Por: Esteban Oviedo, David Delgado C. 21 mayo, 2014

Los magistrados de la Sala IV pidieron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) investigar un correo electrónico, que cada uno recibió la tarde del lunes 12 de mayo, con la amenaza de montar un escándalo en su contra.

Ernesto Jinesta, magistrado de Sala IV, habló de la amenaza. | ARCHIVO
Ernesto Jinesta, magistrado de Sala IV, habló de la amenaza. | ARCHIVO

Así lo expuso ayer el juez Ernesto Jinesta durante una sesión extraordinaria de Corte Plena.

Jinesta adujo, que ese lunes, diario Extra publicó que ellos decidirían, al día siguiente, si admitían un recurso de amparo contra la designación del obispo luterano, Melvin Jiménez, como ministro de la Presidencia.

“La Sala Constitucional recién iba a conocer de la admisibilidad del amparo planteado contra el ministro de la Presidencia, del partido de gobierno, y empezamos a recibir amenazas por correo electrónico sobre otros temas, pero evidentemente eran amenazas en contra de la Sala porque iba a conocer un tema álgido”, dijo Jinesta.

Añadió que les escribieron: “Vamos a hacerles un escándalo”. Aunque no pudo asegurar si existe conexión entre los hechos, alegó: “Llama la atención que hay una gran cercanía temporal”.

Según Jinesta, el OIJ procura precisar el origen de los correos.

El martes 13, el tribunal constitucional admitió el recurso que cuestiona la designación de Jiménez, en el tanto la Constitución Política exige que los ministros de gobierno pertenezcan al estado seglar (sin ordenación clerical).

El Gobierno ya justificó el nombramiento de Jiménez en un escrito enviado a la Sala IV. Para el Ejecutivo, los miembros de la Iglesia luterana son ciudadanos seglares, pues la Constitución establece que la religión oficial es la católica.

Etiquetado como: