Aarón Sequeira. 27 marzo
El ministro de Educación Pública, Édgar Mora (centro), acudió este miércoles a la comisión legislativa que estudia un proyecto sobre huelgas en el sector público. Lo acompañaron Mario López, director de Asuntos Jurídicos del MEP (izquierda), y su jefe de despacho, Luis Felipe Dobles.
El ministro de Educación Pública, Édgar Mora (centro), acudió este miércoles a la comisión legislativa que estudia un proyecto sobre huelgas en el sector público. Lo acompañaron Mario López, director de Asuntos Jurídicos del MEP (izquierda), y su jefe de despacho, Luis Felipe Dobles.

El ministro de Educación Pública, Édgar Mora, aseguró este miércoles en la Comisión sobre Huelgas de la Asamblea Legislativa que el docente es el principal responsable de que los estudiantes puedan asistir a los comedores escolares.

Eso se debe, según alegó, a que como parte de las funciones del docente “existe una responsabilidad objetiva de los educadores, que es el cuido y la vigilancia de los estudiantes”, porque “si no es de los docentes, entonces de quién”.

“No se puede decir que es responsabilidad de las cocineras, del guarda del centro educativo, ni del chofer del bus; es parte de las responsabilidades que vienen con el cargo. Quiero relacionarlo con el comedor, que no es distinto de la escuela, no es una mera estrategia nutricional”, detalló Mora.

Ante una consulta de la diputada Yorleny León, del Partido Liberación Nacional (PLN), el ministro aseguró que si un docente no lleva a sus estudiantes al comedor, en su jornada laboral, incluso podría imponérsele alguna sanción por incumplir responsabilidades.

“Un buen estudiante sin buena alimentación no es un buen estudiante por definición. No sucede un milagro así, sencillamente está limitado por la mala alimentación”, aseveró el jerarca .

Detalló que el impacto en la salud de los estudiantes fue, precisamente, una de las pruebas que presentó ante tribunales para pedir que se declara ilegal la huelga de 89 días que realizaron los docentes contra el plan fiscal.

“Lo que sostenemos es que la sociedad requiere de educación para garantizar los procesos de movilidad social y la necesidad de que estuviera bajo amparo de la seguridad del Estado”, dijo Edgar Mora.

Educación es un ‘servicio esencial’

Además de enfatizar sobre la afectación que tuvieron los comedores escolares, Édgar Mora manifestó que, a criterio del MEP, la sociedad costarricense considera la educación como un servicio esencial.

“La esencialidad tiene que ver con que este servicio es posiblemente la única estrategia económica para garantizar el desarrollo de las personas. Es un país que, desde muchísimos años atrás, ha decidido confiar en la educación como vehículo de movilidad social”, comentó Mora ante los diputados.

El ministro alegó que un servicio es esencial por las posibilidades que tienen las personas de conseguir buena salud, seguiridad y proteger su vida. Sostuvo que esas tres características se cumplen en el servicio educativo.

Aunque el diputado José María Villalta, del Frente Amplio, consultó al ministro si consideraba que la huelga de educadores debía prohibirse totalmente, no obtuvo una respuesta en esa línea.

“A mí me parece que debe regularse, definirse y eso le corresponde a la Asamblea Legislativa. El servicio de educación es esencial, la sociedad ha mencionado con suficiente propiedad que el servicio es esencial, y debe corresponderle una consecuencia legal que debe ser definida en la Asamblea”, sentenció Mora.

El ministro insistió en que él prefiere respetar el fuero de cada poder y que a los diputados les toque decidir los términos de la reglamentación que opera en la huelga para servicios esenciales.