Política

Ministro de Comunicación omitió decir que él fue visitado por sospechoso de narco

Agustín Castro evadió decir cuáles despachos había visitado Luis Cartín Herrera; ahora, alega que no tenía información suficiente cuando fue consultado por ‘La Nación’

El ministro de Comunicación, Agustín Castro Solano, omitió decir que él fue uno de los funcionarios visitados, en Casa Presidencial, por Luis Guillermo Cartín Herrera, una persona a quien el OIJ tenía como sospechoso de integrar una banda dedicada al tráfico internacional de cocaína y al lavado de dinero.

La visita, que sucedió el 31 de julio del 2018, consta en los registros de ingresos de personas a la Casa Presidencial que la ministra de la Presidencia, Geannina Dinarte, le entregó a la Comisión investigadora sobre la penetración del narco en la zona sur.

En esa documentación también consta otra visita de Cartín a Zapote, ocurrida el 12 de octubre del 2017. En ambos casos, la oficina que recibía al sospechoso solamente se identificó con códigos policiales: Víctor 2 en el caso de julio 2018 y Lima 2, en el ingreso del 2017.

Un día después de que el foro parlamentario recibió esa información, el martes 27 de julio, La Nación le consultó directamente al ministro Castro “cuáles despachos visitó Cartín y a cuáles funcionarios, además de los motivos”.

No obstante, en su respuesta, el ministro evadió contestar la pregunta directa sobre los despachos visitados por Cartín y solamente respondió a algo no consultado: que el sospechoso de narco no había conversado con ningún presidente de la República.

Además, adujo que había “coincidencias con presuntos ingresos de Luis Cartín”, pero alegó que “en la mayoría de casos” no era posible “corroborar que los nombres coincidan con la identidad de esa persona, ante la ausencia de números de cédula”.

Sin embargo, en la visita que hizo el sospechoso de narcotráfico a su oficina, en julio del 2018, sí está plenamente identificado el ingreso de Luis Guillermo Cartín con su número de cédula hacia una oficina identificada con el código policial Víctor 2.

Ese código correspondía al despacho de Agustín Castro cuando era viceministro de la Presidencia.

Cartín Herrera falleció el pasado 6 de mayo.

En la información remitida originalmente por la ministra Dinarte a la comisión especial investigadora, tampoco se detalla cuáles fueron los despachos. Eso extrañó a la presidenta del foro parlamentario, la independiente Zoila Volio.

Ella dijo a La Nación que no se hicieron gestiones para pedir una ampliación o mayores detalles de parte de la Presidencia de la República, pero igualmente llegó a la comisión una carta de Dinarte, este martes 3 de agosto, con los detalles de los despachos visitados.

En ese oficio de la ministra, ella reveló que las visitas de Cartín habían sido a la entonces vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, en octubre del 2017, y al entonces viceministro de Presidencia, Agustín Castro, en julio del 2018.

Cinco horas después de revelado el documento a la comisión investigadora, el Ministerio de Comunicación remitió la misma carta de Dinarte a La Nación, afirmando que se trataba de una ampliación de la respuesta que había dado una semana antes, cuando había evadido revelar que él había recibido a Cartín.

En la nota enviada a los diputados, también se daba a conocer que Castro había recibido al sospechoso de narco a solicitud del diputado Óscar Cascante, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), quien no se presentó a la cita y envió solamente a una asesora suya con Cartín.

Evasivas constantes

Frente a la duda sobre por qué el ministro de Comunicación no había dado a conocer, desde la primera consulta, que era él quien había recibido en su despacho a Cartín, se le preguntó de nuevo, este jueves, si él ignoraba que el código policial Víctor 2 que se refería a su oficina, o si había ocultado la información.

En una respuesta remitida por el Ministerio de Comunicación, este viernes a las 9:16 p. m., nuevamente Agustín Castro no respondió directamente si él sabía o no cuál era el código asignado para su despacho por la guardia presidencial.

En su lugar, alegó que el código “es únicamente utilizado por los miembros de seguridad y no se informa al jerarca ni a los funcionarios de los distintos despachos, ya que los despachos como tal no reciben algún tipo de código”.

Castro adujo también que la respuesta entregada a La Nación el 28 de julio “respondía a los datos con que se contaba hasta ese momento, pues aún se estaba en el proceso de recabar los datos respectivos”.

“Cuando se tuvo el detalle exacto de los ingresos, el Ministerio de la Presidencia envió una carta a la Asamblea Legislativa el 3 de agosto, en la cual se remitió el registro certificado de ingresos solicitados por la Comisión Especial Investigadora, así como el dato de los despachos visitados”, agregó.

Oros medios también reportaron negativas de parte de la Casa Presidencial para facilitar la información sobre los ingresos de Cartín.

Por ejemplo, ameliarueda.com había informado el 27 de julio que la Presidencia les había respondido, el 4 de junio, que no aparecían ingresos a la Casa Presidencial de los tres sospechosos de narcotráfico.

Cartín Herrera, su socio Roberto Soto Rivera y el hijo del primero, Alejandro Cartín Ramírez, también entraron cerca de 30 ocasiones al Congreso, para hablar con diputados del periodo anterior y del actual, en busca de apoyo para sus proyectos turísticos y de vivienda social.

De igual forma, crhoy.com reportó que le habían solicitado al Ministerio de Comunicación la información detallada sobre los funcionarios con que se había reunido Luis Cartín Herrera, pero les negaron los datos.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.