Autoridades preocupadas por aumento de manifestaciones de violencia discriminatoria

Por: Patricia Recio 14 febrero

"Reflexionar en un clima de tolerancia y sosiego" y luchar contra los discursos de odio, son algunos de los mensajes que emitieron (por separado) la Iglesia y la Defensoría de los Habitantes, a seis semanas de la segunda ronda electoral.

"Ahora deseamos llamar la atención sobre otros aspectos importantes que nos preocupan sobre nuestra democracia y el futuro, tanto en el corto como en el mediano y largo plazos, de nuestro país", indica el mensaje firmado por los nueve obispos del país .

Los líderes de la Iglesia recalcaron que si bien es común que en tiempos de política se contrasten puntos de vista, proyectos e intereses de sectores de la sociedad, "no está bien la polarización y, mucho menos, las posiciones intolerantes y agresivas entre quienes sustentan posiciones diferentes".

"Es cierto que hay temas que dividen a la población, pero hay muchos otros que la unen. Es necesario rescatar el respeto, la tolerancia, la capacidad de unirnos en torno a la mayor cantidad de temas urgentes para el Desarrollo Humano de toda la población", añadieron.

"Es necesario rescatar el respeto, la tolerancia, la capacidad de unirnos en torno a la mayor cantidad de temas urgentes para el Desarrollo Humano de toda la población”, Conferencia Episcopal

Asimismo, insitieron en la necesidad de lograr acuerdos y de "clarificar los desacuerdos", en procura de construir una propuesta de país con las condiciones para llevar "una vida plena".

Por su parte, la Defensoría de los Habitantes también mostró su preocupación por las recientes manifestaciones de odio y violencia, insulto y exclusión, que, según señalaron, "se han vuelto intolerables para muchas personas, grupos y poblaciones".

Además, ese ente informó de que recibieron datos sobre un aumento "desproporcionado" de los casos de agresión verbal y física a personas LGBTI, desde el día de las elecciones, el 4 de febrero pasado.

Añadieron que personas de esta comunidad también han manifestado temor para ejercer sus derechos políticos en medio del ambiente en que se vive.

El tema de los derechos de esta población se ha convertido en uno de los principales ejes de la campaña política, que también se ha visto atizada con el inicio del curso lectivo y la implementación de los Programas de Afectividad y Sexualidad del Ministerio de Educación Pública.

"Si bien la Defensoría de los Habitantes no ha recibido información específica sobre casos de violencia o discriminación en contra de las personas por sus creencias religiosas, se han dado manifestaciones de intolerancia en redes sociales que no contribuyen a la construcción de un diálogo democrático y pacífico", añadió ese ente.

El ente recordó que aunque la libertad de expresión es un derecho humano, no es un derecho irrestricto, pues los abusos que se cometan en su ejercicio pueden acarrear responsabilidades civiles y penales.

“La Defensoría manifiesta su repudio a manifestaciones que llaman a la violencia y a restringir los derechos de las personas por pertenecer a un determinado grupo”.

"El contenido de los mensajes que se han escuchado en redes sociales en las últimas semanas, y que se han agudizado con ocasión de la entrada a clases, y difundidos por redes sociales y medios de comunicación, revelan manifestaciones que hacen llamados a la negación o restricción de derechos hacia un grupo de la población (definición misma de discriminación), a la violencia, la muerte o, incluso, al exterminio", aseveró la Defensoría.

Luego de la respuesta a la Opinión Consultiva de la Corte IDH en la que se ordenaba al país a garantizar los derechos a las parejas del mismo sexo y posterior a la primera ronda electoral la Defensoría ha recibido mayor cantidad de denuncias por discriminación a estas personas. Fotos: Mayela López
Luego de la respuesta a la Opinión Consultiva de la Corte IDH en la que se ordenaba al país a garantizar los derechos a las parejas del mismo sexo y posterior a la primera ronda electoral la Defensoría ha recibido mayor cantidad de denuncias por discriminación a estas personas. Fotos: Mayela López

La entidad llamó la atención, pues considera que esos llamados en medio de un contexto de tensión, podrían generar violencia, hostilidad y discriminación y llamó al Estado a tomar las acciones para prohibir, prevenir y sancionar esas manifestaciones de odio.

Finalmente, esa autoridad pidió a las personas que sufren amenazas y agresiones, a denunciar estos hechos ante las instancias judiciales correspondientes.

"Las autoridades judiciales deben, por lo tanto, tomar las medidas que sean necesarias para asegurar un clima de confianza que permita a quienes sufren actos de discriminación y amenazas denunciar, así como establecer un mecanismo de registro de estos hechos, cuando estos tienen un tinte discriminatorio", cita el documento.

Etiquetado como: