Por: Mercedes Agüero 20 diciembre, 2013

Dotar a las municipalidades de poder real es una meta en un eventual gobierno arayista.

La propuesta está contenida en el programa de gobierno de Johnny Araya, quien lideró la Alcaldía josefina durante 22 años.

El objetivo forma parte del capítulo de gobernabilidad de su plan y empieza por darles autonomía a los 81 ayuntamientos para ordenar su territorio.

Araya además quiere ver a los municipios construyendo aulas, y diseñando proyectos de vivienda y de política social.

“Se fomentará la participación de los gobiernos locales en la iniciativa y selección de los proyectos de vivienda y asentamientos humanos; en la ejecución de los programas de lucha contra la pobreza y generación de oportunidades como subsidios, becas estudiantiles, empleabilidad, financiamiento de actividades emprendedoras y constitución de pymes”, indica el programa.

La construcción del barrio chino, en el centro de San José, fue una de las últimas obras que Johnny Araya impulsó como alcalde. | DIANA MÉNDEZ/ARCHIVO
La construcción del barrio chino, en el centro de San José, fue una de las últimas obras que Johnny Araya impulsó como alcalde. | DIANA MÉNDEZ/ARCHIVO

De acuerdo con el candidato liberacionista, de manera paralela, el Instituto de Fomento Municipal (IFAM) deberá estar dirigido “prioritariamente a mejorar la capacidad de gestión, en el plano operativo, financiero y administrativo de las municipalidades más rezagadas del país”.

El liberacionista, además, promoverá el fortalecimiento de los cuerpos de Policía Municipal y de de Tránsito Municipal.

Asimismo, plantea crear consejos cantonales de infraestructura educativa, conformados por el alcalde, supervisores educativos y los presidentes de las juntas de educación y juntas administrativas.

Según la propuesta, las juntas cantonales serían las encargadas de desarrollar planes anuales de construcción y mantenimiento de infraestructura educativa.

La ejecución estaría en manos de las juntas administrativas y las juntas de educación, pero los diseños y planos, procesos de contratación y dirección técnica serían competencia municipal.

Para el candidato los gobiernos locales pueden actuar de forma más directa y menos burocrática en la reparación de escuelas y colegios. “Claro, tenemos que tener en cuenta la capacidad de gestión, la idea no es darles recursos indiscriminadamente a las municipalidades”, dijo Araya.