Rebeca Madrigal Q.. 25 abril
Conferencia de prensa con el expresidente Luis Guillermo Solís, en la sede del PAC. Lo acompañaron su esposa, Mercedes Peñas Domingo, y la diputada oficialista Paola Vega (fuera de la imagen). Foto: Rafael Pacheco.
Conferencia de prensa con el expresidente Luis Guillermo Solís, en la sede del PAC. Lo acompañaron su esposa, Mercedes Peñas Domingo, y la diputada oficialista Paola Vega (fuera de la imagen). Foto: Rafael Pacheco.

El expresidente de la República, Luis Guillermo Solís, aseguró que su Gobierno actuó de forma responsable con el presupuesto 2018, pese al hueco presupuestario que evidenciaron meses después la administración Alvarado Quesada y la Contraloría General de la República (CGR).

“Mi Gobierno actuó con absoluta responsabilidad para impedir que el déficit estructural golpeara los bolsillos de los costarricenses, especialmente en diciembre del 2017”, expresó el exmandatario en una conferencia de prensa realizada la tarde de este jueves en la casa del Partido Acción Cuidadana (PAC), en San Pedro de Montes de Oca.

Solís asegura que su gobierno fue responsable con las finanzas públicas, pese a hueco presupuestario

En la reunión con los medios de comunicación, el expresidente afirmó que su administración (2014-2018) fue cauta con las finanzas públicas.

“De manera responsable, trabajamos en una serie de alternativas para atender todos los gastos del Gobierno, además de que el equipo técnico de Hacienda seguiría en sus puestos y daría continuidad a cualquier medida”, prosiguió.

Este martes, la mayoría de diputados de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos recomendó inhabilitar a Solís para ejercer cargos públicos, por cuatro años, debido al hueco de ¢600.000 millones que su gobierno dejó en el presupuesto para pagar deuda pública en el 2018.

El informe de la investigación al respecto concluye que el político ocultó el tamaño real de la deuda por motivos electorales, a un año de las elecciones nacionales.

Según el expresidente, la presentación de dicho documento no es “accidental”, pues se acogió en la comisión a dos días de la develación de su retrato en el Congreso.

Como lo ha hecho en otras ocasiones, Solís enfatizó que desconocía la situación: “Es preciso reiterar que nunca fui informado por el responsable de Crédito Público de Hacienda de que había un riesgo de hacer pagos sin contenido presupuestario. También, entiendo que no lo fueron otros jerarcas del Ministerio de Hacienda”.

Solís descartó que la señalada subestimación del presupuesto 2018 se debiera intereses político-electorales. “Si en algo insistí fue en no convertir a la Presidencia, como lo había sido a lo largo de muchos años antes, en una fuente de recursos que hubiese sido para favorecer a algún partido político en una campaña electoral”, dijo.

Aseguró que ha asumido la responsabilidad política por estos hechos.

Además, dijo que, con declaraciones, figuras del Partido Liberación Nacional (PLN) espantaron a los inversionistas en una subasta de bonos por $1.500 millones que habría ayudado a financiar el presupuesto del 2018.

“No nos dejaron por esa innecesaria angustia de llegar al poder”, señaló. Mencionó como responsables de esas críticas al entonces candidato presidencial, Antonio Álvarez; a su asesor de campaña, Gerardo Corrales; y al expdiputado Rolando González, quienes cuestionaron la legalidad de esa colocación de bonos.

Posterior a la conferencia de prensa de Solís, el PLN respondió: “Son desafortunadas las declaraciones del expresidente Solís y ha quedado ampliamente demostrada la responsabilidad de él como jerarca, y de su gobierno, por la indolente gestión que resultó en el desequilibrio financiero, en un desequilibrio fiscal extremo que tuvo que se resuelto, de forma urgente, por la actual Asamblea Legislativa”.

“Fue Luis Guillermo Solís quien, el 2 de agosto del 2017, en una cadena nacional, dio declaraciones irresponsables, inoportunas y desafortunadas que provocaron un clima de incertidumbre e inseguridad en los mercados financieros internacionales”.

“Atribuir ese acto a políticos liberacionistas que ni siquiera ejercían cargos públicos resulta absurdo, pero además es un intento desesperado de evadir la responsabilidad política y legal. Es un recurso al que Solís ha acudido con frecuencia, en el pasado, con tal de no asumir su propia responsabilidad por la situación fiscal precaria que fue ocultada intencionalmente, incluso al actual gobierno, que es también de su partido político”, expuso Liberación.

(Video) PLN rechaza acusaciones de Luis Guillermo Solís

En otra parte de la conferencia, el expresidente dijo que “lo que llaman hueco fiscal no es ni un robo, ni una malversación, ni sustracción de dinero”.

Cemento chino

Al igual que lo hizo en el pasado, el exmandatario señaló que su administración actuó con criterio ante el caso del cemento chino que involucró a funcionarios del Gobierno, de la Asamblea Legislativa y del Poder Judicial.

Esta semana, la exdirectora sustituida del Banco de Costa Rica (BCR), Mónica Segnini, reveló ante los diputados que Solís no la escuchó cuando ella intentó denunciarle lo que ocurría en el BCR, donde el empresario Juan Carlos Bolaños, de la empresa Sinocem, obtuvo una línea de crédito para importar cemento chino la cual hoy es investigada por la Fiscalía.

Sobre las declaraciones de Segnini, Solís sostuvo que no fue advertido ni verbal ni por escrito sobre las preocupaciones de la exdirectiva.

Además, descartó cualquier represalia antojadiza contra los exdirectivos del BCR. En ese sentido, señaló que sus suspensiones se debieron a un informe de la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF) con advertencias sobre roces entre la Junta Directiva del banco.

Destacó que fue la administración Alvarado Quesada la que terminó por destituir a los directivos.

“Acerca del informe de las investigaciones de los créditos bancarios del cemento, debo recalcar que quien realmente está interesado en conocer la verdad de lo ocurrido debe leer el informe que les voy a entregar, de la Superintendencia General de Entidades Financieras”, prosiguió el exmandatario.

“Claro que he hecho una reflexión a posterior a todo lo que pudo haber pasado en el tema del cemento y, desafortunadamente, una gestión de política pública... en algún momento, por medio de algunas personas, eso se torció y eso me duele mucho porque en una gestión de un gobierno, donde no hubo escándalos, se haya visto afectada por posibles actos de corrupción de personas que están siendo que investigadas”.

“Por supuesto que he pensado mucho en lo que pasó, en si se pudieron haber tomado recaudos para impedir en que ello ocurriera”, añadió.

Administración ‘responsable’

El exmandatario insistió en que su gobierno procedió con integridad y destacó que él también lo ha hecho.

“Siempre he actuado apegado a la ley y pensando en el mejor interés para el país, con honestidad y transparencia, y he comparecido de manera reiterada en todas las instancias a las que he sido citado”.

Este jueves, día de su cumpleaños número 61, Solís develará su retrato en el Salón de Expresidentes y Expresidentas de la República de la Asamblea Legislativa.

A esa actividad, a la cual están invitadas alrededor de 200 personas allegadas al exmandatario, asistirán el presidente Carlos Alvarado y la primera dama, Claudia Dobles.

“Será un placer encontrarnos con ellos”, expresó el exmandatario.