Sofía Chinchilla C.. 21 junio
Oficiales de la Policía de Fronteras hallaron al pequeño justo en el camino fronterizo, la tarde del miércoles, en Arizona. Ahora está en un albergue en Tucson.
Oficiales de la Policía de Fronteras hallaron al pequeño justo en el camino fronterizo, la tarde del miércoles, en Arizona. Ahora está en un albergue en Tucson.

Un niño de seis años, de nacionalidad costarricense, fue hallado solo en el desierto de Arizona, Estados Unidos, al norte de la frontera con México, bajo temperaturas de casi 38 grados Celsius.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó de que el menor fue identificado el martes por la tarde y está recibiendo atención del Consulado General de Costa Rica en Los Ángeles.

Según el reporte de la Cancillería, el niño indicó que fue dejado allí por un tío, quien le pidió que continuara solo y le dijo que en algún momento sería rescatado. El pequeño también le confirmó a la Policía de Fronteras de EE. UU. que estaba ahí camino a ver a su mamá.

(Video) Niño costarricense fue hallado solo en desierto de Estados Unidos

El niño fue hallado en la zona de Lukeville, justo a la par del borde fronterizo, de acuerdo con la información que divulgó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. El niño portaba su certificado de nacimiento y un papel con números de teléfono de familiares en una bolsa.

Las autoridades consulares costarricenses, por su parte, confirmaron que la mamá del menor vive en una ciudad de Estados Unidos, en situación migratoria irregular. La Cancillería informó de que ya lograron comunicarse con ella.

Ahora, los esfuerzos se concentran en resolver la situación del pequeño, así como en determinar las circunstancias en las que viajó.

“Eso lo estamos investigando, todavía no se tiene claro. El niño portaba su certificado de nacimiento en una bolsita, y también algún número de teléfono que le dieron sus parientes, que lo enviaron en esta situación tan poco humana..., un niño de seis años”, relató María Cristina Castro, jefa del Departamento Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El menor se trasladó a un albergue en Tucson, Arizona, donde se abrirá formalmente un expediente, de acuerdo con reportes del equipo de Migración de Estados Unidos. El Consulado de Costa Rica se aseguró de que se encuentra en un espacio seguro, tranquilo, con los cuidados necesarios y de que es abordado con todos los servicios sociales.

"El niño no habló mucho y no brindó mayores detalles, solamente indicó que vivía en Costa Rica y que realizó un viaje con su tío. Estamos atendiendo el caso de manera prioritaria y con abordaje integral. Afortunadamente se encuentra en buen estado", indicó la cónsul en Los Ángeles, Mabel Segura.

Segura y la cónsul de Costa Rica en Arizona se trasladaron hasta el refugio la mañana de este jueves, para acompañar al menor. Ahí, el niño habló por teléfono con la canciller Epsy Campbell, quien verificó que él se encuentra en buen estado.

Por instrucciones de la jerarca, el personal consular está trabajando prioritariamente en el caso, aunque por el momento no está claro qué pasará con el niño en adelante.

La Policía de Fronteras dijo que este incidente ilustra los peligros que encaran los migrantes en las manos de los traficantes. Ese cuerpo policial explicó que los niños son extremadamente vulnerables, no solo a la explotación sino también a las condiciones extremas del desierto.

Agregó que el desierto de Arizona es un ambiente inclemente para aquellos que no están preparados para su impredecible clima y su duro terreno.

De acuerdo con la Cancillería, este es el primer menor costarricense hallado solo en la frontera estadounidense en los últimos cinco años.

La entidad sostuvo que este caso no guarda relación con la política estadounidense de separación de familias que cruzan ilegalmente la frontera, que el presidente Donald Trump derogó el miércoles.

El Ministerio de Relaciones Exteriores también se puso en contacto con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI), para contactar a los familiares del menor en Costa Rica.