Aarón Sequeira. 3 junio
El ministro de Hacienda, Elián Villegas, presentó este miércoles el segundo presupuesto extraordinario, donde se hacen recortes por ¢62.500 millones. Al fondo, el presidente de la CCSS, Román Macaya. Foto: Asamblea Legislativa para LN.
El ministro de Hacienda, Elián Villegas, presentó este miércoles el segundo presupuesto extraordinario, donde se hacen recortes por ¢62.500 millones. Al fondo, el presidente de la CCSS, Román Macaya. Foto: Asamblea Legislativa para LN.

El ministro de Hacienda, Elián Villegas, se comprometió este miércoles con los diputados de la Comisión de Hacendarios del Congreso, a enviar más recortes al Presupuesto Nacional de la República en las próximas semanas, con el fin de consolidar una mayor contención del gasto público.

Durante su audiencia ante el foro legislativo, en la que presentó el segundo presupuesto extraordinario de este año, Villegas aseguró que ya giró instrucciones para buscar una mayor cantidad de recortes al plan de gastos.

“Pueden estar seguros de que nadie más que el ministro de Hacienda quisiera recortar una cantidad importante, porque tendría que buscar menos recursos para financiar los gastos”, enfatizó el jerarca.

Añadió, más específicamente, que en las próximas semanas podrán trabajar fuertemente con esa revisión en detalle sobre dónde recortar y llevar al Congreso “otra propuesta importante”.

Según Villegas, sumando el primer y segundo presupuestos extraordinarios, se han hecho este año reducciones presupuestarias por ¢132.000 millones, aproximadamente.

“Yo espero traerles un recorte importante, que refleje la situación de emergencia en que nos encontramos. Ante situaciones extraordinarias, se requieren medidas extraordinarias. Vamos a revisar dónde podemos hacer un recorte adicional para darle mayor sanidad a las finanzas públicas”, adujo.

Pese a ese anuncio, varios legisladores del foro hacendario alegaron que, en realidad, los recortes anunciados “con bombos y platillos” por el Gobierno no son tales.

En particular, los liberacionistas Ana Lucía Delgado y Gustavo Viales, y el independiente fabricista Harllan Hoepelman señalaron que parte de los recortes en realidad son rubros que, por medidas como el canje de deuda cara por deuda barata, se dejan de pagar.

Viales, por ejemplo, detalló que solamente hay reducciones por ¢12.000 millones en gastos de instituciones y Delgado, por su parte, calificó el recorte, aunque sean los ¢62.000 millones, como irrisorio.

“Aunque sabemos que el Presupuesto Nacional es rígido, se pueden tomar medidas extraordinarias”, dijo la verdiblanca.

Llega préstamo por $508 millones al Congreso

Además de presentar los diferentes rubros del proyecto de presupuesto extraordinario, Villegas anunció que este miércoles llegará al Congreso el préstamo por $508 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), negociado semanas atrás.

El ministro de Hacienda aseguró que, una vez que ese crédito inicie su trámite en la Asamblea Legislativa, se podrán activar de una vez las negociaciones con el Fondo para un segundo crédito.

Además, en las próximas semanas empezará la negociación formal con el FMI sobre los compromisos del país para reducción de los gastos públicos, en la cual las vías podrían estar entre la venta de activos, los nuevos impuestos o la contención del gasto público, según la carta de intenciones que había firmado el anterior jerarca.

Frente a una consulta de la presidenta de Hacendarios, la liberacionista Silvia Hernández, Elián Villegas aseguró que esas negociaciones no deberían extenderse más allá de tres meses para cerrar la negociación con el Fondo.

Añadió que también hay negociaciones de financiamiento con el Banco Mundial y con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Revisión del gasto público

Además de comprometerse a entregar nuevos recortes, el ministro Villegas dijo que quiere ver cómo se mete en el tema del gasto, “ojalá con más éxito del que hemos tenido hasta ahora”.

“La circunstancia actual nos pone en una ruta muy compleja. Vamos a ver la diferencia entre el presupuesto del próximo año y el actual. No se puede pensar que el próximo será igual que este año, con un 3% o 4% de incremento”, dijo.

Villegas adelantó que pronpondrá una gestión distinta de la deuda, que pasa por buscar “mecanismos para estandarizarla más, para trabajar con montos mayores, mejorar la liquidez y la negociación en el mercado secundario”, porque dijo que “al final, eso tiene un impacto en el precio” de la deuda.

¿Qué trae el segundo presupuesto extraordinario?

Aparte del recorte por ¢62.500 millones en pago de deuda y rubros de otras instituciones, el plan de gastos extraordinarios trae los ¢75.000 millones donados por el Instituto Nacional de Seguros (INS) para financiar unos 200.000 bonos Proteger a familias afectadas por la pandemia del covid-19.

También, se introduce el rubro de ¢33.000 millones para pagar parte de la deuda del Estado con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), tomados de los créditos aprobados por el Congreso, por $380 millones, con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).