo el país en el que planea analizar las causas de su debacle electoral y las transformaciones que necesita realizar para “volver a conectar con la ciudadanía”. La agrupación cuenta con que a este proceso se incorporará el actual mandatario Carlos Alvarado Quesada, después de que le ceda la banda presidencial al próximo gobernante de Costa Rica, el 8 de mayo.

“No hay otra manera. El éxito del proceso político será que incluya a todas las personas y lógicamente eso incluye a compañeras y compañeros que en este momento no pueden tener participación debido a leyes que así lo requieren, pero que nosotros esperamos y vamos a convocar para que una vez que salgan del Poder Ejecutivo, se incorporen a las discusiones y al trabajo partidario”, afirmó Fabián Solano, presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAC, en entrevista con La Nación.

Alvarado fue electo como presidente por el PAC en el 2018. Sin embargo, si él quisiera participar en el diálogo convocado por la agrupación, tendría que esperar hasta después de dejar el poder, dentro de poco más de dos meses, pues la ley prohíbe que el presidente de la República se involucre en actividades de los partidos políticos.

Para la cúpula de Acción Ciudadana es fundamental que a la discusión se incorporen él y Luis Guillermo Solís, el primer presidente que el PAC logró llevar a Zapote, en el 2014, porque también desean tomar en cuenta los aciertos que, en su opinión, han tenido las dos administraciones del PAC en los últimos ocho años.

A modo de ejemplo, Solano citó “el diálogo social que tuvo el Gobierno y los esfuerzos que se hicieron para iniciar algunos acomodos fiscales y financieros”, así como las conversaciones con poblaciones indígenas durante el mandato de Solís; la reforma fiscal, los avances en infraestructura y el manejo de la pandemia de covid-19 del gabinete de Alvarado.

No obstante, las conversaciones estarían enfocadas en los errores que devinieron en el peor resultado electoral del PAC en los últimos 21 años. “Que lógicamente los hay, porque si no, no estaríamos en la situación electoral en la que estamos actualmente”, afirmó Solano.

Consultado por La Nación, Luis Guillermo Solís —quien actualmente reside en Florida, Estados Unidos— dijo que ya estaba al tanto de la propuesta del Comité Ejecutivo del PAC, la cual considera correcta. Adelantó que él está dispuesto a participar, si las condiciones del proceso se lo permiten.

“Serán los órganos superiores del partido los que deberán preparar los términos de referencia, metodología y calendarios necesarios para la realización de los encuentros. Dependerá por lo tanto de esa propuesta y de las fechas que sugieran dichos órganos para saber si puedo sumarme a las actividades, algunas de las cuales podré atender, aun estando fuera del país”, respondió Solís, por escrito.

La cúpula del PAC dejó entrever su expectativa de que Alvarado se incorpore a las discusiones en una carta que le envió a su militancia el lunes 7 de febrero, horas después de que se conociera que el PAC quedará fuera de la Casa Presidencial y de la Asamblea Legislativa por los próximos cuatro años, al obtener menos de un 1% de los votos en las elecciones del 6 de febrero.

“Esta Fracción Legislativa y el Comité Ejecutivo Nacional coincidimos en la necesidad de convocar cuanto antes un proceso de reflexión y reconstrucción partidaria. Este proceso debe incluir voces diversas del partido, dirigencia de todos los territorios del país y liderazgos nacionales como los expresidentes y las excandidaturas presidenciales, las representaciones de las juventudes partidarias y de las mujeres”, dice esa carta.

De acuerdo con Solano, desde entonces, se conformó una subcomisión que diseñó una propuesta de metodología para el diálogo, el cual deberá ser “completamente horizontal”, e incluiría a todas las estructuras, desde las cantonales y provinciales.

“Ya hay un planteamiento metodológico. Estamos afinando eso, vamos a tener una reunión con asambleístas nacionales esta semana para poder socializarlo. Yo esperaría que no nos tome más de un mes o mes y medio en arrancar una conversación con todas las estructuras, en varios niveles que tienen que darse, sobre lo sucedido en febrero”, afirmó el presidente de la agrupación.

“No deberíamos tomarnos demasiado tiempo en esto, ya hay mucha gente escribiendo, hay mucha gente organizándose, los mismos comités ejecutivos cantonales están organizándose para tener reuniones”, añadió Solano.

La cúpula del PAC aspira a conseguir un diagnóstico sobre las causas del fracaso, para que después el partido pueda replantearse, empezando en un congreso ideológico en el que la agrupación tome decisiones sobre sus “estructuraciones político, ideológicas y programáticas”.

“El reto está en volver a conectar con la ciudadanía que convocamos anteriormente y volver a tener la conversación que nos permita decirles: nosotros seguimos siendo la opción progresista para este país”, aseguró el dirigente del PAC.

Solano dice estar convencido de que Acción Ciudadana recuperará el apoyo del electorado porque la agenda del partido, asegura, sigue vigente. Mencionó que la agrupación tiene un historial de logros que la respaldan, en particular en temas relacionados con “poblaciones que habían sido históricamente discriminadas y olvidadas”, ambiente, política social y atención de la pobreza.

“Hay pruebas para decirle a la ciudadanía que nosotros hemos cambiado la historia de este país, nuestro recorrido así lo demuestra, y habrá que analizar muchos de los errores que hemos cometido. Claro que tuvimos errores en el Poder Ejecutivo y en el Poder Legislativo, pero también tenemos muchísimo camino andado y sobre ese camino vamos a regresar”, afirmó Solano.

Para el presidente del PAC, las luchas que ha dado la agrupación rojiamarilla siguen siendo necesarias, e incluso podrían tener que redoblarse durante los próximos cuatro años.

“Esa agenda corre peligro debido a la estructuración de la nueva Asamblea Legislativa, que pareciera que tiene una conformación muchísimo más de derecha. Nosotros creemos que en gran parte de las discusiones sociales y económicas, vamos a tener que acompañar a los movimientos sociales para que no vayan en retroceso, o que tenemos que estar vigilantes para que no hayan retrocesos en gran parte de las cosas que se han avanzado”, afirmó Solano.

“¿Perdimos capacidad de poder convocar a las personas? Sí, por supuesto, sí, me duele, no tuvimos la capacidad de convocarlos, como les habíamos convocado desde el 2001 sistemáticamente desde el momento en el que el PAC emergió. Pero siguen estando las condiciones, sigue estando la agenda, siguen estando las personas y nosotros tenemos que encontrar las vías políticas para volver a reconstruir estos puentes.

“El PAC sigue siendo un partido absolutamente necesario para el país, yo tengo toda la seguridad de que con el tiempo no solo el partido, si no los colectivos sociales y la ciudadanía van a poder hacer un análisis reposado de lo que ha significado la existencia de nosotros en estos últimos 21 años y cómo nosotros iniciamos procesos sociales que nos llevaron a una modernización de la sociedad que nos hace vivir muchísimo mejor de lo que vivíamos hace 20 o 30 años”, afirmó Solano.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.