Por: Gerardo Ruiz R. 7 diciembre, 2015
Laura Chinchilla (izq. de celeste) se reunió con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (centro) antes de las elecciones parlamentarias de este domingo.
Laura Chinchilla (izq. de celeste) se reunió con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (centro) antes de las elecciones parlamentarias de este domingo.

San José

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, llamará a la exmandataria Laura Chinchilla para informarse sobre los incidentes que ella denunció haber sufrido en Venezuela, país al que viajó el fin de semana para observar las elecciones parlamentarias.

Ayer domingo, trascendió que el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano ordenó quitarles las credenciales de "acompañantes políticos" a Chinchilla, al expresidente Miguel Ángel Rodríguez y a cuatro exgobernantes latinoamericanos más. Asimismo, Chinchilla denunció que el chavista Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional local, pidió expulsarlos del país por cuestionar el proceso electoral.

Anoche, Solís calificó de confusa la situación. Este lunes, indicó que se comunicará telefónicamente con Chinchilla cuando ella regrese al país, para informarse más sobre el ambiente político que le tocó enfrentar en Venezuela.

"Hubo mucha confusión. Vi diferentes mensajes (en redes sociales) de la señora expresidenta. En todo caso, solicité el máximo respecto a su alta investidura, como era esperable", comentó.

El mandatario afirmó que, de inmediato, la Cancillería se interesó por garantizar que estuvieran bien Chinchilla, Rodríguez y tres diputados socialcristianos que también viajaron a Venezuela.

"Una vez que aquí esté doña Laura, la llamaré para consultar sobre cómo estuvo la situación", contestó Solís sobre si su gobierno pedirá explicaciones formales a las autoridades venezolanas sobre lo dicho por Chinchilla, quien viajó invitada por la Mesa de la Unidad Democrática de Venezuela, que es la alianza de una veintena de partidos políticos opuestos a la presidencia del chavista Nicolás Maduro.

Este lunes, luego del triunfo de la oposición venezolana, que pasará a dominar el Parlamento, Chinchilla publicó en su página de Facebook el informe que redactaron los expresidentes observadores.

Entre sus conclusiones del proceso, los políticos destacaron que, pese a las falencias del sistema electoral venezolano, señaladas por la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el pueblo acudió a votar masivamente en una votación de medio periodo que adquirió carácter de plebiscito sobre la gestión de Maduro, tocada por la crisis económica que azota a Venezuela.

"La victoria parlamentaria de la oposición fue inmediatamente reconocida por el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, con lo que hizo buena la palabra empeñada ante nuestra misión y su disposición de afirmar la convivencia democrática", se lee en el documento.