Rebeca Madrigal Q..   8 noviembre
Instalaciones de una sede del BCR, en San José, banco que tiene operadora de pensiones (imagen ilustrativa). Foto: Juliana Barquero

Miles de personas llamaron o asistieron a las sucursales de las operadoras de pensiones para solicitar el retiro del Fondo de Capitalización Laboral (FCL), ante una información falsa que circuló por Whatsapp.

Se trata de un mensaje acompañado de una imagen del diario oficial La Gaceta, con la publicación de un proyecto de ley de Restauración Nacional que permitiría a todos los asalariados el retiro inmediato del FCL aunque no hayan cumplido cinco años seguidos con un mismo patrono.

En el Banco Popular, por ejemplo, recibieron más de 5.000 consultas entre el miércoles y la mañana de este viernes. Afiliados de la operadora de pensiones también se acercaron a las sucursales pidiendo el retiro, pues dieron por un hecho que se trataba de una ley aprobada y no de un proyecto.

Sin embargo, esa es una propuesta legislativa que ni siquiera ha avanzado en la Asamblea Legislativa. Fue presentada el 23 de octubre y, como cualquier otro proyecto de ley, fue publicada en La Gaceta por requisito legislativo.

Esta es la imagen que circula junto a mensajes falsos. La información que se ve en la imagen es correcta, pero se presta para confusión, pues no se lee que es un proyecto de Ley y se asume que está aprobado.

Ante este inusual movimiento, las operadoras de pensiones enviaron a sus afiliados mensajes aclaratorios con los requisitos vigentes que son la ruptura laboral, fallecimiento, o el cumplimiento de un quinquenio con un patrono, de acuerdo con el artículo 6 de la Ley de Protección al Trabajador.

Así lo aclararon las operadoras BN Vital, Popular Pensiones y la Operadora de Pensiones Complementarias de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

"Con claridad hemos informado y explicado que esa es, por ahora, solo una propuesta contenida en un proyecto de ley presentado recientemente, el cual deberá atravesar todo el trámite legislativo respectivo antes de eventualmente llegar a convertirse en ley... Por ahora, los requisitos para el retiro del FCL se mantienen inalterables”, indicó Róger Porras, gerente general de Popular Pensiones.

El gerente de la operadora de la CCSS, Héctor Maggi, también afirmó: “La gente está llamando a solicitar el adelanto. Desde el día que salió en La Gaceta el proyecto, uno de los grandes problemas es que sale publicado y la gente creyó que hay un cambio, pero es un proyecto de ley”.

Ambos voceros señalaron que dicha propuesta de ley tiene un impacto importante y que requiere de un buen análisis.

“Se deberán conocer, por ejemplo, los puntos de vista de todas las partes involucradas, porque es evidente que esto tiene impactos importantes”, aseguró Porras.

Por su parte, Maggi señaló como contraproducente la iniciativa porque podría permite retirar de inmediato el ahorro que favorece al trabajador cuando queda desempleado por renuncia o despido.

Además, mencionó las dificultades que podrían tener las operadoras para conseguir la liquidez en el mercado, pues la propuesta permitiría que 1,2 millones de cotizantes retiren a la vez unos ¢600.000 millones.

Los mismos riesgos señaló el superintendente de Pensiones, Álvaro Ramos.