Aarón Sequeira. 22 octubre, 2018
Tanto el PAC como el PLN consideran que la Sala Constitucional deben pronunciarse sobre lo que dijo la Corte Plena contra el plan fiscal. Aún queda por definir si irían de la mano o no. Foto: Rafael Pacheco
Tanto el PAC como el PLN consideran que la Sala Constitucional deben pronunciarse sobre lo que dijo la Corte Plena contra el plan fiscal. Aún queda por definir si irían de la mano o no. Foto: Rafael Pacheco

La fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC) consultará ante la Sala Constitucional si es cierto, como opina la Corte Suprema de Justicia, que el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas afecta la organización y el funcionamiento del Poder Judicial.

Para eso, la bancada del partido de gobierno mantuvo numerosas conversaciones, este lunes, con jefes de otras bancadas, particularmente Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC).

La idea es definir si el PAC irá solo en esa gestión ante el tribunal constitucional o si recibirá el apoyo de los diputados de esas tiendas políticas.

Incluso, tanto el vocero verdiblanco, Carlos Ricardo Benavides, como el rojiazul, Erwen Masís, explicaron que sus propias bancadas están valorando si realizan una consulta particular, cada uno de los partidos.

El asunto es que las preocupaciones de los oficialistas son exactamente las mismas que de los liberacionistas y los socialcristianos, en el sentido de que la Sala IV determine si, a ciencia cierta, las cuatro objeciones que presentó la Corte Plena a la reforma fiscal obligarían a la votación del proyecto con 38 votos. En primer debate fue aprobado con 35 votos y 22 en contra.

Tanto Morales como Benavides y Masís explicaron, por separado, que las cuatro objeciones de la Corte Plena a la reforma fiscal deben ser analizadas por los magistrados constitucionales, máxime que los miembros de ese tribunal se inhibieron de opinar sobre el criterio general de los demás miembros de la Corte.

Es más, el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, también manifestó que hay “aspectos no cubiertos” por la consulta que ya enviaron los diputados del Partido Restauración Nacional (PRN) a la Sala Constitucional.

Piza también conversó con los jefes de las fracciones políticas durante casi una hora y, aunque a los medios evitó decir cuál es su opinión sobre la consulta, Víctor Morales Mora confirmó que lo escucharon, no solo como ministro de la Presidencia, sino también como abogado constitucionalista.

“El tema fundamental para nosotros ahora es la Sala IV, estamos valorando si hacemos otra consulta. Es importante esclarecer las cuatro objeciones de la Corte al plan fiscal, porque no están cubiertos en la consulta de Restauración. La valoración que estamos haciendo es si la hacemos conjuntamente o no”, dijo el jefe del PAC.

Morales arguyó que la decisión se fijará en las próximas horas, para finalmente presentar eventualmente la consulta entre miércoles y jueves.

La consulta plantearía cuatro preguntas sobre las objeciones de la Corte:

1. Si la rectoría del Ministerio de Planificación y Política Económica (Mideplán) y su participación en la política de evaluación de los funcionarios es, o no, una intromisión de poderes.

2. Si los topes a salarios y a pluses, en general, afectan de alguna forma la independencia del Poder Judicial, como alega la Corte.

3. Si hay problema en la reforma a las transferencias o destinos específicos, en particular, si eso podría afectar los recursos que, por vía de leyes especiales, se dan a varias dependencias judiciales.

4. Si la regla fiscal que contiene el plan fiscal podría aplicarse sobre los recursos del Poder Judicial.

Piza: ‘Hay aspectos no cubiertos y sería conveniente que puedan cubrirse’

Luego de conversar por con los jefes políticos, el ministro Piza explicó que se reúne con legisladores de varias fracciones, exclusivamente para analizar el plan fiscal y un posible apoyo a ese proyecto de ley.

Este lunes, se reunió, por separado, con Ivonne Acuña y Jonathan Prendas, de Restauración Nacional, bancada de 14 diputados que votó en contra. “A los diputados les voy a explicar la importancia de que el proyecto salga adelante, unos pueden estar a favor, otros en contra, pero lo importante es que al final salga un proyecto que se pueda votar en un plazo razonable”, dijo Piza.

Consultado sobre si el Gobierno está trabajando para juntar los 38 votos para el segundo debate de la iniciativa, agregó que ese es un tema que podría efectivamente resolver la Sala Constitucional, pues considera que la interpretación conforme podría obligar o no a la votación calificada.

Piza negó que se negocie, con los parlamentarios, proyectos específicos o acciones del Ejecutivo en las regiones que representan, a cambio de sus respectivos votos para el plan fiscal.

Lo que sí reafirmó es que no es prudente ni necesario dar un paso atrás, devolviendo el proyecto fiscal a la comisión para hacerle cambios. “Hay algunos aspectos de fondo que no están cubiertos y sería conveniente que puedan cubrirse”, dijo.

PLN y PUSC analizan las rutas de la consulta

El jefe liberacionista, Carlos Ricardo Benavides, dijo que aún no se define si su partido hará la consulta por separado, pero insistió en que esas preguntas deben hacérsele a la Sala Constitucional.

“Tenemos dos o tres días. Creo que los grupos que están bien intencionados sobre el plan fiscal, están centrados en temas de justicia tributaria, afectación o no de las independencias de otros poderes o entidades autónomas y saben que es un tema de fondo. En nuestro caso, nos interesan las cuatro objeciones”, comentó el verdiblanco.

Al igual que Morales, Benavides asegura que en las próximas horas estará definida la ruta que tomarán los promotores del plan fiscal.

El socialcristiano Erwen Masís apuntó que la Unidad hace su propio examen sobre si consultar o no la iniciativa por su cuenta, más cuando tiene a la mano solamente ocho de los nueve diputados de su lado. Para completar las diez firmas necesarias para consultar la iniciativa, buscaría al independiente Erick Rodríguez o al republicano Otto Roberto Vargas.

“Si logramos consenso, podríamos plantear la consulta con las otras fracciones. Me parece importante manifestarnos, para la claridad y percepción del electorado, poder justificar por qué votamos, por qué creíamos en el plan y en que no requiere una mayoría calificada”, dijo Masís.