Josué Bravo. 14 febrero
El expresidente de la República y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias Sánchez, se negó a referirse públicamente a las dos denuncias sexuales en su contra, tras su salida de los Tribunales de Justicia de San José, la mañana del miércoles. Foto: Albert Marín.
El expresidente de la República y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias Sánchez, se negó a referirse públicamente a las dos denuncias sexuales en su contra, tras su salida de los Tribunales de Justicia de San José, la mañana del miércoles. Foto: Albert Marín.

El expresidente Óscar Arias entregó ayer sus dos pasaportes a la Fiscalía Adjunta de Género durante una indagatoria por dos denuncias, una por violación y otra por abuso sexual, informó Telenoticias.

Además de entregar un pasaporte ordinario y otro diplomático, Arias negó los cargos que dos mujeres le atribuyen, añadió el telenoticiero.

El expresidente acudió a la cita desde las 7:30 a. m. del miércoles. Duró más de 30 minutos escuchando las denuncias en su contra, de acuerdo con Telenoticias, que informa tener una copia del documento emitido luego por la Fiscalía Adjunta de Género.

El documento, según el noticiero, indica que el expresidente de forma textual dijo lo siguiente: “Rechazo los cargos y me abstengo de declarar en este momento”.

(Video) ¿Quién es Óscar Arias, el Premio Nobel acusado por violencia sexual?

Por su parte, el abogado del exmandatario, Erick Ramos, anunció de inmediato que el expresidente analizaría la posibilidad de ampliar declaración indagatoria en el departamento de psicología del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

“Una vez evacuadas las pericias del Ministerio Público ante el departamento de psicología del OIJ, tomaremos la decisión de verificar si ampliamos la declaración indagatoria".

"Por un tema de respeto al Ministerio Público, a los fines de mostrar disposición y sometimiento absoluto al proceso, en forma voluntaria vamos a entregar los pasaportes vigentes, uno de ellos el pasaporte ordinario y otro el diplomático”, dijo el abogado, según Telenoticias.

Al salir del edificio de los Tribunales, la mañana del miércoles, el expresidente se abstuvo de dar declaraciones a los periodistas, alegando que su abogado se lo había sugerido, en vista de que tiene dos denuncias en la Fiscalía.

(Video) Óscar Arias asistió a una audiencia por las denuncias penales por abuso sexual

Tras consulta de La Nación, la Fiscalía Adjunta de Género informó de que el también Premio Nobel de la Paz “se acogió a su derecho de abstenerse de declarar durante la indagatoria”.

La Fiscalía añadió que “no será posible brindar más detalles, pues el expediente se encuentra en una etapa que es privada para terceras personas, según lo establece el artículo 295 del Código Procesal Penal”.

El Ministerio Público confirmó que la Fiscalía Adjunta de Género no solicitó medidas cautelares en contra del expresidente y que el proceso de investigación continúa.

Arias fue denunciado por violación el 4 de febrero, en la Fiscalía de Género del Ministerio Público, por la psiquiatra y activista antinuclear, Alexandra Arce von Herold.

El hecho habría ocurrido el 1.° de diciembre del 2014 en la casa del exmandatario, adonde ella acudió a entregarle documentos sobre una campaña antinuclear, informó el 5 de febrero el Semanario Universidad.

La segunda denuncia, por el delito de abuso sexual, fue interpuesta el 7 de febrero en la Fiscalía de Género en contra de Arias, por la ex Miss Costa Rica Yazmín Morales.

El abuso ocurrió en el 2015, cuando el expresidente habría invitado a Morales a su casa con el argumento de regalarle un libro.

Las dos denuncias son tramitadas en un mismo expediente, de acuerdo con el Ministerio Público.

Además de las dos denuncias penales en su contra, cinco mujeres más denunciaron haber sufrido algún tipo de abuso de parte del expresidente, entre los años 80 y el 2013, pero estos casos no han sido judicializados.

Este jueves La Nación publica la denuncia de una sexta mujer. Se trata de María del Pilar Baeza Montes de Oca, una empresaria de bienes raíces de 65 años, quien asegura que en el 2008 Arias “se me lanzó a tocarme los senos”.

El abuso habría ocurrido en la casa del expresidente localizada en Rohrmoser, San José.