Por: Rebeca Madrigal.   8 marzo

La expresidenta de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María del Rocío Sáenz y la exvicepresidenta de la República, Lineth Saborío, le dieron la adhesión este jueves al candidato presidencial Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional.

El anuncio lo hicieron en una actividad celebrada en el hotel Crown Plaza, en San José.

Sáenz fue presidenta de la CCSS en la administración de Luis Guillermo Solís hasta junio del año pasado, cuando la Junta Directiva de la institución acordó aumentar en un punto porcentual la cuota de los trabajadores al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), decisión que el mandatario no compartió.

Por su parte, Saborío fue vicepresidenta de la República del 2002 al 2006 durante la administración de Abel Pacheco de la Espriella.

Para la primera ronda electoral, tanto la expresidenta de la CCSS como la ex vicepresidenta trabajaron, como asesoras en temas de salud y seguridad, para la campaña del excandidato del PUSC, Rodolfo Piza, quien optó por firmar un alianza con Carlos Alvarado, del PAC.

"Me siento muy complacida del llamado que se ha hecho para que los socialcristianos pensemos y meditemos de donde es que estamos más cerca y que las cercanía de perspectivas de visiones y de principios está más cerca con don Fabricio que con cualquier otra opción.

"Como trabajadora de la salud, creo que es importante que el sector salud esté bien representado; la CCSS es un elemento de cohesión social en este país, nadie puede negar el peso que tiene para la paz de Costa Rica", dijo la también exministra de Salud, María del Rocío Sáenz.

"Mi experiencia y conocimiento estará a disposición", agregó en su discurso.

Ver más!

Por su parte, Saborío señaló: "¿Desde cuándo tenemos que ocultar nuestros valores?, ¿desde cuándo tenemos que ocultar nuestros principios?, ¿desde cuándo tenemos que meter cosas debajo de la mesa para lograr acuerdos?"

El candidato de Restauración Nacional manifestó que, al igual que Carlos Alvarado, su partido coincidía con los más de 80 puntos de acuerdos que le propuso Piza, sin embargo, indicó que respetaba su decisión de apoyar al aspirante del PAC.

Además de Sáenz y Saborío, también se sumaron a Fabricio Alvarado el exdiputado Carlos Araya y el actual diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Gerardo Vargas Rojas.