Gerardo Ruiz R.. 4 septiembre
Sonia Marta Mora se desempeñó como ministra de Educación Pública en la administración de Luis Guillermo Solís. Este martes fue anunciada como la nueva embajadora en Francia. Foto: Rafael Pacheco
Sonia Marta Mora se desempeñó como ministra de Educación Pública en la administración de Luis Guillermo Solís. Este martes fue anunciada como la nueva embajadora en Francia. Foto: Rafael Pacheco

Sonia Marta Mora, quien ocupó el cargo de ministra de Educación Pública entre el 2014 y el 2018, fue elegida por el Poder Ejecutivo como embajadora en Francia.

La designación de la académica, afín al Partido Acción Ciudadana (PAC), la confirmó este martes Casa Presidencial después de la sesión ordinaria del Consejo de Gobierno.

Con Mora, se eleva a seis la cifra de nombramientos de políticos de renombre que realiza la administración Alvarado en el servicio diplomático. El Gobierno los eligió a pesar de que no tienen carrera diplomática.

Entre ellos figuran Rodrigo Alberto Carazo, expresidente del Comité Ejecutivo del PAC y exdiputado de ese partido, ante la sede permanente en Naciones Unidas en Nueva York; Ana Helena Chacón, exvicepresidenta de la República, ante España; Fernando Llorca, expresidente ejecutivo de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), ante Washington.

La lista la completan Ronald Flores, exsecretario general del PAC, quien recibió el beneplácito del Gobierno de Italia para fungir como embajador de Costa Rica; y Rafael Ortiz, exdiputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien fue designado en el Reino Unido.

Cuestionado sobre la escogencia de Mora para dirigir la legación en París, el ministro de Comunicación, Juan Carlos Mendoza, justificó la designación de la exministra y de los demás allegados al PAC con el argumento de que el Gobierno tiene la prerrogativa de designar embajadores siempre que tengan idoneidad.

“En la Cancillería existen plazas que son de embajadores de carrera y de embajadores que se designan en comisión. Esa es una prerrogativa del Ejecutivo. En ambos casos se busca la idoneidad", dijo.

Y profundizó: "¿Y qué es la idoneidad? Que puedan cumplir con las facultades propias de su cargo, que tengan los estudios, la experiencia política, la experiencia diplomática, que tengan los idiomas, que tengan todos los elementos apropiados para cumplir ese cargo”, contestó Mendoza, quien antes de ser titular de Comunicación se desempeñó cuatro años como embajador ante Naciones Unidas, precisamente, sin tener experiencia diplomática previa.

Diputados de la oposición han criticado los nombramientos de allegados políticos del Gobierno en embajadas de importancia para el país.

También han cuestionado a la canciller y vicepresidenta de la República, Epsy Campbell, por designaciones de militantes políticos en varias direcciones del Ministerio de Relaciones Exteriores que históricamente han estado en manos de diplomáticos de carrera, en consonancia con el Estatuto del Servicio Exterior, pues se trata de plazas de embajador.

La diputada de Liberación Nacional, Karine Niño, presidenta de la Comisión de Asuntos Internacionales del Parlamento, envió el caso de esos nombramientos a la Procuraduría General de la República, para que se analice su idoneidad.