Ministro se compromete a arreglar puente de la ‘platina’

Por: Gerardo Ruiz R. 3 febrero, 2016
g | DIANA MÉNDEZ
g | DIANA MÉNDEZ

La Dirección de Conservación Vial del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), así como el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la Universidad de Costa Rica moldearon al ingeniero civil Carlos Villalta.

El técnico asumió ayer el cargo de ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Por mandato del presidente Luis Guillermo Solís, Villalta toma el caballo a mitad del río, después de la renuncia del abogado Carlos Segnini, anunciada el 13 de enero y efectiva el 31.

Al presentar a Villalta a la prensa, en la Casa Presidencial, el mandatario dijo que optó por él porque es garantía de que la obra pública pendiente se concretará durante su gobierno, al acelerar los proyectos.

“Queríamos a un ingeniero que tuviera esa capacidad, en vista de que nos encontramos en otro momento de la vida del Gobierno, entrando al segundo año de su gestión. Creemos que el ingeniero Villalta tiene esa capacidad de constructor”, explicó el gobernante.

Además del Conavi, que es el brazo del MOPT encargado de construir y mantener las carreteras, y del Lanamme, laboratorio de la UCR que analiza la calidad de materiales, Villalta laboró como director de la Unidad Ejecutora del Primer Programa de Infraestructura Vial (PIV-I), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). También, trabajó para constructoras como Pedregal y Santa Fe.

Conavi. Pese a que Solís incluyó entre sus promesas de campaña el cierre del Conavi y del Consejo Nacional de Concesiones (CNC), por considerar que no se desempeñan bien, Villalta dijo que el Conavi debe fortalecerse, pues es difícil que el Gobierno cuente con el nuevo Instituto Nacional de Infraestructura (INI) antes de que acabe su periodo en el 2018.

La eliminación del Conavi, del CNC y la fundación del INI dependen de un proyecto de ley que el Poder Ejecutivo aún no ha enviado a su discusión de diputados.

Solís se apresuró a aclarar que lo dicho por el nuevo titular del MOPT no contradice lo prometido en campaña, que avanza poco.

En ese contexto, Villalta agregó que el Conavi tiene una última oportunidad para demostrar que puede dar resultados.

Prioridades. Con respecto a sus prioridades, Villalta dijo que no son distintas a las de Segnini.

Le dará “especial seguimiento” a proyectos como la carretera Cañas-Liberia, el intercambio Paso Ancho, la ampliación del tramo Pozuelo-Jardines del Recuerdo y a Sifón-La Abundancia.

Asimismo, consideró como retos hacer avanzar proyectos licitados como Cañas-Limonal, Barranca-San Gerardo-Limonal y Playa Naranjo-Paquera.

Se comprometió a terminar la reparación del puente sobre el río Virilla, conocido como el de la “platina”. De igual forma, contestó que tiene “mapeados” los problemas que retrasan la ejecución de las obras, uno de los principales males del MOPT.

Entre esos obstáculos citó las expropiaciones, traslado de servicios públicos y relaciones interinstitucionales. Él se enfocará en quitar del camino esas piedras con el apoyo de Presidencia.