Aarón Sequeira. 21 junio
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, compareció este jueves en la Comisión de Reforma Fiscal, para pedir la incorporación de varias medidas dentro del proyecto de ley que se tramita en el Congreso. Con ella, el viceministro Rodolfo Cordero. Foto: Mayela López.
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, compareció este jueves en la Comisión de Reforma Fiscal, para pedir la incorporación de varias medidas dentro del proyecto de ley que se tramita en el Congreso. Con ella, el viceministro Rodolfo Cordero. Foto: Mayela López.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, compareció este jueves ante los diputados para indicarles qué cambios quiere hacerle el Gobierno a la reforma fiscal, con la cual el Ejecutivo busca evitar una crisis económica en el país.

Aguilar les solicitó, por ejemplo, que se cobre impuesto de renta a las cooperativas, las cuales hoy están exentas, pero exigiendo diferentes porcentajes de pago, según el tamaño de las cooperativas, como ocurre con las pequeñas y medianas empresas (pymes).

(Video) Ministra de Hacienda detalla propuestas que pide meter en plan fiscal

Además, la jerarca planteó la creación de la renta global, la cual consiste en cobrar el tributo de renta a las personas físicas y jurídicas, con base en la suma de todas las actividades lucrativas que pueda tener, y no por separado.

Asimismo, el Gobierno pidió a los diputados incorporar, en el capítulo de reformas al empleo público, todos los cambios que el Ejecutivo puso en práctica para contener el crecimiento en incentivos salariales.

Tal es el caso de fijar las anualidades como un monto fijo, nominal, en lugar de un porcentaje del salario base. La idea de ese cambios es frenar el crecimiento exponencial de este incentivo salarial.

Aguilar dijo que si esa decisión se hubiese tomado hace cuatro años, el país se habría ahorrado ¢115.000 millones.

El Ejecutivo también redujo a un 10% y un 25% del salario base la compensación para bachilleres y licenciados por la dedicación exclusiva, en vez del 20% y 55% que actualmente se pagan.

En cuanto a la prohibición, pide reducir los porcentajes a un 30% para profesionales y un 14% para no profesionales.

No obstante, Aguilar fue más allá y dijo que los incentivos deberías pasar a ser montos nominales fijos y no porcentajes.

"Habrá que alinear el proyecto con las directrices y decisiones para Gobierno Central, sobre todo en cuanto a la transformación de incentivos que hoy son de carácter porcentual a incentivos digamos nominales", manifestó la jerarca de la hacienda pública.

Además, dijo que la reforma servirá de punto de partida para renegociar beneficios en las instituciones con convenciones colectivas: "Hay un capítulo que contempla a todo el sector público, no solo el Gobierno central y, en la medida en que llegue el momento de la renegociación de convenciones y estando aprobado este proyecto, se someterán a las reglas de carácter legal, que queden estipuladas".

En carrera profesional, solicita que no se reconozcan los puntos que son requisito para ocupar el puesto ni los que son pagados por la Administración.

“Es importante que la creación de pluses solo pueda ser establecida por una ley porque, si no, volveríamos al mismo problema”, enfatizó la ministra.

La jerarca pidió a la Comisión Fiscal que decida si trabaja los cambios por mociones individuales o si prefiere que Hacienda construya un texto sustitutivo.

Sobre la solicitud de algunos diputados, de no gravar los productos de la canasta básica, Aguilar dijo que es importante hacerlo para evitar un encarecimiento de los productos, pero advirtió que los ingresos que esto generaría también son importantes.

Entre un 0% y un 2% para la canasta básica, hay ¢50.000 millones de diferencia, advirtió.

"Tenemos que buscar una forma de que esto sea neutro para el consumidor", dijo.

Ante consultas de los diputados sobre la posibilidad de no gravar los productos de la canasta básica, la ministra dijo que siempre hay alternativa para reducir el 2% de IVA, pero la pregunta es: "¿a qué otro sector se lo cargamos?"

A la vez, insistió en que usar tasas cercanas a cero haría que el consumidor termine pagando impuestos que pudieron haber sido pagados en la cadena de producción.

Pablo Abarca, del PUSC, sostuvo que su partido no está pensando en quitar el gravamen a la canasta básica, sino en bajarlo a un 1%. Aguilar respondió que hacer esa reducción se convertiría en un perjuicio para el consumidor final, beneficiando a las clases más altas: "No vemos conveniencia en esa reducción".

El proyecto propone un IVA del 13% con tarifas diferenciadas de un 2% y un 4% para ciertos sectores, como la canasta básica.

La ministra dijo que, con un IVA de 15%, se podría cubrir el déficit primario, pues cada punto adicional del IVA equivale a 0,45% del PIB.

Ante una consulta de José María Villalta, del Frente Amplio, la ministra dijo que crear el delito de defraudación fiscal generaría un riesgo de que no se recupere lo adeudado por el contribuyente.

Luego de la comparecencia de Aguilar, el socialcristiano Pedro Muñoz aseguró que están complacidos por el compromiso de la jerarca con el combate a la “evasión fiscal aduanal” y alegó que la ministra lanzó una frase lapidaria: “Ella dijo que no cuidar las aduanas es como no cuidar la caja registradora de un supermercado”.

El rojiazul también destacó las medidas para reactivar la economía que Aguilar prometió.

"Me parece fundamental que presenta medidas adicionales que estaría incluyendo en el texto, ya viene puntualmente a señalar que sí va a meter renta global, pero quedan algunos vacíos que, por tema de tiempo, estaremos ampliando posteriormente", expuso la liberacionista Silvia Hernández.

Ella añadió que le interesa saber a quiénes va a incluir esa renta global, cuánto sería el rendimiento de esa medida, cuándo entraría en operación y cómo impacta a tributación.

La titular de Hacienda también solicitó los siguientes cambios:

En IVA

-Depurar el alcance de la tarifa del 2% de IVA sobre la canasta básica, para que impacte positivamente los ingresos fiscales

-Integrar al Gobierno como contribuyente del IVA

-Corregir el error de las operadoras de pensión que se encuentran exoneradas y en tarifa del 4% (se mantienen las exoneraciones)

-Se exonera solo la afiliación a las organizaciones sindicales

En renta

-Se homologa la tarifa del tributo sobre las inversiones al 15% (incluye cooperativas, mutuales y Banco Popular)

-Aclarar la base imponible del diferencial cambiario en el impuesto a utilidades, o sea, la pérdida o ganancia que se tiene al hacer inversiones en otra moneda (actualmente la ley no dice que el diferencial cambiario debe pagar el impuesto, lo que ha generado juicios)

-Homologación de las tarifas sobre remesas al 15% y 25%; porque actualmente hay una gran variedad de tarifas, del 5%, 5,5%, 8%, 10%, 15%, 20%, 25%, 30% y 50%.

-Establecer una norma para evitar que las empresas se sobreendeuden, pues hoy lo hacen como una estrategia para reducir el monto sobre el que tienen que pagar impuestos

-Establecer el año fiscal natural (de enero a diciembre), eliminando el año cafetalero (que cierra en octubre)

-Introducir una norma para regular la doble exoneración o doble no sujeción tributaria de empresas, pues sucede que tienen sucursales y, en un lugar gozan de exoneración de renta y en otro, que no están sujetas al tributo, lo que hace que no paguen impuestos

-Restituir la renta no sujeta de la base imponible de la distribución de utilidades en las ganancias de capital

-Las ganancias de capital van a estar gravadas, así sea una vez que se realicen las operaciones que generen esas ganancias

-Reintegrar en el texto el impuesto de renta sobre ganancias de capital generadas en la bolsa de valores