Por: Sofía Chinchilla C..   5 septiembre
El niño de seis años, de nacionalidad costarricense, fue hallado solo en el desierto de Arizona, Estados Unidos, al norte de la frontera con México, el 21 de junio de 2018. Crédito: Customs and Border Proteccion.

Luego de más de dos meses de permanecer bajo la custodia de las autoridades estadounidenses, el niño costarricense que fue hallado solo en la frontera del desierto de Arizona se reunió con su mamá.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó de que, esta semana, el gobierno de Estados Unidos le entregó el menor a su mamá, quien reside en condición migratoria irregular en el estado de Nueva York.

“El niño, que ha estado cerca de dos meses en un albergue para menores inmigrantes o que viajaban solos, fue entregado satisfactoriamente a su madre. Se encuentra muy bien de salud y en perfecto estado de ánimo y emocional”, informó Rolando Madrigal, cónsul general de Costa Rica en Nueva York, a través de un comunicado de prensa.

El pequeño de seis años fue hallado por la Policía de Fronteras en el poblado de Lukesville, Arizona, la tarde del 21 de junio, cuando la temperatura llegaba a los 38 grados Celsius. Los oficiales lo encontraron completamente solo. Según les declaró el menor, lo había dejado allí “un tío”, quien le dijo que alguien lo iría a recoger y le ayudaría a encontrar a su mamá.

Mapa de ubicación

Llevaba consigo su acta de nacimiento y un papel con números de teléfono.

En pocas horas, la cónsul general de Costa Rica en los Ángeles, Mabel Segura y la cónsul honoraria en Arizona, Carmen Bermúdez, gestionaron el traslado del niño al albergue Cayuga Center, ubicado en el barrio neoyorquino El Bronx, donde permaneció desde entonces, a la espera de una resolución de las autoridades norteamericanas.

Allí recibió visitas de su mamá dos veces por semana.

Según informó la Cancillería, la familia aún debe someterse al proceso migratorio que determinará si podrán quedarse en Estados Unidos con algún permiso de residencia.