Política

Luis Guillermo Solís evita referirse a futuro de viceministro allanado por la Fiscalía General

Mandatario reiteró "total apoyo" a acciones del Ministerio Público de este miércoles

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, declinó referirse al futuro del viceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez, luego de que su oficina y casa fueron allanadas la mañana de este miércoles por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), a solicitud del Ministerio Público, por sus nexos con el caso del cemento chino.

Solís, quien inauguró este miércoles las operaciones en Costa Rica de la empresa transnacional MSD, en Santa Ana, se limitó a reiterar su apoyo y el de su Gobierno a las acciones que el Ministerio Público echó a andar desde el 3 de noviembre pasado, para esclarecer un presunto tráfico de influencias de autoridades políticas en favor de importador de cemento, Juan Carlos Bolaños.

"Hasta ahí vamos con la declaración ahora, vamos a dejar que las instituciones judiciales hagan su trabajo como corresponde", se limitó a afirmar el gobernante cuando La Nación le consultó sobre qué decisión tomará su administración sobre el futuro de Rodríguez.

Aunque Solís optó por la cautela este miércoles, en el pasado ha sido reiterativo al afirmar que mantendrá en su cargo a Rodríguez a pesar de que es uno de los funcionarios cuestionados por haberse involucrado en capítulos del caso del cemento chino.

Según se reveló en la Asamblea Legislativa, a mediados del 2016, Rodríguez consultó al entonces director de Aduanas, Benito Coghi, por un cargamento de 20.000 toneladas de cemento importado por Bolaños, el cual tenía problemas para desembarcar.

Según Rodríguez, él decidió hacer las consultas a Coghi después de ser contactado por el diputado Víctor Morales Zapata quien, según el viceministro, le hizo creer que consultaba sobre el tema en nombre del presidente de la República.

Rodríguez le escribió un correo al director de Aduanas para decirle que el "Big Chief" (en alusión al presidente) estaba a la espera de que se aclarara el tema. Y después de que el cemento fue desembarcado mediante una figura llamada habilitación temporal, le dijo que había ganado puntos en Zapote.

Luego de que el exdirector de Aduanas reveló los detalles ante la Comisión Investigadora de Créditos Bancarios del Congreso, el viceministro aceptó que el término lo usó para referirse al presidente Solís.

El viceministro insistió en que había sido engañado por el diputado Morales Zapata y que lamentaba haber involucrado al presidente Solís en el capítulo del desalmacenaje del cemento, cuando a él le constaba que el mandatario nunca intervino en favor del empresario cementero, quien hoy guarda prisión preventiva por cuatro presuntos delitos.

Pese a las dificultades políticas que le ha generado a Fernando Rodríguez su nexo con el caso de presunta corrupción, Casa Presidencial decidió mantenerlo al frente de las negociaciones del paquete de impuestos que envió hace dos semanas a los diputados.

El argumento de Zapote es que Rodríguez es quien maneja el detalle técnico del proyecto y que lo conveniente es que se mantenga al frente de las negociaciones, pese a que cuatro bancadas legislativas solicitaron al Gobierno que lo remueva de las negociaciones.

Respecto de los allanamientos de este miércoles, Solís se inclinó por repetir lo que ya había dicho el 3 de noviembre, cuando la Fiscalía ordenó la detención de Bolaños, del gerente general suspendido del Banco de Costa Rica (BCR), Mario Barrenechea y de otros cinco altos jerarcas de ese banco.

"El pueblo de Costa Rica quiere la tranquilidad de saber que sus instituciones judiciales hacen el trabajo según lo que establece nuestro Estado de Derecho y en ese sentido el Gobierno lo que debe hacer es acatar las resoluciones de allí se deriven, al tiempo que respetamos el ejercicio completo de las potestades de la Fiscalía General para proceder a derecho", recalcó.

Solís dijo que el ejercicio que está realizando el país en torno al caso del cemento es propio de una democracia madura.

"Este proceso que está en evolución requiere de parte de la ciudadanía tranquilidad y confianza en las instituciones de la administración de justicia y de parte del Poder Ejecutivo el mayor apoyo que requieren para que puedan realizar su trabajo con profundidad", cerró el gobernante.

Hace quince días, al retornar de una larga incapacidad por una operación de próstata, Solís aceptó que el caso del cemento chino ha golpeado la imagen de su administración.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.