Por: Aarón Sequeira 14 abril, 2016

Una obra que incluye dos tanques y siete kilómetros de tubería, con una inversión de ¢450 millones, le asegurará 10 litros más de agua por segundo a 19.000 habitantes de Cañas, cantón de Guanacaste.

Se trata del proyecto de mejoras en el acueducto Los Ángeles-Cañas, que permitiría un mayor acceso al líquido y superar los problemas de contaminación con arsénico en una de las principales fuentes de agua cañera.

La obra aún no está inaugurada, pero entraría en funcionamiento en ocho días, aproximadamente, según explicó Yamileth Astorga, presidenta del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Astorga guió hoy al presidente, Luis Guillermo Solís, en la inspección de las obras. Los acompañó el alcalde de la zona, Lisanías Zúñiga.

La inversión en las obras hidráulicas es parte de una previsión de 176.000 millones para el desarrollo en Guanacaste, en 130 proyectos diferentes, 22 de ellos ya ejecutados, 55 en progreso y 53 por iniciar en esta administración.

La obra hídrica para Cañas incluye 7 kilómetros de tubería, pasos de río, prevista para interconectarse con el acueducto de El Chopo, entre otros.

Solís visitó los tanques como parte de una gira a Guanacaste de dos días, en la que visitará además una planta hidroeléctrica en Bijagual de Upala y realizará, en el cantón de La Cruz, un homenaje a las asociaciones y vecinos que atendieron a los cubanos durante la crisis migratoria en la zona norte, por el cierre de la frontera nicaragüense desde noviembre del 2015.

Etiquetado como: